Tres prácticas de automatización en ciberseguridad que optimizan la capacidad de respuesta ante el creciente panorama de amenazas

El creciente desarrollo de la digitalización de las empresas ha puesto en evidencia la necesidad de reforzar su capacidad de ciber resiliencia, sobre todo en un contexto actual marcado por el aumento de los ataques de malware que afectan a cualquier empresa, sin importar el sector al que pertenezcan. De hecho, según el último estudio sobre el Estado de la Ciberseguridad en España llevado a cabo por Deloitte, el 94% de las empresas españolas ha sufrido al menos un incidente grave de ciberseguridad.

ThreatQuotient, líder en plataformas de ciberseguridad, permite a través de su tecnología de análisis que los equipos de seguridad puedan aprovechar los datos adecuados para comprender y priorizar las amenazas más relevantes, gracias a sus herramientas para acelerar la detección y respuesta a los ataques. “La automatización de los procesos de ciberseguridad se presenta como una solución cada vez más efectiva ante un panorama de innumerables amenazas, pues permite la detección y respuesta ampliada (XDR) en todas las fases de las operaciones de seguridad, incluyendo la detección, la investigación y la respuesta”, aporta Eutimio Fernández, Director General de ThreatQuotient para España.

Para entender mejor la eficacia de la automatización en seguridad, la compañía comparte tres casos de uso que suponen tres vías diferentes a través de las cuales las empresas pueden aumentar su capacidad de resiliencia:

· Gestión de la inteligencia sobre amenazas: La práctica de agregar, desduplicar y analizar los datos sobre amenazas para proporcionar un contexto a los procesos de toma de decisiones es fundamental para la práctica general de la seguridad. El trabajo del analista de inteligencia sólo puede comenzar una vez que se tiene un conjunto de datos limpio, para después compartir dicha información con otras áreas de la organización. La gestión de la inteligencia sobre amenazas es el punto de partida para la automatización de la seguridad y XDR.

· Triaje de spear phishing: Este tipo de ataque se manifiesta a través de un intento de estafa por correo electrónico, un tipo de amenaza cada vez más frecuente contra la que los profesionales de ciberseguridad llevan años intentando lidiar. La automatización del proceso de análisis de los correos electrónicos de phishing reduce en gran medida el tiempo y el esfuerzo a la hora de clasificar un incidente, permitiendo que los analistas se liberen para centrarse en tareas más estratégicas.

· Evaluación de la vulnerabilidad: En momentos determinados, sólo una pequeña fracción de las vulnerabilidades existentes es explotada activamente. La automatización de los flujos de trabajo de inteligencia de amenazas resulta imprescindible para que los equipos de gestión de vulnerabilidades puedan profundizar en el panorama de amenazas y elaborar perfiles de riesgo. A su vez, esto les permite evolucionar más fácilmente su flujo de trabajo de gestión de vulnerabilidades para adaptarse a su entorno dinámico y actuar más rápidamente, ya sea aplicando parches o iniciando controles compensatorios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.