Vuelta al (tele)trabajo: cómo ser más productivo en casa con productos Smart Home

El teletrabajo ha pasado de ser una opción a una necesidad: la crisis sanitaria por coronavirus ha tenido un gran impacto en la vida laboral y tanto empresas como profesionales han optado por el trabajo en remoto para reducir las posibilidades de un posible contagio. La fórmula, que cuenta con numerosas ventajas —se ahorran desplazamientos y mejora la conciliación laboral, personal y familiar—, es también una oportunidad para demostrar que es posible ser productivo sin importar desde donde se esté trabajando.

La productividad laboral es un parámetro que depende de muchos otros —disciplina, voluntad o las herramientas que se utilizan—, pero que tienen como factor limitante las distracciones. Y, aunque la concentración es mayor en el hogar, también hay varios elementos que pueden interrumpir la actividad laboral: llamadas, visitas, tener niños en casa o incluso tener la televisión encendida. En este sentido, es posible hacer uso de la tecnología para mejorar la productividad: la Smart Home permite reducir la carga de actividades diarias, automatizar diferentes áreas del hogar y realizar varias tareas con solo un comando de voz.

SPC, la compañía tecnológica especializada en productos smart, propone cuatro maneras de utilizar los dispositivos Smart Home en el hogar para conseguir unas condiciones óptimas para trabajar desde casa y mejorar la productividad.

  1. Evita que las visitas inesperadas te distraigan
    Los vecinos pueden llamar a tu puerta por diferentes motivos, desde pedir sal hasta para recoger la toalla que se le acaba de caer en tu patio mientras tendía. El cartero comercial o un repartidor también pueden sumarse a esta lista de visitas inesperadas que no queda más remedio que atender si no quieres que te quemen el timbre.

Para controlarlas, se puede hacer uso de una cámara de vigilancia inteligente que cuente con un sistema de comunicación bidireccional, de forma que el usuario puede interactuar con la persona que se encuentra al otro lado de la cámara y escuchar sus respuestas, a través del smartphone. De esta manera, puedes ver cuándo una visita se está acercando y contestarle de manera remota a través del móvil, ahorrando tiempo.

  1. Climatizar de manera inteligente
    La temperatura es otro de los factores que impacta en la productividad: los ambientes con temperaturas de más de 30 grados centígrados y por debajo de los 15 grados reducen hasta un 10% la productividad del trabajador, por lo que lo ideal es mantenerla entre los 21 y los 26 grados.

Dispositivos como el calefactor SPC Calidum se apagan automáticamente al llegar a la temperatura configurada, activándose de nuevo cuando se detecta un cambio en la temperatura ambiente. Además, al ser inteligente, permite controlar desde el smartphone el resto de funcionalidades, como encender el calefactor a una hora fijada o cuando se abra una puerta, y crear automatizaciones entre los dispositivos de SPC Smart Home. Otros gadgets de la marca, como Conforto AC, un ventilador de techo ultrasilencioso, 3 velocidades diferentes y una lámpara con 3 modos de luz; u Horus, que permite controlar los aparatos de aire acondicionado de manera inteligente, ofrecen los mismos beneficios.

  1. Mantén el espacio de trabajo ordenado
    Otro consejo es preparar el espacio de trabajo para que sea lo más cómodo posible. Esto te ayudará a interiorizar que, aun estando en casa, estás trabajando, y te permitirá crear rutinas y horarios de trabajo para desempeñar tus tareas de forma eficiente.

En este sentido, los robots aspiradores como Baamba® Gyro Pro Suction 4400 permiten que el suelo del área de trabajo esté siempre limpio: su función Pro Suction, una potente turbina que maximiza la gran potencia de succión del robot hasta los 4400 Pascales, permite limpiar más rápido y lograr una limpieza en profundidad de manera silenciosa (con un nivel sonoro por debajo de los 64 dB). Más ventajas: no está solo diseñado para aspirar, sino que también pueden pasar la mopa y fregar.

Otro truco es tener todos los dispositivos electrónicos organizados, preparados y siempre a mano: hay regletas inteligentes como Clever Power Strip, que dispone de 3 puertos AC y 4 USB, que se podrán programar de forma individualizada para tener conectados siempre todos tus dispositivos (altavoces portátiles, el estuche de carga de los auriculares, tablet, portátil o móvil).

  1. Alexa, a trabajar
    Si se cuenta con un asistente inteligente, como Google Assistant o Amazon Alexa, es posible utilizar un simple comando de voz para que cualquier habitación del hogar se convierta en un espacio de trabajo preparado para aguantar toda una jornada laboral sin distracciones.

Existen diferentes kits de dispositivos Smart Home, que incluyen varios productos IoT, diseñados para ofrecer este tipo de experiencias concretas a un precio muy asequible. Por ejemplo, gracias a los kits de confort de SPC, con simplemente decir “Alexa, a trabajar”, es posible conseguir que el televisor se apague automáticamente, que la iluminación del salón cambie a tonos fríos —de entre 4.000 y 5.000 k, los más apropiadas para crear un ambiente de trabajo que requiera fijar la vista en distancias cortas y prestar mucha atención—, y que la cafetera comience a funcionar. Y todo de manera simultánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .