Aldeas Infantiles SOS atiende a más de 7.000 niños y niñas en Haití a pesar de la creciente inseguridad

Aldeas Infantiles SOS ha alertado hoy de las crecientes dificultades a las que se enfrenta en Haití para poder dar respuesta a las necesidades de niños, niñas y familias en situación de riesgo. A pesar de la inseguridad, la amenaza de secuestros y la falta de combustible, la organización continúa atendiendo a la infancia más vulnerable, tanto en sus programas permanentes de cuidado alternativo, fortalecimiento familiar y educativos, como a través del Programa de Emergencia puesto en marcha tras el terremoto del pasado mes de agosto.

Aldeas Infantiles SOS continúa trabajando en Haití mediante el Programa de Emergencia activado tras el terremoto que sufrió la isla el pasado 14 de agosto, si bien alerta de que la creciente inseguridad y la falta de combustible dificultan su labor e impiden hacer llegar productos de primera necesidad a niños, niñas y familias que se vieron afectados de una u otra forma, ya sea por la pérdida de familiares, de hogares o por la imposibilidad de cubrir sus necesidades básicas.

La respuesta de emergencia de Aldeas Infantiles SOS fue inmediata, gracias a su presencia en la isla con programas permanentes, e incluye cuidado alternativo provisional para niños y niñas que quedaron solos, servicios de reunificación y fortalecimiento familiar, y apoyo psicosocial que ya han recibido 250 familias, así como sensibilización para prevenir la infección por COVID-19. Asimismo, la organización cuenta con dos Espacios Seguros para la Infancia, centros en los que 70 niños y niñas reciben cada día atención directa y acceso a actividades educativas y recreativas, además de ayuda psicológica. La organización tiene previsto abrir en breve otros dos centros de estas características.

Por otra parte, Aldeas Infantiles SOS opera mediante programas estables en Puerto Príncipe, Cabo Haitiano y Los Cayos, a través de los cuales ofrece cuidado alternativo, fortalecimiento familiar y educación a más de 7.000 niños, niñas y adolescentes. En concreto, ofrece protección y acompañamiento a través de tres Aldeas Infantiles SOS, 36 Centros Comunitarios, dos Centros Sociales, tres escuelas y un Centro de Formación Profesional. A principios de noviembre, todos los niños, niñas, educadores y demás personal de la Aldea Infantil SOS de Santo, en Puerto Príncipe, tuvieron que ser reubicados para garantizar su seguridad ante la amenaza de las pandillas en la capital.

El deterioro de la situación sociopolítica en el país caribeño ha ido en aumento desde el asesinato del presiente Jovenel Moïse en julio. Los secuestros y la violencia están a la orden del día, las bandas armadas o pandillas dificultan la circulación de personas e impiden que el combustible llegue a la población, lo que está afectando seriamente a hospitales, escuelas, negocios y también a la labor de organizaciones no gubernamentales como Aldeas Infantiles SOS, que trabaja para proteger a la infancia vulnerable en Haití y mejorar sus condiciones de vida desde 1978.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.