4 consejos tecnológicos (y otros sencillos hábitos) para aliviar la astenia primaveral y las alergias que este año nos afectarán antes

El 20 de marzo entró, por fin, la primavera. Una estación que es sinónimo de más horas de sol, mejores temperaturas y, como consecuencia de ello, un rebrote de la naturaleza que lo llena todo de color.

Al mismo tiempo, el aumento de las temperaturas acarrea consecuencias como un aumento de la polinización y una mejora de las condiciones de crecimiento de los ácaros del polvo, dos de los principales alérgenos que afectan a los 12 millones de españoles con enfermedades alérgicas. Además, este año, con la escasez de lluvias que estamos teniendo hasta ahora y el aumento de la contaminación en las ciudades, se prevé que las alergias estacionales comiencen antes y se alarguen en el tiempo. Esta situación provocará que el proceso de adaptación corporal al que obliga la alteración de los patrones lumínicos y el aumento de las temperaturas puede afectarnos a nivel hormonal, provocando la llamada astenia primaveral, que deriva en una sensación de debilidad y de falta de vitalidad.

No existen remedios mágicos para evitar estas afecciones primaverales, pero SPC, la compañía tecnológica española especializada en el desarrollo de productos de electrónica de consumo, explica cómo la tecnología puede ayudarnos a sobrellevar sus síntomas con una serie de indicaciones.

Mantén el polvo controlado

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, un 50% de las personas afectadas por asma y rinitis alérgica son sensibles a los ácaros del polvo. Es, por lo tanto, muy importante reducirlos al mínimo posible. Por eso es fundamental limpiar de forma regular, y una de las maneras más eficaces es utilizar un robot aspirador, precisamente porque apenas levanta polvo al limpiar.

También resultan de gran ayuda los dispositivos que incorporan un ionizador como algunos purificadores inteligentes. Esta característica hace que tanto las partículas de polvo como los ácaros caigan al suelo, lo que no solo despeja el ambiente, sino también hace más fácil limpiar.

Vigila la temperatura y la humedad

Para dificultar el crecimiento de los ácaros, lo ideal es mantener la temperatura de tu hogar entre los 20 y los 22ºC, y una humedad relativa por debajo del 50%. Para mantener ambos registros bajo control, puede ser útil un medidor del CO2 como SPC CO2 AIR QUALITY MONITOR, pues entre sus funciones incluye la posibilidad de medir en tiempo real la humedad y la temperatura.

Los ambientes secos, en los que la humedad esté por debajo del 30%, pueden generar irritación de las mucosas nasales y empeorar los síntomas alérgicos. En ese caso, se puede recurrir a dispositivos como el humidificador inteligente SPC EVADNE para aumentar la humedad, pero nunca más allá del 50%.

Ventila y purifica el ambiente

Por un lado, la ventilación del hogar tiene múltiples beneficios para el alérgico: facilita la expulsión de partículas de polvo y ácaros, regula la humedad, oxigena el ambiente… Pero por el otro, en plena primavera es fácil que acabe entrando una buena cantidad de polen, incluso aunque tengas en cuenta los niveles que hay en el exterior.

Lo que suele recomendarse es abrir las ventanas de forma intermitente, durante periodos de entre 5 y 10 minutos, y en las horas en las que menos circula el polen (entre las 10:00 y las 19:00, y a partir de las 22:00). Todavía reducirás más el peligro del polen si utilizas un purificador inteligente como el SPC ESPIRARE MAX que, al estar equipado con un filtro de alta eficacia HEPA 13, es capaz de eliminar el 99,95% de los alérgenos del ambiente. Además, incorpora tecnología de luz UV-C, que puede servir para eliminar a los ácaros.

Aprovecha las posibilidades de la aromaterapia

Los difusores de aroma como el SPC NERTA pueden ayudar a aliviar los síntomas de las alergias primaverales y la astenia a través de la aromaterapia. La gran gama de aceites esenciales a nuestra disposición nos abre grandes posibilidades.

Por ejemplo, el aceite esencial de eucalipto no solo ayuda a despejar las vías respiratorias, sino también contribuye a levantar los ánimos y a despejar la mente. Especialmente beneficioso contra la astenia es el aceite esencial de bergamota, que estimula la liberación de serotonina y dopamina y, por lo tanto, alivia los trastornos del estado del ánimo.

Más allá de lo tecnológico

También resulta muy aconsejable la práctica deportiva, pues además de liberar endorfinas, que atacan directamente al decaimiento y la sensación de debilidad de la astenia, puede ayudar a los asmáticos al mejorar el funcionamiento del aparato respiratorio. Con alergias primaverales, eso sí, mejor practicarlo dentro del hogar.

No menos importante es la creación de una rutina de descanso que ayude a que el cuerpo se acostumbre a los cambios de hora. Para contribuir a que los alérgicos al polvo tengan menos problemas para conciliar el sueño, es una buena idea el uso de fundas, tanto de almohada como de colchón, con tratamiento antiácaros.

En el caso de sufrir una alergia primaveral, es recomendable ingerir alimentos que ayuden a aliviar sus síntomas, y en este caso, hay que optar por aquellos más cargados de vitamina C, antioxidantes y antiinflamatorios, como la manzana, el jengibre, la cúrcuma, el ajo o la cebolla. Todos ellos, acompañados de otra clase de alimentos naturales que complementen una dieta sana y equilibrada, proporcionan al cuerpo una energía natural que puede contribuir de forma decisiva a atajar la astenia primaveral.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.