Los cinco riesgos que conlleva compartir tus contraseñas de Netflix o HBO

panda_netflixEn otros países, como EE.UU. compartir tu contraseña de Netflix, Spotify o HBO para que tus amigos o familiares puedan ver o escuchar sus contenidos ya es un crimen federal desde hace algunos meses. Es más, se trata de un delito perseguible por la Ley de fraude electrónico estadounidense.

Sin embargo, parece que a estas compañías no les acaba de molestar que los usuarios compartan sus contraseñas. Los CEO de Netflix y HBO están de acuerdo en que el hecho de que la gente dé acceso a sus amigos y familiares a estos servicios de televisión online, es una estupenda herramienta de marketing. En su opinión, los usuarios se “enganchan” a estos servicios y, tarde o temprano, acaban haciéndose socios.

Es muy habitual que entre compañeros de piso se comparta este tipo de contraseñas
Los estudiantes y, en general, la generación millennial tienden a confiarle a sus amigos las claves de acceso a este tipo de webs sin pensar en las consecuencias que puede tener. De hecho, es bastante corriente que uno de los compañeros de un piso compartido obtenga la cuenta de sus padres y éste se la pase al resto.

“Es bastante común, pero es un error de seguridad muy grave”, matiza Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security. Por mucha confianza que se tenga en las personas que viven bajo el mismo techo, nunca se sabe si estos van a darle acceso a algún otro amigo de quien no conocemos ni sus intenciones ni su honradez.

Alguien podría vender tus credenciales en la Deep Web
En concreto, si un ciberdelincuente se hace con nuestros datos de acceso a alguna de estas plataformas de televisión online, podría venderlas por Internet al mejor postor y hacer que parezca que somos nosotros los que estamos traficando con ellas. Esto podría acarrear molestas consecuencias.

No hace falta ser un hacker con grandes conocimientos para vender tus contraseñas por la web. Es un proceso bastante sencillo para cualquier persona con acceso a la Deep Web o Internet Profunda y con algunos conocimientos básicos para utilizar el navegador Tor.

Engaños por medio de phishing
Los ciberdelincuentes, además, suelen aprovecharse de las personas a quienes les han hackeado las cuentas para hacerles todo tipo de fraudes informáticos. Es decir, como el pirata informático conoce tu correo electrónico y tu contraseña, puede enviarte un email suplantando a Netflix o HBO diciéndote que ha habido un error con la cuenta bancaria y que tienes que volver a introducirla. En ese momento, les darías acceso total a todos tus datos bancarios.

Secuestro de tu identidad digital
En caso de que quieran secuestrar tu cuenta, solo tendrían que cambiar la contraseña y hacerte pagar un rescate para que te la devuelvan. En el momento en el que hicieras el primer pago, estarías a su merced.

Es más, aunque es algo muy poco recomendable, hay muchísima gente que utiliza los mismos nombres de usuario y contraseñas para multitud de servicios, desde el email y las redes sociales, hasta las cuentas bancarias.

“Lo primero que hará un hacker si se hace con las credenciales para uno de estos servicios de televisión o música en streaming, será intentar acceder a tus redes sociales, tu correo electrónico y tu cuenta corriente”, avisa Hervé Lambert.

Poner en riesgo a tu familia
Más grave todavía, sería la situación en la que el hacker, obtuviera información sensible sobre tu familia, como los nombres de tus hermanos, la dirección de la casa de tus padres, gracias a los datos de facturación. En lugar de secuestros de una cuenta, podríamos hablar de consecuencias mucho más graves.

Pagar por cuentas “nuevas” es igual de peligroso
Aun así, no todas las credenciales para acceder a servicios de televisión o música online proceden de otros usuarios. En el mercado negro también cabe la posibilidad de obtener cuentas nuevas a un precio muy reducido o incluso gratis. “Igualmente se trata de un error, ya que estamos abriendo muchas puertas a los ciberdelincuentes”, constata el Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

Si, para acceder a una televisión online, hay que descargar un software, lo más probable es que vaya cargado de malware que, tarde o temprano acabará tomando control de nuestro equipo. En el caso de que paguemos un precio reducido por las credenciales, estamos participando en una pasarela de pago con un hacker con tantos conocimientos que, seguramente, pueda engañarnos con algún timo online.

En lo que respecta a ciberseguridad, suele llover sobre mojado. Cada vez que aparece una solución pirata para obtener de forma gratuita servicios que son de pago, los hackers siempre acaban introduciendo algún código malicioso.

Por eso, “antes de acceder a cualquier servicio pirata, hay que pensar dos veces si merece la pena correr el riesgo por ahorrarse unos pocos euros. Aun así, los cibercriminales consiguen engañarnos con cientos de técnicas y de malware distintos. Si contamos con medidas de seguridad como una capa añadida a nuestro sentido común, pondremos todavía más trabas a los hackers que intenten atacarnos”, apostilla Hervé Lambert.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.