7 tips de seguridad para los desplazamientos en patinete eléctrico

Tan solo hace falta echar un vistazo a nuestro alrededor en las calles de cualquier ciudad: los patinetes eléctricos se han convertido en una alternativa de movilidad cada vez más presente, superando con creces el más de un millón de usuarios en España. Los patinetes eléctricos son cómodos, rápidos, fáciles de utilizar y de transportar, además de eficientes y respetuosos con el medio ambiente. En definitiva, es un vehículo práctico y divertido, pero no hay que olvidar que no es un juguete.

Al igual que con cualquier otro medio de transporte, existen peligros si no se conducen tomando las precauciones adecuadas. Por ello, Segway-Ninebot, el fabricante líder mundial de soluciones de movilidad eléctrica, nos recuerda 7 consejos clave para un viaje seguro y así aumentar la seguridad de quien lo conduce y la de todos los que le rodean.

Obedece la normativa. Aunque no sea un coche o una moto, los patinetes eléctricos están obligados a cumplir con la normativa de cada ciudad, como cualquier otro vehículo. Esto incluye hacer caso de todas las señales de tráfico y respetar la velocidad máxima permitida por ley, que es de 25 km/hora.

Además, la nueva Ley de Tráfico prohíbe circular por aceras, áreas peatonales, autopistas y autovías. Usa los carriles habilitados para los vehículos de movilidad personal (VMP).

Recuerda también que no se puede conducir un patinete eléctrico sin tener la edad mínima, que varía según la ciudad: 14 años en Pamplona, 15 años en Sevilla, y 16 años en Barcelona, Madrid, o Valencia. (Consultar la ordenanza municipal de cada municipio).

Por último, y aunque parezca obvio: Está prohibido circular con patinete tras consumir alcohol o drogas, lo que puede suponer la inmovilización del vehículo y una multa de entre 500 y 1.000 euros.

No te olvides de usar casco. El uso de un casco homologado es la primera acción que debe llevar a cabo una persona que quiera conducir un patinete eléctrico, ya que es lo que protegerá al usuario de una lesión grave. De hecho, las lesiones más peligrosas en un accidente con patinete eléctrico son las relacionadas con el cráneo.

Muchos dicen que no deja de ser un trozo de plástico molesto y desproporcionado, pero nada más lejos de la realidad. Los cascos actuales son ligeros, cómodos y con un diseño muy ergonómico, no hay excusa para proteger nuestra cabeza. Este complemento se puede acompañar de guantes, rodilleras y coderas para viajar completamente protegidos.

El móvil guardado y las dos manos en el manillar. Las distracciones son una de las principales causas de accidente en cualquier vehículo y los VMP no son una excepción. Mirar el móvil o escribir mensajes, además de ser peligroso, puede suponer una sanción en función de la normativa de cada ayuntamiento. Cuando sea necesario consultarlo, desplázate a una zona segura para comprobar llamadas y mensajes.

Aunque a todos nos guste escuchar música mientras conducimos, está prohibido el uso de auriculares mientras se conduce un patinete eléctrico.

El manillar con dos mangos no es para hacer más atractivo el patinete, sino que hay un propósito específico detrás. Básicamente, tener las dos manos en el manillar, hace que sea mucho más fácil mantener el control del patinete si ocurre algo inesperado. Por ello, en pro de la seguridad vial, recomendamos conducirlo como se debe para reducir riesgos.

Viaja solo encima del patinete eléctrico. El patinete está hecho y pensado para que sea un solo usuario el que disfrute de su servicio, son unipersonales, por lo que llevar a otra persona de acompañante puede conllevar sanciones por parte de las autoridades. En este sentido, tampoco está permitido instalar un asiento.

Es fundamental ser visto con facilidad por los demás conductores. Tanto si se conduce de día como de noche, es recomendable llevar elementos reflectantes y las luces del vehículo encendidas, tanto para ver el camino si se hace de noche, como para ser visto por los que circulan por la vía pública.

Revisa periódicamente tu vehículo. En muchas ocasiones los accidentes están relacionados con fallos mecánicos o por piezas del patinete. Por ellos siempre es recomendable tener el vehículo impecable, con un buen mantenimiento y con la revisión de frenos, neumáticos y batería en regla y en buen estado. Cuanta más atención le prestemos a estos pequeños detalles, el riesgo de accidente será menor.

Ten cuidado con el mal tiempo. Al igual que los coches o las motos, los patinetes también son vulnerables a las malas condiciones meteorológicas y suelos resbaladizos. Tenlo en cuenta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.