La ciencia en el cine, ¿es física todo lo que reluce?

Películas de superhéroes, de viajes espaciales, de futuros distópicos… Muchas de ellas explican fenómenos aparentemente imposibles basándose en principios físicos que…, ¿son realmente ciertos? O lo que es mejor, ¿podrían serlo en un futuro cercano? Está claro que en el cine prima más la espectacularidad que el rigor científico, puesto que una buena parte de la población es ajena a muchos de los términos o principios básicos de la física.

La profesora y Doctora en Física (Universidad de Berkley) Beatriz Mtz. Pabón, ofrecerá una Máster Class online titulada ‘¿No es ciencia, o no es ficción?’, el próximo 10 de febrero a las 17h donde explicará de manera amena y divulgativa, pero al mismo tiempo rigurosa, cómo muchas de las películas más famosas del séptimo arte; Star Wars, Interstellar, Ant-Man, Regreso al Futuro, etc., recurren a fenómenos físicos que no son del todo ciertos, como por ejemplo:
· Lo ‘cuántico’: En las películas, cualquier cosa que lleve la palabra cuántico como adjetivo es sinónimo de poderoso o incluso de peligroso (ordenadores, bombas o incluso ‘mundos’, como en Ant-Man). El alegre uso de este término en muchas ocasiones tiene poco que ver con la realidad aunque…¿quién puede saberlo? A pesar de que hemos avanzado en su estudio, siempre será muy difícil hacerse una idea de cómo funcionarían en él las cosas. Como dijo el célebre científico R. Feynman, “si crees que entiendes la mecánica cuántica, es que no entiendes la mecánica cuántica”.
· La Materia Oscura: ¿Es que en el Lado Oscuro saben más ciencia que nosotros, o al final se han despistado? Por supuesto, los científicos al servicio de los Sith están mucho más adelantados en cuanto a tecnologías de destrucción planetaria que nosotros; sin embargo, tal vez lo que nosotros sabemos –y lo que no sabemos – sobre la materia oscura, nos permita decirles que no la están manipulando correctamente.
· Agujeros de gusano: Pasar de un mundo a otro o de una época a otra parece fácil si tienes un agujero de gusano a mano, ¿verdad?, ¡que se lo digan a Donnie Darko! Un agujero de gusano, en el mundo actual es una mera hipótesis científica, sin embargo, si de algo estamos seguros, es de que, si apareciera uno junto a nuestra casa, supondría que el mundo ha desaparecido tal y como lo conocemos.
· Coches…, o patinetes que vuelan: Desde Regreso al Futuro II el sueño de todo boomer ha sido tener uno de esos patinetes voladores que aparecían en la película, pero aunque ha habido varios intentos y ya ha pasado la fecha icónica del 2015, aún no hemos podido ver ninguno comercializado. ¿Es que no es posible? Hoy por hoy, tener un patinete que funcione como un pequeño cohete, o con propulsión de aire, supondría un gasto de energía imposible de mantener. Sin embargo, no estamos tan lejos como pensamos de tener medios de transporte que se les parecen: el truco está en utilizar una fuerza a distancia, como es la magnética, cuya intensidad y características permiten que los trenes maglev sean hoy en día ya una realidad.
· La gravedad y el paso del tiempo: En Interstellar, una de las películas científicas de los últimos años más aclamadas por la crítica, tuvimos ocasión de ver algunos de los fenómenos astronómicos y relativistas que llamaron profundamente nuestra atención. Posiblemente, si conocemos la teoría de la Relatividad Especial de Einstein, ya sabremos que el tiempo y el espacio cambian según nuestra velocidad en el universo; pero en la película, no era este el motivo del cambio en el tiempo pasado, sino que se debía a la gravedad. Esta relación viene descrita por la teoría de la Relatividad General, que suele ser algo menos conocida, pero no por ello menos real.
· El fin del mundo: En muchas películas un gran desastre venido del exterior amenaza con acabar con la vida en nuestro planeta, pero, ¿cuántas de estas amenazas son ciertas? Que se ‘rompa’ la luna, que muera el sol, que partículas solares calienten la tierra… Desde luego, nos han dado motivos para mantenernos preocupados, pero, para poder dormir tranquilos, vamos a ver si estos fenómenos son posibles, y qué consecuencias podrían tener en caso de producirse.

Y es que como vemos a través de estos ejemplos, la física no tiene por qué ser aburrida. De hecho, es un sector que está demandando cada vez más profesionales con formación científico-tecnológica, proceso que se ha visto acelerado por la digitalización explosiva a la que ha obligado la pandemia, por eso U-tad es el primer Centro Universitario en impartir un Doble Grado en Ingeniería del Software y Física Computacional, a partir del curso 2021-2022.

Este Doble Grado se dirige a chicos y chicas que sienten curiosidad por cómo funcionan las cosas que nos rodean: la luz, el sonido, el calor, la meteorología, los seísmos, el sistema solar, etc. El GPS, la detección de ondas gravitatorias, los Qbits o la simulación digital de un tsunami en una película son ejemplos de estas aplicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .