Día Mundial de los Refugiados

varios_logo_googleCuando Walaa envió una fotografía a las redes sociales para reflejar la violencia en Jairoud – su ciudad natal en Siria-, fue encarcelado de forma violenta durante tres meses. Posteriormente, huyó del país con su familia, cruzando Turquía hasta llegar a Grecia, donde se encuentran ahora en un campo de refugiados cerca de la frontera con Macedonia.

Aunque Internet contribuyó a su huida de Siria, la conectividad ha tenido también un papel de gran importancia a la hora de ayudarle a reconstruir su vida en Grecia. Mientras vivía en el campo de refugiados, Waala utilizó YouTube para aprender inglés, y su dominio del idioma es ahora tan bueno que le ha permitido realizar tareas de defensor comunitario y traductor. Pero Waala afirma que aún tiene mucho por hacer: el siguiente paso es aprender griego.

Sigue leyendo