Simplicity Works, deep tech para el calzado con un pie en el mercado alemán

La española Simplicity Works sigue avanzando con su disruptiva tecnología que sustituye la costura y el pegado, por la unión de las distintas partes de un calzado en un solo paso mediante un polímero químico. Tras llevar su sistema 3D Bonding a América a finales de 2020, integrándola en los procesos del conocido fabricante mexicano Berrendo, la compañía mantiene su gran proyección y ha cerrado su primer acuerdo en territorio europeo con la alemana Wortmann Schuh-Holding.

La entrada en este nuevo mercado se produce poco después de recibir el reconocimiento a la mejor tecnología Next Textile Generation en los premios Open Call for Deep Tech and Deep Science Startups del Foro Transfiere 2021, el mayor encuentro de I+D+i del Sur de Europa, y tras situarse como finalista en la categoría “Industria 4.0” en Hello Tomorrow, el mayor evento deep tech del mundo. Así pues, la firma nacida en Alicante, ahora inmersa en su fase de industrialización, se consolida como el principal exponente del deep tech en el mundo del calzado, impulsando la “relocalización inteligente” de la industria, una tendencia que ya ha hecho que importantes marcas abandonen la fabricación en Asia para traer de vuelta la producción a sus regiones de origen.

“Lo que conocemos como deep tech es la esencia de la invención. Son descubrimientos que realmente cambian una industria por completo y suponen un avance inédito para la humanidad. Por eso, aunque hay muchas startups y empresas que innovan, son pocas las que desarrollan una tecnología capaz de marcar un antes y un después en su sector”, explica Adrián Hernández, fundador y managing director de Simplicity Works, e inventor de la tecnología 3D Bonding. “Como sociedad, debemos preguntarnos qué necesitaremos para tener un mañana mejor. A principios de siglo, el foco se puso en las infraestructuras y las telecomunicaciones, porque necesitábamos conectarnos. Posteriormente impulsamos una enorme evolución en la tecnología informática y los ordenadores, pero dejamos de inventar en otras áreas. En este sentido, lo que ahora llamamos deep tech era más habitual a principios y mediados del siglo XX, donde encontramos revoluciones como la producción en cadena de Ford, el impulso de la industria siderúrgica de Carnegie o las patentes eléctricas de Tesla”, destaca el directivo.

Entre las pocas empresas de la zona que reflejan una situación similar, y que han logrado plasmar ese carácter disruptivo con sus propuestas, englobándose dentro de las empresas deep tech, encontramos a algunas que cohabitan con Simplicity Works en el ecosistema de la Comunidad Valenciana. “Casos como los de Greene o PLDSpace son ejemplos de tecnologías que pueden provocar un cambio profundo en nuestra sociedad. Greene está consiguiendo que la eliminación de residuos sea verdaderamente rentable, revalorizando los desechos para generar energía limpia, gas renovable y otros productos de alto valor añadido. Por su parte, PLDSpace lidera en España el desarrollo de cohetes reutilizables para llevar satélites al espacio”, apunta Hernández.

Eco Challenge, invención real para cambiar la industria del calzado
El impulso de un verdadero cambio en la fabricación de calzado ya se ha convertido en una realidad que ha reunido a importantes compañías españolas y asociaciones en torno a un proyecto de industria 4.0 único: Eco Challenge. Esta iniciativa, encabezada por Simplicity Works como empresa tractora del proyecto, y que arrancó junto a 46 entidades a las que se han sumado nuevas marcas como Camper, abrirá este año la fábrica LAB en la que se invertirán 2,5 millones de euros para comenzar a fabricar desde Elche los zapatos y zapatillas de grandes firmas internacionales. De hecho, el proyecto cuenta con el respaldo y seguimiento tanto del gobierno central como autonómico dado, su potencial transformador.

Este centro de producción, apoyado por la Generalitat Valenciana para conseguir fondos Next Generation EU, dará trabajo en su fase inicial a más de un centenar de profesionales y tendrá capacidad para suministrar alrededor de 600.000 pares de zapatos anuales para la industria del calzado internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .