Wallbox internacionaliza su ecommerce en más de 20 países gracias a la plataforma de pagos de Adyen

Wallbox fue fundada en 2015 por dos ingenieros afincados en Barcelona, Enric Asunción y Eduard Castañeda, que creían que las opciones de recarga de vehículos eléctricos existentes no satisfacían las necesidades de los usuarios. Crearon la empresa con la visión de eliminar las barreras a la adopción del coche eléctrico a corto plazo y desbloquear el uso de las renovables a largo plazo. En la actualidad, la empresa ofrece a sus usuarios soluciones de carga de vehículos eléctricos y de gestión de la energía para uso residencial, semipúblico y público. La gama de productos de la empresa incluye Quasar, el primer cargador bidireccional de corriente continua del mundo para uso doméstico; Supernova e Hypernova, cargadores rápidos y ultrarrápidos de corriente continua para uso público; un conjunto de soluciones de carga de corriente alterna; y un software diseñado para la gestión inteligente de la energía.

Con nueve oficinas en tres continentes y presencia en más de 80 países, Wallbox cuenta con un catálogo online de productos disponible para clientes de todo el mundo, quienes pueden solicitar un presupuesto online, aunque no disfrutar de una experiencia de compra 100% digital. La empresa lanzó su tienda online en 2019, inicialmente en tres países, con el objetivo de que el consumidor final pueda acceder a sus productos de la forma más cómoda y adquirirlos totalmente online de principio a fin. Apenas dos años después, Wallbox había ampliado su comercio electrónico a 20 países, lo que supone un crecimiento del 800%.

Internacionalización

La expansión internacional de Wallbox ha generado la necesidad de implementar en su tienda online una plataforma que permitiera añadir los medios de pago habituales en cada mercado de forma ágil y directa. En septiembre de 2019, Wallbox incorporó la plataforma de pago de Adyen a su estructura de comercio electrónico para fomentar las sinergias con la estrategia de expansión internacional de Wallbox. La elección de Adyen está ayudando a Wallbox a cumplir su triple objetivo de contar con una plataforma de comercio unificado que le permita gestionar de forma centralizada todas las transacciones, mejorar la experiencia del comprador y minimizar el riesgo de compras fraudulentas.

«Desde 2019 la internacionalización de nuestro comercio electrónico era una de las principales decisiones estratégicas, por lo que contar con una plataforma de pago como Adyen que nos ayudara a crecer en nuevos mercados adaptándose al cliente era vital», explica Tomás Muro, Director Global de eCommerce de Wallbox.

Gracias a la implementación de estos servicios necesarios, Wallbox ha podido adaptar la experiencia de compra a las necesidades de sus clientes. Como reconoce Muro, de Wallbox: «cada continente donde ofrecemos nuestros productos y servicios tiene sus propias peculiaridades, pero a gran escala, la solución más aceptada que hemos encontrado es Adyen. Entendemos perfectamente las prioridades de nuestro sector, cada vez más rápido, y de la industria, donde es necesario no solo simplificar, sino también agilizar los pagos para este tipo de empresas.»

Presente y futuro de la experiencia de compra

Para entender el papel que juegan los pagos dentro de una empresa como Wallbox, hay que tener en cuenta que el comercio electrónico de la compañía se centra en sus productos orientados al consumidor final, el B2C. Por este motivo, Wallbox considera que la experiencia del usuario es clave para su éxito y, por ello, encontrar la plataforma de pagos adecuada ha sido su principal prioridad al valorar las opciones a la hora de elegir un partner. Wallbox seleccionó la plataforma de comercio unificado de Adyen por considerarla una plataforma de pago ideal para el crecimiento futuro, gracias a una amplia gama de métodos de pago alternativos.

«El reto aquí es hacer que la experiencia de compra de los clientes de Wallbox sea lo más fácil, intuitiva, ágil y segura posible, además de permitir la expansión que la marca quiere ejecutar», explica Juan José Llorente, Country Manager de Adyen para España y Portugal.

Gestión de riesgos

Una adecuada gestión del riesgo a la hora de detectar pagos fraudulentos es primordial para un sitio de comercio electrónico como el de Wallbox, que debe ofrecer una experiencia de compra satisfactoria a sus clientes y, al mismo tiempo, protegerse de intentos de compra no legítimos. «Debido al tipo de productos que vendemos online, entre otras razones, es vital para nosotros contar con un sistema que nos permita protegernos contra la actividad de compra fraudulenta», explica Tomás Muro.

La funcionalidad de RevenueProtect utiliza una tecnología avanzada combinada con reglas de riesgo personalizables por el vendedor que le permiten decidir en qué momento establecer alertas de riesgo en función del tipo de producto que vende y de la tasa de fraude detectado en su mercado y su sector específico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.