Los españoles se vuelven más exigentes: prefieren tecnología y conveniencia antes que precio

Los consumidores españoles han acogido con gran interés la “vuelta a la normalidad” tras los meses de pandemia, tal y como recoge Adyen en su Informe Adyen sobre el Retail 2021, que desvela que siete de cada diez consumidores encuestados prefiere realizar sus compras en tiendas físicas. Este informe, elaborado en el mes de octubre de 2021 a través de encuestas directas a consumidores y retailers en territorio español, proporciona una interesante fotografía de las preferencias de los consumidores de nuestro país en función de sus comunidades autónomas de residencia.

“En general, los datos que hemos recogido en nuestras encuestas ponen de manifiesto que los españoles se han vuelto más exigentes a la hora de comprar, tanto online como en tienda física, y otorgan prioridad a las ventajas tecnológicas y a la comodidad del proceso antes que al precio”, explica Juan José Llorente, Country Manager de Adyen en España y Portugal. No obstante, según los datos recabados por Adyen vemos que son los canarios, cántabros y castellanoleoneses los que más tienden hacia la compra en tienda física, mientras que los vascos, madrileños y andaluces prefieren la compra online.

En este informe se puede observar que en Aragón (70%), Asturias (60%), Castilla la Mancha (56%) o Castilla y León (55%) la población parece más concienciada en apoyar al comercio local. Esta tendencia hacia lo físico y lo cercano frente a las esperadas campañas navideñas se observa especialmente en localizaciones como Canarias (86%), Cantabria (81%) o Castilla y León (80%), frente a comunidades como País Vasco (52%), Madrid (48%) o Andalucía (46%) donde, en contrapartida, han aumentado las compras online.

Un consumidor cada vez más exigente y tecnológico

El nivel de exigencia de los consumidores se ha transformado para siempre. De hecho, la mayoría de los españoles (87%) considera que no comprará en comercios donde haya tenido una mala experiencia de compra, ya sea online o en tienda. Según el informe Adyen sobre Retail de 2021 los consumidores más exigentes se encuentran en Cantabria (100%), Extremadura (97%) Región de Murcia (96%).

“Ofrecer a los compradores el método de pago de su elección es indispensable. En nuestro país, casi la mitad de los encuestados quiere elegir entre varios métodos en el momento del pago, y un 41% considera que los comercios deben facilitarlo”, aclara Llorente. A la hora de abordar el abandono de compra por no disponer de sus métodos de pago favoritos, los madrileños están a la cabeza con unos 72%, seguidos por los andaluces con un 53% y los catalanes con un 41%.

A pesar de que la principal opción son las tarjetas de crédito/débito (83%), un 23% de los encuestados en nuestro país no usan tarjetas físicas y confían en el móvil o carteras digitales como Apple Pay, Google Pay, etc. Entre los encuestados que confían más en métodos de pago digitales como los e-wallets, las comunidades que mayores cifras presentan son Navarra (33%), Madrid (32%) y Castilla la Mancha (31%). Sin embargo, Cataluña (17%), Asturias (16%) y Castilla y León (15%) son las menos adaptadas a estos métodos de pago.

Mientras que otras comunidades ponen más atención a la comodidad de la experiencia de compra que a los propios precios de los productos, esto ocurre especialmente en La Rioja (86%), Navarra (67%) y Región de Murcia (65%). Por su parte las comunidades que menos atención ponen a la experiencia de compra son Extremadura 37%, las Islas Baleares (36%) y Castilla y León (32%).

Por otro lado, a la hora de optar por ecommerce como Amazon, en vez de sitios más pequeños y cercanos porque confían más en su capacidad de entrega, comunidades como Islas Baleares (43%), Castilla la Mancha (42%) y Madrid (31%) destacan por encima de las demás, mientras que en Castilla y León (14%), Región de Murcia (13%) o La Rioja (14%) son las que menos se deciden por estas opciones a la hora de comprar.

Por su parte, otras comunidades autónomas con mayor tasa de envejecimiento según el Instituto Nacional de Estadística, como Asturias (42%) o Castilla y León (33%) entre otras, se encuentran entre los últimos puestos a la hora de saber si compran habitualmente a través de Internet.

El delivery frente a la experiencia física

En España un 39% de los encuestados utiliza más apps de comida para llevar. El servicio de comida a domicilio ha sido la vía para que bares y restaurantes sigan trabajando a pesar de las restricciones. La consecuencia inmediata ha sido que la demanda de este tipo de servicios de restauración aumente especialmente en grandes comunidades como Madrid, pero que a su vez estos servicios se extiendan en todo el territorio.

La comunidad que lidera el podio con un 45% de personas que utilizan más apps como Deliveroo, JustEat o Uber Eats es Andalucía, debajo se sitúa Madrid con 44% y justo en tercera posición la Región de Murcia con un 43%.

A la luz de estos datos resulta realmente interesante ver cómo los consumidores españoles evolucionan al tiempo que lo hacen los avances tecnológicos. “Cada vez son más conscientes de las facilidades que existen en el mercado y están dispuestos a exigirlas a la hora de realizar sus compras, ya sea en comercio físico u online. Para los retailers es, por tanto, imprescindible tomar nota de estas preferencias para dar respuesta a las necesidades de sus clientes” concluye Llorente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.