La neutralidad de emisiones CO2 en los data center puede reducir los costes hasta un 40%

Uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta el sector data center es la sostenibilidad medioambiental. Y es que, la industria de los centros de datos es una de las que más energía consume: en torno a 205 teravatios hora, que equivalen al 1% de toda la energía consumida a nivel global, con previsión de llegar a cerca del 8% de la demanda total de electricidad proyectada.

Por esta razón, los esfuerzos de los expertos en CPD se dirigen a una mejora de la eficiencia buscando alternativas que logren reducir el consumo energético sin afectar al rendimiento de las instalaciones. Los expertos de fdata, unidad especializada de Data Center de fibratel, comienzan a centrar los nuevos proyectos en conseguir la neutralidad de emisiones CO2 gracias a la implantación de diferentes medidas sostenibles.

“Diferentes actores de la industria del data center se han propuesto el objetivo de conseguir un centro de datos neutro en carbono para 2030, una meta en línea con los compromisos del Pacto Verde Europeo. De hecho, esta neutralidad en carbono reduce las emisiones de CO2 gracias al ahorro energético y al uso de energías renovables, y también puede implicar una rebaja de costes de hasta un 40%”, declara Tomás Callejo, director de construcción de Data Center en fibratel.

Recientemente se ha dado a conocer la construcción del primer centro de datos neutro en carbono de la Unión Europea. Se ubicará en Extremadura y contará con 100 megavatios de potencia ampliables a otros 50. Como todos los CPD neutros en emisiones CO2, se construye aplicando diferentes medidas sostenibles y coincidiendo con el Día Mundial del Ahorro de Energía, los expertos de fdata quieren destacar las siguientes:

· Uso de energía renovable. Muchas de las empresas del sector ya se proponen como objetivo a corto plazo que el suministro de sus data center proceda en su totalidad de fuentes renovables. Y es que, la utilización de energías renovables puede conseguir ahorros de hasta un 80% y unas emisiones de dióxido de carbono casi nulas. Combinando el uso de energía eólica y solar, los centros de datos pueden alimentarse directamente e incluso almacenar energía para abastecer los posibles picos de demanda, garantizando siempre el óptimo funcionamiento de las instalaciones.

· Ubicación del CPD. La situación de las instalaciones de los centros de datos influye directamente en el ahorro energético y económico, así como en la calidad de vida de sus trabajadores. Por ejemplo, instalar el CPD en lugares con buenas condiciones meteorológicas, con climas más suaves, favorecen a la refrigeración del CPD, por lo que el ahorro térmico en este aspecto es considerable, cerca del 50% según aseguran los expertos de fdata. Igualmente, el precio de la potencia no es igual en una ciudad que en otra, por lo que buscar el emplazamiento con el precio por kilovatio-hora más barato ayudará a reducir costes considerablemente. Por último, escoger un lugar bien conectado, así como con buena calidad ambiental y disponibilidad de vivienda para los trabajadores, mejorará la calidad de vida de estos.

· Medidas de ahorro energético en las instalaciones. Existen diversas alternativas de ahorro energético con el objetivo de hacer más sostenibles los CPD. Algunas que los expertos de fdata quieren destacar son la refrigeración líquida o el uso de procesadores de bajo consumo. En cuanto a los sistemas de refrigeración de los data center, cada vez se utiliza menos el enfriamiento por aire a través de ventiladores y se opta por la refrigeración líquida. Y es que esta cuenta con una capacidad de enfriamiento mil veces mayor que la del aire y requiere diez veces menos energía para remover el calor. De hecho, según estima fibratel, integrador global de soluciones IT, la instauración de este método de refrigeración podría suponer un ahorro significativo por un rack de ocho servidores con respecto a el enfriamiento por aire. Por otro lado, como la infraestructura que forma el centro de datos es lo que más energía consume, muchas empresas apuestan por los procesadores de bajo consumo que reducen el gasto energético en un 10%.

“Ahora la sostenibilidad es uno de los factores esenciales a la hora de construir y también de contratar un centro de datos. Las empresas están concienciadas en la necesidad de ahorrar energía y por ello las soluciones se dirigen a hacer las instalaciones más respetuosas con el medioambiente. Sin embargo, este nuevo compromiso sostenible se tiene que unirse al deber de asegurar la mayor disponibilidad y seguridad del CPD”, concluye Tomás Callejo, director de construcción de Data Center en fibratel.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.