Claves para lograr edificios más sostenibles

El día del ‘sobregiro’, la fecha en la que la humanidad ha utilizado todos los recursos biológicos que la Tierra regenera durante el año, sigue adelantándose. Hace 50 años era el 14 de diciembre, mientras que en 2022 avanzó hasta el 28 de julio.

La reducción de las emisiones de carbono desempeña un papel esencial en la ralentización del cambio climático. Y el sector construcción es de los más contaminantes: genera casi el 40% del total de las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía[i].

“Tradicionalmente, la respuesta de la industria se ha centrado en la eficiencia energética, pero no en las emisiones relacionadas con los procesos de materiales y construcción a lo largo del ciclo de vida de un edificio”, apunta Miguel Hernández, MTWO Director General de SoftwareONE para el Sur de Europa. “Menos del 1% de los proyectos evalúan hoy este impacto del carbono”.

Edificios existentes y nuevas construcciones
Ante el Día Mundial de Reducciones de CO2 (28 de enero), es fundamental que aumenten los esfuerzos para planificar, supervisar y evaluar todo el ciclo de vida de los materiales que se utilizan en la construcción. Este reto puede abordarse en dos ámbitos principales: los edificios existentes y las nuevas construcciones.

La vida media de un edificio comercial suele alcanzar los 50 años. Aplicar un uso estratégico de los espacios ya construidos podría suponer una reducción del 11% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de aquí a 2050, y una reducción del 10% al 20% en la demanda de nuevos edificios.

Por su parte, “lograr cero emisiones en la nueva construcción exigirá que diseñemos, construyamos y gestionemos edificios eco-responsables. Y aunque hay tecnologías que reducen drásticamente el consumo energético de los edificios, muchos propietarios, operadores, promotores y contratistas no son plenamente conscientes de su valor”, continúa el directivo de MTWO SoftwareONE.

La importancia del dato
Además de utilizar nuevos materiales de construcción menos contaminantes, la industria AEC (Arquitectura, Ingeniería y Construcción) debe aplicar prácticas eco-responsables de diseño, ingeniería y construcción basadas en datos pertinentes para medir y reducir las emisiones y los residuos a lo largo del proyecto.

Las plataformas digitales basadas en tecnología cloud proporcionan datos inteligentes en tiempo real durante todo el ciclo de vida de la construcción, facilitando toma de decisiones más sostenibles que incluyen la circularidad y el uso eficiente de los recursos.

Y existen ‘calculadoras’ de carbono como la que ofrece RIB Software, partner de SoftwareONE y creador de la solución MTWO. En colaboración con Building Transparency, EC3 mide la cantidad de carbono de los materiales de producción para que compradores, promotores y contratistas comparen y evalúen su sostenibilidad.

“A medida que más empresas de AEC adopten prácticas sostenibles, veremos un aumento de plataformas digitales integradas en la nube, que conectan a todas las partes interesadas a lo largo del ciclo de vida de un proyecto para ayudar a planificar, construir y operar de manera más eficiente”, concluye Hernández.

[i] Informe sobre la situación mundial de los edificios y la construcción de 2021 (GlobalABC, Alianza Mundial para los Edificios y la Construcción).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.