Manual de Buenas Prácticas para la Digitalización de las Pymes – Capítulo 7

Durante los últimos meses la actividad económica ha estado marcada por la pandemia de la COVID-19. Debido a los contratiempos ocasionados por la expansión global del coronavirus muchas empresas han apostado por la digitalización de sus negocios. Sin duda este hecho ha supuesto un antes y un después para miles de ellos, que han dado un giro vertiginoso en su organización, concepción y forma de trabajar apostando por los servicios y comunicación online.

A continuación, compartimos contigo las últimas tres píldoras informativas elaboradas por el Grupo QDQ por si te resultaran interesantes para compartirlas con tus lectores.

Estos tres consejos y sugerencias forman parte del Manual de Buenas Prácticas que la compañía ha elaborado con el objetivo de ayudar a las pymes a resolver todas sus necesidades, dudas y consultas asociadas a sus necesidades de transformación digital.

  1. Mejorar contenidos del blog corporativo. En primer lugar, es importante saber qué contenidos interesan a tu audiencia, por ello hay que conocer cómo son los clientes, conocer sus necesidades y saber qué aspectos relacionados con el negocio pueden ser los que más les interesen.
    La correcta confección y estructuración de los posts del blog corporativo es crucial para atraer tráfico. Según un informe elaborado por la plataforma de análisis web SEMrush, los artículos deben ser largos, alrededor de las tres mil palabras, ya que atraen la atención de más usuarios de la web y son más susceptibles de ser compartidos.
    Del mismo modo, los titulares y subtítulos son elementos clave para beneficiar el número de visitas. Es recomendable que den contexto al tema que se va a abordar, y que los subtítulos dividan el post en los diferentes temas que se van a tratar a lo largo del artículo. Lo ideal es esté estructurado en unos cinco párrafos con quinientas palabras, dando pie a que los aspectos estén tratados con la claridad necesaria.
  1. Publica fotografías utilizando palabras clave. Hay que tener en cuenta el modo en el que los usuarios de redes sociales consumen los contenidos. La mayoría de las veces se hace de forma muy rápida y los clientes no se paran a prestar atención, sino que el cerebro procesa la información rápidamente. Si el contenido, como una fotografía, no estimula los aspectos adecuados, pasa desapercibida.
    Uno de los trucos más sencillos para captar rápidamente la atención es hacer un buen contraste cromático entre el fondo y aquello que se quiere mostrar. Es decir, si vamos a presentar una caja de madera oscura hacer que el fondo de la fotografía tienda a tener tonos claros. Además, es importante que la fotografía despierte las emociones de quien la observa, por eso es recomendable pensar en qué sentimiento se quiere transmitir a la hora de presentar un producto o servicio y realizar la instantánea con ese objetivo en mente. En cuanto a herramientas, la mejor opción es usar una cámara de fotos de buena calidad o un smartphone con estas características. Además, siempre es mejor que los objetos sean iluminados por luz natural, a no ser que se tengan buenos conocimientos de iluminación y configuración de la cámara.
  1. Vídeos para mostrar el negocio. Existen diferentes formas de utilizar estos recursos para acercar los negocios a los clientes. Por un lado, los vídeos pueden ser utilizados tanto en plataformas externas destinadas para estos contenidos (YouTube o Dailymotion) o para ser publicados en redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter). Lo ideal es crear vídeos compatibles con todos los formatos para así poder hacer publicaciones conjuntas.

También hay que tener en cuenta a nuestro público, dependiendo de la franja de edad en la que sitúen y los intereses que puedan tener relacionados con nuestro negocio. Si nuestros clientes son más jóvenes es mejor enfocar estos contenidos en Instagram y YouTube, mientras que si son de una edad más madura es preferible elegir Facebook. Por otro lado, también hay que tener en cuenta el dispositivo en el que se va a consumir nuestro vídeo, ya que si es más probable que se vea en un móvil el formato debe ser el adecuado para que la visualización sea perfecta.

En cuanto al contenido, lo más importante es realizar vídeos destinados a generar interacciones en la plataforma. Una buena forma para hacerlo es generar emociones en el espectador, a ser posible durante los primeros treinta segundos, siempre atendiendo a los sentimientos que la marca quiera suscitar. Además, adaptar los títulos a los algoritmos de la plataforma hará que los vídeos tengan una posición relevante con respecto a los competidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .