IFS detecta que un 37% de los proyectos de transformación digital no alcanza sus objetivos

IFS, compañía global de aplicaciones empresariales, ofrece una visión positiva y esperanzadora del mercado empresarial, a pesar del convulso escenario que vivimos. Como principal conclusión de un nuevo estudio de investigación global elaborado por IFS entre más de 3.000 compañías, la inversión tecnológica se sitúa como uno de los puntos fuertes de la economía global, con un 70% de las empresas aumentando su gasto en transformación digital.

Los resultados coinciden con un momento en el que el Grupo de Trabajo Multidisciplinario, encargado de asesorar al Gobierno en materias científicas relacionadas con la COVID-19, pone en evidencia la necesidad de elevar el gasto en investigación, tecnología e innovación hasta alcanzar el 3% del PIB bruto, como estrategia clave para lograr una mejor gestión de la emergencia sanitaria actual.

“El estudio confirma que el mercado está utilizando sabiamente la recesión global, y las empresas están desviando recursos a la renovación tecnológica e innovación, con una mentalidad progresiva que permitirá la toma de decisiones de forma más eficaz e informada, para que las empresas puedan prosperar, ahora y en el futuro” afirma Juan González, Director General de IFS España y Portugal.

Cabe recalcar que la penetración de la transformación digital ha logrado un impacto diferente en algunos verticales de la industria, con especial incidencia en el sector de la construcción con un 75% de las empresas que actualmente mantienen planes de inversión, un 58% entre compañías de tecnologías de la información, un 55% en el sector de fabricación, un 37% en energía y servicios públicos, y el 35% en el comercio minorista.

RRHH, aliado clave en el proceso de transformación digital
Según revela el estudio, la ejecución del proceso es una de las áreas que más preocupan a los encargados de la toma de decisiones, así como el miedo a no poder ofrecer un retorno medible de la inversión y la falta de satisfacción interna en la compañía.

Precisamente por ello, y a pesar de que el 27% de los encuestados no lo pone en práctica, el departamento de RRHH cobra relevancia como factor clave para involucrar a uno de los elementos esenciales para el éxito, el factor humano.

“Es un error pasar por alto la importancia del refuerzo de personal y la aceptación del proyecto a la hora de llevar a cabo un proceso con éxito. Así lo identifica nuestro estudio, con un alto porcentaje de compañías que subrayan la falta de participación de los empleados, entre las razones principales por las que fracasa el proyecto” asegura el Director General de IFS.

Además, desde una perspectiva de RRHH, el 29% de los encuestados declaró que la fidelización de empleados sería mayor, si la empresa pudiera ofrecer tecnología más emocionante, a lo que se suma un 39% que ve en la tecnología una oportunidad para mejorar las capacidades de los empleados y reducir la brecha entre los nativos digitales y aquellos que cuentan con un menor dominio.

“A través de un diálogo continuo con nuestros clientes, así como experiencias de primera mano de nuestra propia transformación digital, siempre hemos observado que las personas pueden actuar como un facilitador y una barrera en los proyectos de transformación”, afirma Jane Keith, Directora Global de Recursos Humanos en IFS.

Elegir al proveedor adecuado
Otro de los factores determinantes para el éxito de la transformación digital es la correcta elección de proveedores. Entre los principales rasgos a tener en cuenta, a la hora de seleccionar un partner de confianza, tan solo el 32% tiene en cuenta la experiencia especializada en la industria, mientras que la gran mayoría se basa en criterios de recomendación. En este punto, cabe mencionar que el 37% de los proyectos de transformación digital fracasan precisamente por la falta de eficacia en el asesoramiento de sus proveedores, asumiendo pérdidas significativas.

Una tendencia especialmente entre empresas con ingresos superiores a los mil millones de euros, donde la alta dirección toma parte por proveedores conocidos, incluso cuando implica un ajuste deficiente para las necesidades reales de la empresa.

“El 48% de las compañías con ingresos entre 850 y 950 millones de dólares en EEUU declaró que habían sido obligadas por la alta dirección o la junta directiva a utilizar un proveedor poco capacitado suponiendo perdidas a largo plazo” afirma Juan González.

Tal y como concluye el estudio, la incorrecta toma de decisiones a lo largo del proceso, trae consigo un alto porcentaje de fracaso, que a su vez genera rechazo a futuros esfuerzos de transformación poniendo frenos a los proyectos críticos por el miedo al riesgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .