Por qué debes navegar siempre con la última actualización de Google Chrome

Aunque no es algo habitual, de vez en cuando Google anuncia con urgencia la necesidad de actualizar la última versión de su navegador a sus 3.200 millones de usuarios. En la última ocasión, lo hizo por motivos de seguridad para corregir un bug crítico, “bicho” en inglés, que se refiere a un error en la jerga de la ingeniería.

En concreto, la nueva versión que hay que descargar es la 99.0.4844.83 y sirve nada más y nada menos que para solucionar un error crítico identificado como CVE-2022-1096. Actualmente ya está disponible la última versión: 100.0.4896.127. Según el tipo de equipo que utilices podrás tener versiones distintas, pero siempre será la última. Lo mejor es consultarlo en la configuración de tu navegador.

Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security “señala que “como cualquier otro software, los desarrolladores siempre recomiendan actualizar y mejorar las aplicaciones en curso. En este caso existía una falla en el código del navegador y lo mejor es descargar la última versión para evitar que terceros puedan conseguir nuestros datos personales y/o bancarios. Este tipo de situaciones son las idóneas para acometer ciberdelitos, tu navegador puede convertirse en la puerta de entrada de un malware”.

Google ha mantenido con discreción los detalles del problema y solo ha manifestado que se trataba de una vulnerabilidad conocida como “type confusion” en V8, el motor Javascript y WebAssembly de Chrome, este es un tipo de malware común en el lenguaje Java.

Por qué es importante actualizar cuánto antes Chrome y cómo puede afectar no hacerlo
Google Chrome es uno de los navegadores más utilizados. En especial por la diversidad de servicios y aplicaciones que aloja casi todo tipo de archivos en la nube. Los usuarios lo encuentran muy útil para sus trabajos personales y laborales. Además, su interfaz es bastante intuitiva y desde su pantalla principal se puede acceder a cualquiera de sus funciones: hojas de cálculo, docs, Drive, fotos, etc. El gigante tecnológico Google no suele dar problemas de carga o rendimiento y suele estar bastante protegido de ataques externos. Sin embargo, esto no impide que, en ocasiones, como cualquier otro software, tenga sus fallos o vulnerabilidades. De hecho, “el elevadísimo número de personas que utiliza sus servicios hace que sea un objetivo principal para los hackers, pues a mayor número de personas, mayor es la oportunidad de robar y engañar a alguien”, añade Hervé Lambert.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ya alertó de la necesidad de actualizar cuanto antes este navegador. Recomendación que no solo debería realizarse cuando existen exploits o problemas críticos con su seguridad, sino con frecuencia. De la misma manera que lo hacemos con el cambio de nuestras contraseñas y otras actualizaciones para apps del móvil u ordenador.

  1. No actualizar el navegador con frecuencia conlleva que puedas estar sometido a casos de malware, spyware o cualquier otro tipo de virus, como troyanos.
  2. Normalmente en Chrome se suelen guardar multitud de contraseñas de diferentes sitios webs y aplicaciones, si acceden a tu cuenta de Google, por lo tanto, tendrán entrada libre a todas tus claves guardadas.
  3. El rendimiento y las funciones del navegador se verán limitadas conforme más atrasada sea la versión descargada en el sistema. Y, por supuesto, no se podrán disfrutar de los nuevos servicios que traigan consigo las posteriores actualizaciones.
  4. Problemas al intentar acceder a sitios web o la imposibilidad de visualizar todos sus elementos al completo y por tanto, a su contenido.

¿A quiénes puede afectar esta vulnerabilidad en la anterior versión de Google?
Cualquier usuario de Google Chrome puede ver su información comprometida porque este bug afecta a los sistemas de Windows, Linux y Mac.

Aunque Google ya lanzó varios avisos para su configuración, también se puede hacer situando el ratón sobre los tres puntos superiores en el margen derecho de la página, seguidamente pinchar sobre “Configuración”. En el menú de la derecha hay que situarse sobre la última opción “Información de Chrome”, en donde viene detallada si está o no actualizado. En caso de no estarlo dará la opción de descargarla y reiniciar de nuevo el navegador.

Qué es un bug informático
Se pueden definir como un error o fallo del sistema software de nuestro dispositivo electrónico (móviles, tablets, ordenadores, router, dispositivo de IoT) que causa algún tipo de daño inesperado o incorrecto en el sistema. Son errores de programación alojados en el código fuente del programa. Estos errores en el código pueden ser de poca importancia, pero existen otros de mayor gravedad y que pueden resultar difíciles de eliminar.

Hay distintos niveles según la gravedad:

· Un error crítico hace que el programa no pueda ejecutarse. Se trata de errores que pueden llegar a bloquear el sistema y pueden comprometer la seguridad, salud y el contexto social-económico de un país. Por ejemplo, en una ciberguerra.
· Error alto: se produce cuando ese error afecta severamente al funcionamiento del sistema u ordenador.
· Error medio: tiene un menor impacto, pero causa dificultades en el funcionamiento normal, en general fallos de ralentización.
· Error bajo: son errores de impacto bajo. Se perciben más a nivel estético en la interfaz de una web. Son errores tipográficos, con traducciones y palabras mal escritas o situadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.