Aldeas Infantiles SOS abre el debate sobre la inclusión real de los niños y niñas sin cuidado parental en la Agenda 2030

Los derechos de la infancia y el desarrollo sostenible se encuentran íntimamente relacionados para Aldeas Infantiles SOS que, cuando estamos a punto de conmemorar el Día Universal del Niño y tras celebrar el sexto aniversario de la firma de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ha organizado un encuentro para debatir sobre medidas concretas que consigan la inclusión real de la infancia, la adolescencia y la juventud sin cuidado parental o en riesgo de perderlo en la Agenda 2030.

El debate virtual ha girado en torno al informe La hora de la infancia. El reto de incluir a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes sin cuidado parental o en riesgo de perderlo en la Agenda 2030, que ha sido elaborado por Aldeas Infantiles SOS con la participación de la Cátedra Santander de Derechos del Niño de la Universidad Pontificia Comillas y con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. En él, la organización ha aglutinado su propia contribución a los ODS, así como los obstáculos para alcanzarlos, estudios de caso, testimonios, normativa, una herramienta de medición del grado de cumplimiento de los mismos, y las ideas y propuestas de niños, niñas y adolescentes que viven en cuidado alternativo o están en situación de riesgo.

En el encuentro han participado actores clave en el trabajo con la infancia en nuestro país como Violeta Assiego, directora general de Derechos de la Infancia y de la Adolescencia; María del Mar Líndez, adjunta a la Dirección General de Aldeas Infantiles SOS; Clara Martínez, autora del contenido normativo del informe y miembro de la Cátedra Santander de los Derechos del Niño en la Universidad Pontificia de Comillas; y Randy Marchena, analista de datos de Aldeas Infantiles SOS Internacional.

La directora general de Derechos de la Infancia y de la Adolescencia, Violeta Assiego, ha defendido que, en el marco de la Agenda 2030, el grupo de “los niños, niñas y adolescentes que han perdido el cuidado parental es un objetivo en el que debemos poner el foco las Administraciones Públicas a nivel estatal, autonómico y local”. Assiego ha asegurado que tanto los cuidados alternativos de los niños y niñas en situación de desamparo como la atención a aquellos en situación de riesgo son ejes de la Estrategia Nacional de Infancia y Adolescencia. En este sentido, ha defendido que los estándares de calidad en materia de cuidado alternativo deben ser homogéneos en todo el territorio nacional y ha afirmado que “es fundamental apostar por proyectos y medidas que puedan innovar en la prevención del riesgo y de la separación de padres e hijos en un contexto pospandémico que es muy complejo“. Por último, directora general de Derechos de la Infancia y de la Adolescencia ha hecho hincapié en su preocupación por mejorar la transición a la vida adulta de los niños y las niñas que salen del sistema de protección, sosteniendo que “es preciso que esta sea lo más fácil y armónica posible para que el día que cumplen 18 años no sea el más triste de su vida“.

Por su parte, María del Mar Líndez, ha expuesto que la experiencia de Aldeas Infantiles SOS demuestra que evitar la separación de padres e hijos y mejorar sus condiciones de vida y sus perspectivas de futuro es posible. María del Mar ha querido mostrar “el lado humano de los ODS y lo que significa no dejar a nadie atrás”, mencionando historias concretas de participantes en los programas de Aldeas, “como Kimberley, a quien hemos acompañado desde el Programa de Familias en su constancia y superación para terminar su formación y recuperar la confianza en un momento difícil de su camino; o como Zahira, que a través del programa para jóvenes Youth Links ha podido enfocar su visión de futuro a nivel laboral y desarrollar la seguridad en sí misma“.

En el área normativa, Clara Martínez ha recordado que, tal y como el Comité de los Derechos del Niño indica a España en sus Observaciones Finales, las familias necesitan apoyos para evitar que condiciones relacionadas con la pobreza o la falta de habilidades parentales contribuyan a generar contextos que terminen con la separación de un niño de sus padres, poniendo énfasis en la importancia del trabajo preventivo.

Para Aldeas Infantiles SOS es urgente reducir la fragilidad de las familias mediante políticas preventivas y de fortalecimiento familiar, invertir en educación y generar oportunidades para todos y todas, y en particular para los jóvenes, favoreciendo su plena inclusión social y en el mundo laboral. En este proceso, es preciso escuchar y tomar en cuenta todas las voces, incluidas las de los niños y niñas, y promover, para ello, canales de participación accesibles y garantistas de sus derechos. Para elaborar este informe, Aldeas Infantiles SOS ha consultado a 743 niños, niñas y adolescentes de sus programas de Protección, Prevención y Jóvenes con el fin de conocer su percepción de las problemáticas que aborda la Agenda 2030 y escuchar sus propuestas para ponerles remedio.

La organización de atención directa a la infancia ha hecho una llamada a la acción y ha abogado por una estrategia de recuperación de la crisis socioeconómica generada por la pandemia en clave de infancia, en la que converjan los planes europeos de recuperación social y económica con la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030 y la Estrategia Nacional de Infancia y Adolescencia.

DESCARGA AQUÍ EL INFORME: https://cms.aldeasinfantiles.es/uploads/2021/09/La-hora-de-la-infancia.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.