Capítulo 11 – Manual de Buenas Prácticas para la digitalización de las PYMES

Durante los últimos meses la actividad económica ha estado marcada por la pandemia de la COVID-19. Debido a los contratiempos ocasionados por la expansión global del coronavirus muchas empresas han apostado por la digitalización de sus organizaciones. Sin duda este hecho ha supuesto un antes y un después para miles de negocios, que han dado un giro vertiginoso en su organización, concepción y forma de trabajar apostando por los servicios y comunicación online.

A continuación, compartimos contigo las últimas tres píldoras informativas elaboradas por el Grupo QDQ acerca de la plataforma e-commerce, uno de los pilares de la digitalización, por si te resultaran interesantes para compartirlas con tus lectores.

Estos tres consejos y sugerencias forman parte del Manual de Buenas Prácticas que la compañía ha elaborado con el objetivo de ayudar a las pymes a resolver todas sus necesidades, dudas y consultas asociadas a sus necesidades de transformación digital.

  1. Aspectos que tener en cuenta al diseñar un e-commerce: El e-commerce requiere de planteamientos previos a su puesta en marcha que abarcan, desde la optimización de las imágenes, hasta una categorización de productos coherente. En los negocios online, las imágenes, los videos, así como las descripciones de los productos, son imprescindibles para hacer que una venta se realice, hay que cuidarlas muchísimo.
    Respecto a la categorización de los productos, siempre hay que tener una idea clara: que el cliente potencial encuentre lo que busque, y eso pasa por organizar la tienda por categorías para que la navegación sea fácil e intuitiva. De lo contrario, no encontrarán los que buscan, se perderán y se irán. Por ello es clave, que exista un botón de compra bien claro junto al precio del producto, así como el descuento si lo hubiera. También los gastos de envío, política de devoluciones y métodos de pago. Se puede completar con datos como valoraciones de otros usuarios para mejorar la confianza sobre el producto y recomendaciones de productos relacionados para fomentar la compra de más de un producto, y por supuesto un Chat en vivo, porque el contacto directo con la marca para aclarar dudas contribuye a mejorar la experiencia de usuario y a fidelizar al cliente.
  2. Cuidado del escaparate online: ¿En qué casos es recomendado plantearse una plataforma de e-commerce?: Existen varios aspectos de los que las pymes han de ser conscientes antes de poner en marcha una plataforma de e-commerce. En primer lugar, es importante saber que no basta con crear una tienda online y esperar a que lleguen las ventas. Invertir en posicionamiento SEO es fundamental para conseguir el tráfico hacia el site, y diseñar una campaña de SEM es esencial para alcanzar un ROI positivo.
    Otra de las características a tener en cuenta es que la tienda ha de estar adaptada al tipo de producto que se busca vender. No requiere el mismo planteamiento una pyme que vende productos, que aquella que ofrece servicios, la cual debería incluir otro tipo de soluciones digitales más adaptadas a sus necesidades, como la opción de solicitud y/o reserva de citas en su web. Es crítico elaborar fichas de producto, establecer precios, fotografías… Todo ello de forma atractiva.
    Identificar el ámbito geográfico en el que se quiere crecer es crítico. Las pymes necesitan establecer si quieren vender de forma local, nacional, o internacional cuáles son los métodos de transporte asociados que van a ofrecer a los usuarios, porque la rapidez en los envíos es algo crítico para impulsar la experiencia de usuario. Para el comprador la experiencia es muy diferente si espera dos días para recibir un producto que si este tarda dos semanas en llegar.
  3. ¿Cuándo es crítico un e-commerce para la pyme?: El tamaño y el grado de madurez de la compañía son los dos marcadores que aconsejan el planteamiento de un e-commerce para optimizar las oportunidades de negocio de las pymes.
    Una plataforma de e-commerce es ideal para aquellas pymes que ya cuentan con una trayectoria establecida porque les permite extender su ámbito de acción más allá de la tienda física. También para aquellos negocios en funcionamiento, que ya hayan comercializado -de forma online o presencial- productos o servicios y que cuenten con una cierta experiencia en logística.
    El e-commerce también es la opción ideal para aquellos negocios que ofrecen productos o servicios físicos, que se prestan de forma tangible -no para aquellos servicios digitales del tipo descargas, viajes, eventos, servicios informáticos, apuestas, formación online, etc.
    También es imprescindible contar con plataforma de comercio electrónico cuando la pyme cuenta con un catálogo de productos muy amplio, pero bien consolidado y estructurado y que ha decidido invertir en marketing digital, o publicidad para dar a conocer su tienda online.

En los próximos meses el Grupo QDQ continuará avanzando algunos de los aspectos más relevantes de su Manual de Buenas Prácticas para la digitalización de las pymes, que a causa de las complicaciones ocasionadas por el Covid-19, se ha reorientado para ayudar a las pymes, tanto en su recuperación, como en su crecimiento y sostenibilidad. Si necesitas más información, o material fotográfico, no dudes en contactar con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .