El cuidado emocional de los alumnos será una de las claves de la educación post pandemia, según el 77% de los profesores españoles

Cuatro de cada cinco docentes españoles (77%) consideran que, en los próximos cursos escolares, su desempeño profesional se centrará en gran medida en dedicar especial atención al bienestar emocional de sus alumnos, de acuerdo con los resultados de la última encuesta realizada por Cambridge International, el mayor proveedor del mundo de programas y titulaciones de educación internacional para jóvenes de entre 5 y 19 años. La encuesta recoge los desafíos a los que el profesorado español se ha enfrentado durante la pandemia y las perspectivas de futuro para el sector educativo tras la crisis.

Además, los docentes ofrecen su visión sobre las tendencias que seguirá la educación en los próximos años, motivados en gran medida por la necesidad de hacer frente a una nueva situación que redefine por completo el entorno educativo. De este modo, los resultados de la encuesta advierten que los principales retos de cara a los próximos cursos escolares estarán basados en la creación y manejo de material digital (51%), contar con nuevas herramientas y recursos educativos para impartir clase (54%) y, sobre todo, mantener un trato cercano centrado en el apoyo emocional constante a su alumnado (48%).

Así, para la mitad de los profesores encuestados (51%) por Cambridge International, el área afectiva-emocional del aprendizaje, que tiene que ver con el manejo y la expresión de las emociones, es la más afectada por la pandemia. Consideran que lidiar con emociones como la frustración, el desconcierto, la tristeza y la incertidumbre supuso el obstáculo más difícil para sus alumnos en ese periodo. Por su parte, la mitad de los docentes consideró menos relevante el desarrollo de los estudiantes en las asignaturas curriculares, como matemáticas, lengua o ciencias.

Los profesores destacan que la relación con sus alumnos se ha fortalecido: la cercanía y confianza con sus estudiantes ha mejorado en este tiempo y con respecto a años anteriores, según un tercio del profesorado, que ahora se preocupa más por áreas de la vida de los estudiantes que van más allá de su rendimiento escolar. La evaluación ultrapersonalizada tiene un hueco en las clases post pandemia, y se intensificará en los próximos años, según destaca el 44% de los encuestados, a través de tutorías frecuentes.

Tal y como explica Nick Mazur, portavoz y Senior Manager de Cambridge International en Europa, “los datos demuestran que, para enseñar y aprender, tiene que haber una conexión entre alumno y profesor”. “Desde Cambridge International pusimos a disposición del profesorado multitud de herramientas para guiarles en esta nueva situación: podcasts, blogs, webinars, vídeos, que pretendían servir de orientación a la hora de motivar a los alumnos, favorecer el aprendizaje y la concentración o conocer cómo acercarse a los problemas de cada estudiante”, recalca Mazur.

Durante el curso escolar 2020-2021, los docentes españoles han desarrollado metodologías de trabajo alumno-céntricas para enseñar y aprender, con el objetivo de optimizar el bienestar de sus alumnos mientras aprendían desde casa. Organizaron todo tipo de actividades que ofrecían mayor dedicación a cada estudiante: las tutorías individuales fueron las acciones más populares (59%), seguidas de las reuniones con toda la clase (52%) y las actividades temáticas, con juegos o cuestiones más lúdicas (45%).

El estrés emocional, uno de los grandes desafíos de los docentes en pandemia

Más de la mitad (51%) de los docentes encuestados afirma que su carga de trabajo se incrementó debido a los difíciles momentos por los que han tenido que pasar tanto en el ámbito personal como el social: el estrés emocional motivado por la incertidumbre y el miedo al virus de la COVID-19 se posicionan como los aspectos más relevantes para ellos durante el periodo de confinamiento y tras el regreso a las aulas.

Los profesores necesitan más que nunca sentirse conectados con su entorno: para 4 de cada 5 (82%), la colaboración entre colegas es una de las experiencias positivas que querrían mantener de cara a un nuevo curso sin amenaza de pandemia, y esperan que se intensifique en el futuro. Además, un tercio de los encuestados afirma que su centro escolar ha desempeñado un papel importante en el reconocimiento social obtenido tras su esfuerzo por educar durante la pandemia.

Disponer de las herramientas y los recursos educativos adecuados, claves para redefinir el entorno laboral del profesorado español en el futuro

Las rutinas laborales han cambiado para los profesores: las clases online han sido las protagonistas durante este curso escolar, y para poder impartirlas adecuadamente, los docentes han tenido que enfrentarse tanto a la preparación del contenido, como a la adaptación a las herramientas digitales necesarias. Aprender a utilizar nuevas plataformas para la enseñanza o el uso de herramientas y material visual para atraer la atención de los alumnos, se ha convertido en algo esencial en su trabajo cotidiano.

El nuevo panorama digital se ha convertido, en ocasiones, en una dificultad para los profesores, sobre todo al inicio de la pandemia: cerca de la mitad (47%) de los encuestados por Cambridge International

considera que impartir clases online y ponerse al día con las nuevas plataformas supusieron una gran dificultad en su desempeño profesional. Según los docentes españoles, la creación y manejo de material digital (51%) y la formación para el aprendizaje online (60%) serán clave en la educación post pandemia.

Los retos en las aulas son digitales

Los retos que los profesores consideran que los centros escolares deben abordar están precisamente relacionados con el ritmo de aprendizaje de los alumnos a distancia: conseguir que mantengan la concentración en las clases online (58%), ayudarles a entender y utilizar las herramientas digitales (55%) o cómo evaluar sus conocimientos a distancia (54%) son algunos de los “deberes” que el profesorado propone al sistema educativo para los próximos años.

En la nueva “mochila digital” de los alumnos, es imprescindible contar con una buena conexión a internet, un equipo estable y un lugar apropiado para atender las clases online. Sin embargo, para más de la mitad del profesorado (51 %), atender estas cuestiones y lograr una homogeneidad en el aula se considera un reto que irá cobrando cada vez más importancia en el ámbito educativo y familiar de cada estudiante. Además, consideran que la pandemia ha empeorado considerablemente los niveles de inclusividad en el aula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .