¿Por qué los SSD están haciendo desaparecer el mercado de HDD?

Las ventas de discos duros (HDD) ha registrado una caída del 34% de media en 2022, un dato que supera en un 3% a la de 2021 (*), lo que determina que se ha dado un descenso generalizado en los envíos de este tipo de dispositivos. Pese a ello, siguen siendo más baratos en el precio por GB, que actualmente en algunos modelos se sitúa por debajo de los 5 céntimos, que los SSD, por lo que para personas que busquen almacenamiento a bajo coste seguirán siendo fieles a este formato.

Aunque, cada vez son más los fabricantes que se están pasando a los SSD. Sin ir más lejos, las videoconsolas más populares del mercado ya integran en sus sistemas a estos últimos en detrimento de los HDD de antaño. Según otro estudio de TrendForce para Storage Newsletter, en 2020 los SSD superaron en 73 millones de unidades vendidas a los HDD. Kingston Digital Europe Co LLP, filial de memoria flash de Kingston Technology Company, Inc., líder mundial en productos de memoria y soluciones tecnológicas, recientemente coronada como proveedor externo número uno de unidades SSD según TrendForce, no es ajena a este cambio y quiere compartir algunas claves de por qué los SSD se están quedando con el mercado y en unos años serán las que prevalezcan:

  1. Más velocidad: los SSD son de media el triple de veloces que los HDD (aunque hay unidades que llegan incluso a los 7.400 MB/s como la HP FX900 Pro), gracias a que no son un dispositivo mecánico, sino que su memoria está basada en la tecnología flash, como los pendrives. Son más rápidos en arrancar, en transferir datos y en ejecutarlos cuando es necesario.
  2. Mayor duración: como asegura el estudio de Backblaze, las SSD aguantan mejor el paso del tiempo que sus predecesoras y tienen hasta cuatro veces menos fallos. De hecho, con los años incluso pueden llegar a reducir sus propios fallos, según se puede ver en los datos que aporta la compañía. También el hecho de que los HDD sean mecánicos influye. Si una de las partes del disco duro se rompe, por una caída, un mal uso o por el tiempo, la unidad completa deja de funcionar. Los SSD al tener otra tecnología no tienen este problema.
  3. Alta capacidad de almacenamiento: el precio por GB sigue siendo más barato en los HDD, pero los SSD ya han alcanzado unas cantidades para guardar archivos que cubren prácticamente todas las necesidades de los usuarios. Los discos duros convencionales siguen siendo rentables para el almacenamiento masivo, aunque este segmento del sector también reduce su demanda.

El espacio en los SSD que ya cuenta con unidades de incluso 4 TB, es más que suficiente para el uso que necesita el común de usuarios.

En relación a esto, Kingston destaca que tiene varios productos que pueden satisfacer las necesidades de los consumidores, ya sean para mejorar su experiencia jugando, como la Kingston FURY Renegade, la XS2000 para llevar tus recuerdos contigo a donde vayas o una de sus últimas novedades, la IronKey Vault Privacy 80, que es un SSD externo que incluye seguridad de nivel militar.

“La tecnología es un sector que está en constante evolución, y cada vez avanza más rápido. Y es justo eso lo que ha pasado con los discos duros: una tecnología que ya se está quedando casi obsoleta y que ha visto como otra más eficiente le ha superado”, explica Jordi García, director de negocio de Kingston Iberia. “Además, la proyección de los SSD indica que pronto estarán económicamente al alcance de muchas más personas y que poco a poco se irán equiparando en almacenamiento con los HDD.”

*Estudio realizado por TrendForce y publicado por Storage.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.