Signify adapta su oferta de productos para cumplir las nuevas regulaciones de la UE sobre diseño ecológico y etiquetado energético

Signify, el líder mundial en iluminación, ha adaptado sus productos de iluminación para cumplir con la nueva normativa de la Unión Europea sobre diseño ecológico y etiquetado energético, que entrará en vigor en todos los estados miembros de la UE a partir del 1 de septiembre. Signify quiere mostrar su compromiso con la profunda transición que está teniendo lugar en la industria de la iluminación a través de su enorme cartera de productos LED, adaptada a los requisitos más estrictos, para seguir ofreciendo a sus clientes la más alta calidad cumpliendo siempre los estándares de eficiencia energética.

“Los nuevos reglamentos contribuirán a elevar el listón para seguir innovando en materia de iluminación eficiente. Desde los comienzos de la luz eléctrica hemos sido pioneros en muchos de los avances de nuestra industria, impulsando innovaciones para hacer que la luz sea más eficiente energéticamente” afirma Josep M. Martínez, presidente y director general de Signify en España y Portugal. “Nos desafiamos a diario para reducir la huella medioambiental de nuestros productos y servir mejor a nuestros clientes. Nos apasiona la iluminación y nos comprometemos a seguir poniendo en valor el extraordinario potencial de la luz para unas vidas más iluminadas y un mundo mejor.”

Dos nuevos reglamentos para una Europa más sostenible

El nuevo Reglamento de diseño ecológico (UE 2019/2020) combinará las tres regulaciones actuales en una sola exigiendo que los productos sean más ecológicos y eficientes energéticamente y haciendo que, de este modo, sea necesario mejorar aquellos productos que no lleguen a ese nivel. Estos niveles incluyen valores mínimos de eficacia, índice de reproducción cromática, mantenimiento lumínico… El equipo de negocio de Signify ha trabajado y validado sus productos con el fin de asegurar que cumplan los nuevos requisitos de diseño ecológico.

El diseño define a que categoría pertenece un producto, ya que la Unión Europea ha establecido dos categorías de producto en el mundo de la iluminación: las fuentes de luz y los productos contendores. En primer lugar, la categoría “fuentes de luz” incluye aquellos productos en los que no es posible sustituir la fuente de luz sin dañar al producto. Por su parte, la categoría “productos contendores” aglutina aquellos productos que contienen una o varias fuentes de luz que se pueden separar sin dañar el producto. Mientras que en la primera categoría es obligatorio la incorporación del nuevo etiquetado energético en el embalaje, en la segunda solo es obligatorio la inclusión de la nueva categoría energética.

Respecto al nuevo Reglamento de etiquetado energético (UE 2019/2015), se amplía la información que debe incluirse en las etiquetas de los productos de iluminación. Las nuevas etiquetas deberán incorporar la marca del producto, el modelo, el consumo energético, expresado en kWh/1000h, el número del reglamento, un código QR y la clasificación energética del producto.

El código QR que deberán incorporar todos los productos ofrecerá información detallada del mismo, enlazando a un documento ubicado en la base de datos europea EPREL (European Product Registry for Energy Labelling – UE 2017/1369). Los productos comercializados por Signify en el mercado europeo, con las diferentes marcas, están registrados en EPREL. Dicha base de datos contendrá todos los productos con etiquetado energético que se comercialicen en el mercado europeo, con el objetivo de ofrecer un mayor control del cumplimiento de ambos reglamentos por parte de las autoridades y más transparencia al consumidor.

Finalmente, el reglamento también introduce una nueva escala de clasificación energética, de la Clase A a la Clase G, que muestra la eficiencia energética de cada producto según los nuevos requisitos establecidos por la Unión Europea. Los productos de iluminación miden su eficiencia energética dividiendo los lúmenes (cantidad de luz que emiten) por los vatios (consumo del producto), resultado una cifra expresada en lm/W.

El nuevo reglamento ha incrementado la eficiencia energética en su clasificación expresa en lm/W. Por ejemplo, una bombilla LED que emite 806 lúmenes y consume 7 W, resulta en una eficiencia energética de 115,1lm/W, lo que la situaba, según la antigua clasificación energética como un producto clase A+. Sin embargo, con la actual clasificación energética, este producto pasará a ser clase E.

Los productos con el nuevo etiquetado energético estarán disponibles en los comercios a partir del 1 de septiembre y convivirán con los etiquetados antiguos, como máximo, hasta marzo de 2023.

Iluminación para las personas y el medioambiente

La iluminación eficiente contribuye significativamente en el objetivo global por duplicar el ritmo anual del aumento de la eficiencia energética hasta el 3%, lo que ayuda a limitar los efectos del calentamiento global. Al mejorar la eficiencia energética de las fuentes de luz ayudamos a satisfacer las necesidades de una población creciente a la vez que disminuimos el consumo mundial de electricidad.

Signify continúa innovando, proporcionando a los clientes una calidad de luz única que hace que la vida de las personas sea más segura y cómoda; empresas y ciudades más eficientes energéticamente, productivas y habitables; y el mundo más sostenible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .