Zebra identifica las seis grandes tendencias tecnológicas que afectarán al sector salud en 2023

Zebra Technologies Corporation, empresa innovadora con soluciones y socios que permiten a los negocios mejorar su rendimiento, ha identificado las seis grandes tendencias tecnológicas que afectarán al sector sanitario en 2023.

Estas principales tendencias son las siguientes:

· Las nuevas normas de salud digital impulsarán la modernización tecnológica. Más de 60 países han aprobado ya normativas de “salud digital”, incluyendo las de identificación única de dispositivos (UDI) o el marcado de medicamentos en serie. Ambas regulaciones proporcionan un identificador digital para los medicamentos o los dispositivos médicos empleados por los pacientes (por ejemplo, un marcapasos), permitiendo rastrearlos en caso necesario. A medida que los hospitales aceleren su digitalización para cumplir con esta nueva regulación, también serán capaces de reducir los problemas de inventario o reducir el riesgo de trabajar con productos médicos falsificados.

· La tecnología ayudará a minimizar errores médicos. La seguridad y la correcta asistencia sanitaria es la máxima prioridad en los hospitales, ya que hay que evitar a toda costa cualquier error médico. La tecnología puede ayudar a minimizar estos errores, apoyar la toma de decisiones y proporcionar protocolos sanitarios más sólidos. Nueve de cada diez responsables de hospitales afirman que aumentarán el gasto en soluciones de movilidad clínica para mejorar la productividad del personal. Además, los sistemas de alerta móvil serán más fáciles de desplegar, gestionar y utilizar gracias a los dispositivos (smartphones) clínicos corporativos, que disponen de funcionalidades de seguridad, privacidad y gestión remota mejoradas.

· Los hospitales apostarán por la automatización de procesos para gestionar el aumento de los costes y la escasez de mano de obra. El sector sanitario tendrá que mejorar su eficiencia operativa y apostar por la automatización de los flujos de trabajo para mejorar el uso de sus recursos y la calidad del servicio. Esta tecnología les ayudará a acelerar las tasas de admisión, la rotación de habitaciones, la atención virtual y los turnos de alta de los pacientes. Si no se toman estas medidas, las enfermeras tendrán cada vez un mayor estrés y más de un tercio de ellas dejarán sus trabajos. A medida que el sistema sanitario se ve sometido a la presión del envejecimiento de la población, se calcula que en el futuro se necesitarán hasta 13 millones de enfermeras para cubrir el déficit mundial de este tipo de profesionales.

· La asistencia sanitaria será más cómoda para el paciente. A medida que la sanidad siga integrando la tecnología, se transformará en un entorno más «amigable», que mejore la experiencia general del paciente. Los usuarios podrán utilizar soluciones de autoservicio tanto en el momento de la admisión como en sus habitaciones. Los modelos de negocio de las organizaciones que prestan servicios sanitarios se verán sometidas a la presión de ofrecer una atención más fiable a un coste menor y en el lugar y momento que resulte más conveniente para el usuario.

· El Interés por la telemedicina seguirá aumentando. Además de aumentar el acceso a la atención médica para miles de millones de personas, la telemedicina ha mejorado la comodidad y el confort de los pacientes. Aunque la mayoría piensa que la telemedicina consiste en tener a un profesional pasando consulta desde casa, esta modalidad de asistencia crecerá cada vez más incluso para la supervisión de pacientes hospitalizados. En ambos escenarios, la telemedicina impulsará la adopción de tecnologías de comunicación por vídeo y aplicaciones de IA. Los médicos estarán cada vez más disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año para llevar a cabo revisiones rutinarias y atender a pacientes en el momento del triaje.

· Los proveedores de cuidados intermedios (personal no clínico) adoptarán la tecnología rápidamente. El personal no clínico debe recuperar lo perdido durante la pandemia. Cuanto más rápido puedan atender a los pacientes más ingresos podrán gestionar. Sin embargo, esto requiere precisión y una amplia coordinación con el personal clínico. Es de esperar que aumente la digitalización de los sistemas de información y que se generalice el uso de smartphones clínicos y tabletas específicamente diseñadas para el sector sanitario que puedan agilizar la identificación positiva de los pacientes, el registro o la elaboración de informes. Todo el recorrido del paciente se digitalizará, en beneficio de los médicos, las enfermeras, el personal de apoyo y los pacientes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.