Los robos de identidad siguen creciendo en España

Robar la identidad de una persona nunca ha sido tan fácil. Con el uso continuo y acentuado de la tecnología en diferentes esferas de la vida cotidiana, todo cuidado es poco. Ya son muchas las personas que están conectadas a Internet la mayor parte del día ya sea para ver una serie, trabajar, hablar con un amigo, hacer la compra o gestionar las finanzas. No obstante, el uso exacerbado de Internet viene acompañado de un incremento de robos y filtraciones de datos o campañas de suplantación de identidad.

Por otro lado, se ha normalizado el acto de compartir detalles de la vida personal en las redes sociales y muchas veces no tomamos el debido cuidado al publicar información privada en la red. Esos descuidos son de gran ayuda para los ciberdelincuentes, ya que les resulta más fácil hacerse con los datos personales de otras personas y robar sus identidades en poco tiempo.

Con este panorama repleto de facilidades, los estafadores cuentan con grandes ventajas para, por ejemplo, vaciar las cuentas bancarias e inversiones de las víctimas, abrir nuevas líneas de crédito o robar sus devoluciones de impuestos. Solo en Estados Unidos, las pérdidas por todo tipo de fraudes de identidad alcanzaron los 56.000 millones de dólares en 2020, según un estudio reciente. Este dato no es muy diferente en el escenario español, ya que según el último estudio de Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, España es el país con más víctimas por fraude de identidad en la red de todo el continente europeo.

En este sentido, y con el fin de concienciar a los ciudadanos y ayudarlos para evitar que sean víctimas de fraudes y robo de identidad, ESET, compañía pionera en protección antivirus y experta en ciberseguridad, ha recopilado 10 consejos clave para estar a salvo de los ciberdelincuentes:

  1. Utiliza tus datos personales con cuidado, especialmente los datos sensibles como la fecha de nacimiento, la ocupación, la dirección y los datos bancarios. Solo indica tu fecha de nacimiento si es realmente necesario.
  2. Sigue las mismas reglas durante las llamadas telefónicas: tú no eres la persona obligada a proporcionar información, sino la persona que llama.
  3. Asegúrate de utilizar contraseñas seguras y no dejes que nadie mire por encima de tu hombro cuando te conectes a un servicio online.
  4. No realices transacciones delicadas ni compartas datos confidenciales mientras utilizas puntos de acceso Wi-Fi públicos.
  5. Mantén actualizados los sistemas operativos y todos los programas de tus dispositivos. Apuesta por la seguridad de tus dispositivos contra robos con protección de acceso y cifrado, además de descargar software de protección solamente desde sitios legítimos.
  6. Utiliza una solución de seguridad de confianza para protegerte contra el malware y los sitios web que piden tu información personal.
  7. Ten cuidado al abrir enlaces y archivos adjuntos en los correos electrónicos. Nunca hagas clic en enlaces o descargues archivos adjuntos en los mensajes a menos que verifiques que son auténticos.
  8. Comprueba regularmente los cargos de tu cuenta y los gastos de tu tarjeta de crédito. Utiliza las funciones de notificación de las entidades de crédito y las aplicaciones bancarias.
  9. Utiliza servicios como Have I Been Pwned para comprobar si tus datos o tu información de acceso se han visto afectados por un robo de datos conocido.
  10. Comprueba tu solvencia a través de las agencias de información crediticia de tu país de residencia.

Josep Albors, director de investigación y concienciación de ESET España, declara: “Cada vez es más común ver robos de identidad en nuestro entorno. Estos están muy relacionados con el phishing y otras técnicas de ingeniería social que a menudo se usan para conseguir información privada de la víctima. Por ello, es fundamental cuidar los perfiles públicos en redes sociales u otros servicios online, ya que estos también pueden ser la fuente para adquirir información y permitir a los criminales hacerse pasar por sus víctimas.”

Cabe destacar que un robo de identidad recopila suficiente información, permitiendo a los ciberdelincuentes utilizar los datos de sus víctimas para realizar compras, tomar el control de sus cuentas o emprender acciones legales en su nombre. A corto plazo, las personas afectadas pueden sufrir pérdidas financieras debido a retiradas de efectivo no autorizadas y compras realizadas a su nombre.

Aunque se hable cada vez más sobre el tema y de cómo estar preparado ante los posibles fraudes, Josep Albors también revela cómo actuar frente a los robos de identidad: “Sobre todo, es importante presentar una denuncia ante la Policía y denunciar el robo de identidad a la emisora de la tarjeta de crédito. También es recomendable anular inmediatamente los cargos directos no autorizados, y, en el caso de que se haya transferido dinero desde tu cuenta, informar a tu banco o prestamista y pedir que se bloqueen las cuentas y tarjetas de crédito afectadas. Por último, pero no menos importante, tras sufrir un robo de identidad es primordial cambiar las contraseñas de las cuentas afectadas y de todas las demás cuentas en las que se hayan utilizado las mismas credenciales de acceso”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.