Hisense apoya el desarrollo de tecnología inteligente para favorecer el ahorro el Día Mundial de la Eficiencia Energética

Hisense, empresa líder en tecnología de consumo y patrocinador oficial de la UEFA EURO 2020™, invita un año más a reflexionar sobre la importancia del uso racional de la energía y la inversión en tecnología adaptada a la protección del medio ambiente con motivo del Día Mundial de la Eficiencia Energética, que se celebra mañana 5 de marzo.

La marca, concienciada con las consecuencias del cambio climático, lleva más de una década enfocado a cómo conseguir productos de electrónica y de hogar más sostenibles, además de financiar campañas destinadas a facilitar el acceso a dispositivos innovadores al mejor precio. En sus centros de producción, Hisense ha implementado sistemas de reciclaje para contribuir a su rentabilidad y proteger el ecosistema. Estos espacios dentro de las fábricas están pensados para reciclar cartón, plástico, poliestireno, espuma y otros materiales contaminantes no degradables.

El informe publicado por Energy efficiency en 2020 preveía que la intensidad de la energía mundial iba a disminuir menos del 1% durante el año. Estos números constituyen la tasa más baja desde 2010 a la hora de valorar el nivel de mejora requerido para alcanzar los objetivos fijados en todo el planeta y afrontar así eficazmente la lucha contra el cambio climático. Como asegura Yannella Amendola, Directora de Marketing de Hisense: “Estamos convencidos de que la conservación del Planeta y reducir la contaminación atmosférica es tarea de todos, especialmente de las empresas, por lo que reinvertimos una importante cantidad de nuestros ingresos anuales en nuestros 12 centros de I+D para el desarrollo de nuevos productos, cada vez más eficientes y capaces de liderar el camino hacia la sostenibilidad”. Y añade: “Desde Hisense apoyamos también la celebración de un día como este con un trabajo diario a favor de nuevas tecnologías”.

Hisense ofrece a los usuarios productos que contribuyen a reducir su impacto diario y a optimizar energía. Sus electrodomésticos incorporan los últimos avances en domótica, que ayudan a un consumo más inteligente y personalizable, además de potenciar el ahorro de electricidad y de agua y de reducir el impacto de la huella de carbono.

Con la llegada de la nueva etiqueta energética, Hisense plantea una serie de premisas que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un nuevo electrodoméstico a partir de este mes de marzo:

_El uso responsable de la etiqueta energética
Esta herramienta del consumidor aparece indicada siempre que compramos electrodomésticos e informa sobre su eficiencia energética y su consumo. De esta forma, podemos saber qué modelos necesitan menos energía para funcionar o los productos que se preocupan más por el cuidado del medio ambiente.

_Los productos no consumen más energía: solo se reordenan las categorías
Los productos de marcas como Hisense no han cambiado y no consumen más que antes. Lo que ha cambiado es la escala que fija la letra de las etiquetas. Antes de este último cambio, los modelos podían ser clasificados de la A a la F, además de las conocidas A+, A++ y A+++.

_La categoría B se destina a los productos actuales con mayor eficiencia
Hasta ahora, muchos productos de Hisense y de otras compañías habían logrado alcanzar calificaciones de A+++, que pasan ahora a ser categoría B o D. Este nuevo etiquetado es más estricto, por lo que la clase A se asignará únicamente a las nuevas tecnologías que se presenten en un futuro y que aporten una mayor eficiencia energética. Por ejemplo, pasan de categoría A+++ a B electrodomésticos como la lavadora WFGA90141VM con funciones comprometidas con el ahorro como Green Bar, capaz de tener en cuenta parámetros como la temperatura o la velocidad de centrifugado y mostrar información sobre el consumo de energía y agua, entre otros avances tecnológicos.

_Las etiquetas aportan un mayor detalle sobre el funcionamiento del electrodoméstico
Esta nueva etiqueta aporta, además, información muy útil para el comprador y detalla a la perfección todas las ventajas o posibles desventajas de los distintos productos, como la capacidad de carga máxima, la eficiencia del centrifugado, la duración máxima del programa ECO, el consumo de agua o, incluso, el nivel de ruido.

_No todos los electrodomésticos tendrán que cambiar ahora su etiqueta
El proceso de integración de las etiquetas será escalonado, las primeras serán las lavadoras, las lavadoras-secadoras, los lavavajillas, frigoríficos y congeladores, así como las vinotecas. A partir del 1 de septiembre de 2021 serán los sistemas de iluminación los que también deberán adaptarse, y en 2022 serán las secadoras y los aires acondicionados los que deberán aplicarlo.

_La eficiencia de los electrodomésticos no se calculará exactamente igual siempre
A la hora de determinar el gasto esta nueva etiqueta modificará los parámetros que se toman en consideración para su cálculo. Por ejemplo, el consumo de energía de las lavadoras, cuya etiqueta actual se basa en un uso anual, se calculará para 100 ciclos de lavado.

Esta etiqueta cuenta a su vez con un código QR con el que los usuarios podrán acceder a información más detallada a través de la base de datos europea de productos para el etiquetado energético (EPREL). Disponible a partir de este mes a medida que los nuevos productos empiecen a utilizar la etiqueta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .