Dassault Systèmes lleva a cabo simulaciones para hacer de las aulas lugares más seguros

La seguridad en la reapertura de los colegios es una de las principales prioridades en el mundo actual, pues la pandemia provocada por la COVID-19 ha llevado a más de mil millones de niños a estar en riesgo de quedarse atrás en su educación. Con el objetivo de ayudar a una vuelta segura a las aulas, Dassault Systèmes ha mostrado, a través de una simulación, cómo el diseño industrial puede proporcionar información sobre prototipos, disposiciones y medidas de seguridad para crear clases más seguras y saludables.

Se ha demostrado que el coronavirus se propaga por el aire, a través de secreciones nasales y orales. Conociendo cómo es el flujo de aire y cómo viajarán las partículas potencialmente contaminadas por el mismo, se puede determinar qué medidas tomar para reducir su impacto. Para ello, Dassault Systèmes ha utilizado las aplicaciones de SIMULIA, potenciadas por la plataforma 3DEXPERIENCE, para revelar lo invisible, evaluar y demostrar la efectiva colocación de los ventiladores y asientos en el interior de las aulas, para poder minimizar el riesgo de exposición.

A través de simulaciones se ha podido mostrar que el uso de mascarillas reduce la propagación de dichas partículas de un estudiante a otro, las mascarillas no son obligatorias en todos los colegios y, en aulas con mala ventilación, las gotas pueden permanecer en el aire y caer sobre el mobiliario y los estudiantes. Dassault Systèmes reprodujo una clase con diferentes sistemas de ventilación y un estudiante contagiado en su interior. A medida que el estudiante expulsaba partículas al aire, la simulación reveló que la ventilación con el extractor central encendido generaba un flujo de aire que transportaba las gotas fuera del aula y reducía el número que quedaban dentro.

Dassault Systèmes también ha probado y evaluado diversas disposiciones de las aulas con distintas corrientes de aire para determinar qué disposición de los asientos ayuda a reducir el riesgo de contagio entre los estudiantes. El equipo planteó varias hipótesis que incluían la temperatura ambiente, la carga viral de los estudiantes contagiados y el diámetro medio de una partícula, y luego utilizó el análisis científico para determinar la configuración óptima.

Las aplicaciones y servicios de SIMULIA no solo hacen una clase segura, pues también se están usando para ayudar a los ingenieros de edificios y administradores de instalaciones a reevaluar los espacios públicos y de trabajo para poder crear entornos más seguros en hospitales, aeropuertos, fábricas, oficinas y viviendas durante la pandemia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .