Día Mundial de los Refugiados

varios_logo_googleCuando Walaa envió una fotografía a las redes sociales para reflejar la violencia en Jairoud – su ciudad natal en Siria-, fue encarcelado de forma violenta durante tres meses. Posteriormente, huyó del país con su familia, cruzando Turquía hasta llegar a Grecia, donde se encuentran ahora en un campo de refugiados cerca de la frontera con Macedonia.

Aunque Internet contribuyó a su huida de Siria, la conectividad ha tenido también un papel de gran importancia a la hora de ayudarle a reconstruir su vida en Grecia. Mientras vivía en el campo de refugiados, Waala utilizó YouTube para aprender inglés, y su dominio del idioma es ahora tan bueno que le ha permitido realizar tareas de defensor comunitario y traductor. Pero Waala afirma que aún tiene mucho por hacer: el siguiente paso es aprender griego.


A medida que los refugiados tienen que adaptarse a nuevas situaciones en Europa, el acceso a la información y a la educación resulta crucial para ayudarles a desarrollar las habilidades y los conocimientos que necesitan. El pasado otoño os animamos a donar fondos a través de una campaña pública para ayudar a los refugiados a acceder no solo a ayuda humanitaria básica, sino también a recursos para establecer puentes con sus nuevas comunidades.

Desde entonces, hemos podido crear un centro de información online para los refugiados, con la ayuda del International Rescue Committee; elaborar unas Tarjetas de Traducción para permitir al personal de campo comunicarse en diversos idiomas y de forma más fácil, gracias a la colaboración de la agencia humanitaria Mercy Corp; asociarnos con NetHope para la instalación de una red WiFi de bajo coste en los campos de refugiados y ofrecer soporte a la educación a través de Kiron University, una organización sin ánimo de lucro creada para ofrecer cursos universitarios personalizados para los refugiados disponibles tanto online como offline.

Además de Walaa, hemos observado que otros refugiados están encontrando formas de adaptarse a sus nuevos entornos gracias a Internet y al acceso a la educación. Por ejemplo, tenemos el caso de Ahmed, un antiguo estudiante iraquí de Informática que ahora reside en Berlín. Mientras espera a su permiso de trabajo, imparte clases de código en centros de bienvenida a refugiados, dentro de la iniciativa Project Reconnect, un proyecto que lanzamos con NetHope para proporcionar Chromebooks a organizaciones sin ánimo de lucro. Kashif, que viajó por siete países desde un pequeño pueblo de Paquistán hasta llegar a Berlín, se encuentra estudiando con la ayuda de Kiron y sueña con trabajar como ingeniero en la NASA.

Esperamos que el Día Mundial de los Refugiados tengas tiempo para escuchar las historias de más personas que se han visto obligadas a dejar sus países y que están realizando un gran esfuerzo para reconstruir sus vidas. Asimismo, nos gustaría contar con tu apoyo a las organizaciones que están ofreciendo ayuda los refugiados.

Deseamos expresar nuestro más sincero agradecimiento a todas las personas que realizaron una donación el año pasado y os animamos a seguir ofreciendo apoyo a nuestros socios en esta tarea tan importante. Aunque el impacto de esta crisis de los refugiados va a seguir sintiéndose durante muchos años, continuaremos encontrando formas de ayuda para paliarla.
Publicado por Jacquelline Fuller, Directora de Google.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .