Curving, ghosting, orbiting… o cómo el ‘plantón’ y el ‘flechazo’ de siempre ahora son online

Finalizadas las vacaciones, llega el momento de recuperar nuestras rutinas habituales. Al mismo tiempo, es hora también de reanudar muchas relaciones sociales tras los viajes de verano. Volvemos a compartir historias y anécdotas con nuestro entorno, así como con nuevas personas que acabamos de conocer durante las vacaciones o con la vuelta a la oficina o a las aulas.

En esta línea, el smartphone es, sin duda, la herramienta clave para nuestras relaciones interpersonales, convirtiéndose en indispensable a la hora de crear, consolidar conexiones con otras personas o cortarlas para siempre.

El auge de las aplicaciones de mensajería y de las redes sociales ha motivado que las conductas de siempre se adapten al entorno digital y surjan nuevos términos para referirse a ellas. De acuerdo con el ‘I Estudio sobre tecnología y emociones’ de WIKO, fabricante europeo de smartphones, casi la mitad de los españoles (48,58%) admite haber sido stalkeado en redes por parte de otra persona, mientras que uno de cada cuatro reconoce haber padecido birdboxing de alguien (25,37%) o incluso orbiting (25,07%).

Si eres de los nacidos el siglo pasado (parece algo muy lejano, pero solo hay que ser mayor de 21 años), puede que sean términos que no habías escuchado antes; pero seguramente los hayas hecho o padecido en alguna ocasión, aunque no seas consciente de que se llamen así. Las diferentes etapas que atraviesa una relación, desde sus inicios hasta el final, antes se vivían de manera presencial, aun cuando se prefería no hacerlo así. Hoy en día, tienen su variante online y han sido rebautizadas con un nuevo nombre que inspira, en la mayoría de los casos, a la digitalización. Por ello, no es de extrañar que sean los más jóvenes de la casa los que más familiarizados estén con estas nuevas formas de relacionarnos y su nomenclatura.

Para identificar bien estas conductas, WIKO ha elaborado un glosario que describe las más frecuentes para ayudar a quien necesite conocer en qué momento se encuentra su relación o a quien necesite traducir estos nuevos términos al castellano del siglo XX.

Los inicios de una relación
· Instagrandstanding: La versión digital de las ‘indirectas’. Consiste en llamar la atención de la persona que nos interesa publicando de forma consciente contenidos en redes sociales (Instagram, en casi todos los casos) que le resultan particularmente interesantes, aunque sin referencias directas, buscando que sea esta persona la que inicie la conversación.
· Birdboxing: Una forma de identificar situaciones de un enamoramiento extremo en las que somos incapaces de reconocer los defectos de la otra persona y consideramos que todo lo que le rodea es perfecto. Como curiosidad, su nombre procede de la película ‘Bird Box’ (2018), en la que los personajes usan una venda en los ojos para sobrevivir. Para que todos lo entiendan, puede traducirse por ‘estar en una nube’.

Cuando la cosa no va bien
· Orbiting: Cuando alguien parece no tener interés real en otra persona, no contesta sus mensajes ni responde sus llamadas, pero da like a sus publicaciones, reacciona a sus stories o comenta alguna foto. Los integrantes de la Generación X lo llamarían algo así como ‘ni contigo ni sin ti’.
· Curving: Ante un chat con una persona con la que se desea cortar conversación, hay personas que, en lugar de comunicar este desinterés abiertamente, optan por otra forma de transmitirlo. En eso consiste el curving. Ejemplos de esta conducta son una mayor demora a la hora de responder mensajes, descenso progresivo de la extensión de las respuestas o excusas constantes para no verse en persona. ¿Cómo lo hubieran llamado nuestros antecesores? Seguramente, ‘marear la perdiz’.

Todo (casi) lo que empieza, acaba; pero no todos lo llevan bien
· Ghosting: El ‘plantón’ de toda la vida, pero llevado al plano digital. Tras días o semanas de conversación constante y fluida por chat, una de las personas ‘desaparece’ repentinamente y sin dar explicaciones.
· Stalking: Fisgonear en las publicaciones e interacciones de otra persona en redes sociales, con el objetivo de estar informado de su día a día. ¿A quién no le ha pasado no ‘saber encajar una ruptura’?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .