Fibratel estima que la conexión en zonas rurales aumentará hasta un 35% este verano

La desconexión en las zonas rurales es una realidad que afecta a cerca de 200 municipios en España. A lo largo de todo el territorio nacional existen muchas de localidades que todavía no disponen de cobertura móvil e internet que les garantice unos mínimos de calidad, estabilidad y seguridad. Una de las comunidades autónomas con mayor desconexión es Castilla y León con más de 85 municipios con poca o ninguna cobertura, que también coincide ser una de las comunidades con mayor turismo rural.

En este sentido, con la llegada del verano, son muchas las personas que eligen como destino vacacional pequeñas localidades rurales, y consideran esencial contar con cobertura y acceso a internet para emprender su viaje. Esto hace todavía más prioritario trabajar en conseguir una conexión total en todo el país, ya que, según datos de Gobierno, todavía 3 de cada 10 viviendas en zonas rurales no disponen de conexión fija ultra rápida.

Con el objetivo de mejorar la conexión en todos los municipios, WIFI4EU, un proyecto promovido por la Unión Europea ofrece la oportunidad de solicitar bonos por valor de 15.000 euros para implantar sistemas de acceso wifi en entornos y espacios públicos. Un proyecto que cobra mayor importancia en los meses de verano, ya que, con la llegada de turistas junto con los habitantes de estos municipios, el número de conexiones puede aumentar en los meses de julio y agosto entre un 25% y un 35%, según estimaciones aportadas por fibratel, integrador global de soluciones IT.

“Los beneficios de estas ayudas no solo alcanzan a zonas desconectadas –aunque son las que mayor mejora observarán–, sino que son más de 220 los municipios de España que se han podido beneficiar de la iniciativa. En ese sentido, los propios habitantes y viajeros podrán contar con una conexión wifi-gratuita, segura y con continuidad, asegurando el crecimiento del turismo rural”, asegura Carlos Castillo, director de expansión Internacional de fibratel.

La red wifi que se instale gracias a estas ayudas debe ser de alta calidad, garantizando una velocidad mínima de 30Mbps, según los estándares establecidos en la iniciativa. Además, se exige a los municipios una puesta en marcha a los 18 meses después de la concesión del bono y mantenerla en perfecto funcionamiento durante al menos tres años.

En base a la experiencia en este tipo de soluciones y el equipo de trabajo especializado de fibratel, la creación desde cero de redes wifi en espacios públicos integra un diseño previo para crear la infraestructura de red más adecuada para cada caso. Posteriormente se procede con la instalación y configuración del equipamiento para garantizar el pleno funcionamiento de la infraestructura.

“Trabajar para ampliar la cobertura a nivel nacional debe convertirse en una prioridad para entidades públicas y privadas. En fibratel contamos con un amplio grado de experiencia en el despliegue de nuestros servicios en lugares remotos ya que consideramos esencial la mejora de la conectividad en estos territorios, favoreciendo nuevas oportunidades de desarrollo y, sobre todo, la facilidad de comunicación en igualdad”, concluye Carlos Castillo, director de expansión internacional de fibratel.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.