España, entre los países con la economía digital más estable por su tasa de adopción e inclusión digital y el estado actual de digitalización

La Escuela Fletcher de la Universidad de Tufts y Mastercard han presentado hoy el Índice de Inteligencia Digital, que refleja la evolución de las economías digitales, así como la confianza y la inclusión digital de miles de millones de personas en 90 países. Los resultados posicionan a España entre las economías digitales más estables, gracias a factores como la tasa de adopción e inclusión digital, y muestran que el estado actual de digitalización en el país es alto: un 67% sobre 100, por encima de la media global (un 54%).

Se trata del tercer estudio de este tipo, que empezó en 2014 y tuvo su segunda edición en 2017, cuyo objetivo es tomar el pulso del desarrollo digital a nivel global, analizar los factores clave que promueven el cambio y desvelar los desafíos que supone la pandemia global, así como ofrecer una previsión del escenario tras la actual crisis.

El índice de este año se enfoca en dos factores clave: evolución y confianza digital. La evolución digital refleja el progreso histórico de las economías y cómo han llevado a cabo la transición de una economía física a una digital. Por otro lado, la confianza digital analiza el estado actual de la digitalización en los distintos mercados y cómo alcanzar un futuro más inteligente e inclusivo.

La situación de España en relación con diferentes marcadores
Entrando en un análisis pormenorizado de los diferentes marcadores se puede ver que en cuanto a la oferta y demanda de productos tecnológicos, España se encuentra bien posicionada, por encima de la media global: ocupa el lugar número 22 en el ranquin de oferta (con un 77%, superando el promedio mundial de 51% con más de 25 puntos porcentuales) y en lo que respecta la demanda de estos productos se coloca en el puesto 26, con un 79% (casi 15 puntos porcentuales más que la media global de 64%).

Asimismo, España ha sido bien valorada en los indicadores que miden el apoyo de instituciones, superando la media internacional y situándose en la posición 34 con un promedio de 64% (mientras que la media global es de 53%). En innovación también está por encima de la media internacional, colocándose en la posición 41 (con un porcentaje también de 41%, cuatro puntos porcentuales por encima del promedio de 37%). Sin embargo, en cuanto al impulso tecnológico, el país está por debajo de la media global, posicionándose en el puesto 70 de 90, con un porcentaje de 40,5% (7 puntos porcentuales por debajo de la media global de 48%). Aunque, cabe destacar que, es el único indicador en el que España está por debajo del promedio internacional.

¿Cuáles son las economías digitales más dinámicas y qué implicaciones tiene serlo?
Los resultados arrojan que las economías digitales más dinámicas, como Estados Unidos, Corea del Sur, Taiwán, Emiratos Árabes Unidos y Alemania, superaron significativamente la tasa de crecimiento de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en el segundo trimestre de 2020, en medio del confinamiento y las medidas preventivas para paliar la pandemia global. Asimismo, el índice desvela que estos países cuentan con un alto nivel de talento disponible; colaboran de forma activa en la investigación y el desarrollo de la tecnología, tanto en el mundo académico como con distintas industrias, y tienen un historial sólido a la hora de crear e incorporar productos digitales en sus mercados.

Bhaskar Chakravorti, decano de Negocios Globales de la Escuela Fletcher de la Universidad de Tufts, asegura: “La pandemia es la prueba más pura de la transición mundial hacia la digitalización. Tenemos una visión más clara de cómo las economías digitales dinámicas pueden facilitar la resiliencia económica durante una época de cambios globales sin precedentes y cómo pueden ayudar a los países a prepararse para la recuperación y el cambio”.

Actualmente, casi dos tercios de la población mundial tiene acceso internet, con lo cual, el estudio señala que el mundo se encuentra en una fase posterior, donde el acceso por sí solo no es suficiente. Ahora, aspectos como la calidad del acceso, el uso eficaz de las tecnologías digitales, el apoyo de instituciones responsables, las políticas sólidas en cuanto al tratamiento de datos y la confianza son factores importantes para determinar la competitividad y la sostenibilidad en el ámbito digital. Con el respaldo de esta información, las empresas y los gobiernos podrán trabajar de forma conjunta para ayudar a los 7.600 millones de personas de todo el mundo a beneficiarse de las oportunidades que brinda una economía digitalmente avanzada.

Una perspectiva global sobre la evolución digital y la confianza
El estudio abarca al 95% de la población mundial que tiene acceso a internet y se basa en datos recopilados en los últimos 12 años. Mide 160 indicadores en 90 economías distintas y se enfoca en cuatro pilares clave: entorno institucional, condiciones de oferta, condiciones de demanda y capacidad de innovación y cambio. Estos indicadores, a su vez, califican a los mercados en cuatro categorías:
· Las economías destacadas (Stand Out Economies)- Singapur, Estados Unidos, Hong Kong, Corea del Sur, Taiwán, Alemania, Estonia, Emiratos Árabes Unidos, Israel, República Checa, Malasia, Lituania y Qatar encabezan la lista, gracias a que son mercados sumamente avanzados digitalmente y dinámicos. Además, son líderes a la hora de impulsar la innovación y aprovechar el entorno de manera eficiente y eficaz.
· Las economías estables (Levelled Out)- Mercados como España, Suecia, Reino Unido, Holanda, Japón y Canadá son economías digitales maduras con un alto índice de adopción digital. Estos países tienden a enfocarse en la sostenibilidad de la adopción digital, por encima de la velocidad, y, por lo general, invierten en la expansión de la inclusión digital y en la construcción de instituciones sólidas.
· Las economías emergentes (Break Out)- China, India, Indonesia, Polonia y Rusia son países que evolucionan rápidamente y que tienen un margen de crecimiento significativo. Además, resultan atractivos para los inversores.
· Las economías a vigilar (Watch Out)- Países como Nigeria, Uganda, Colombia, Perú, Pakistán y Sri Lanka tienen grandes brechas en su infraestructura digital. A pesar de esto, los jóvenes muestran entusiasmo por un futuro digital con un mayor uso de las redes sociales y pagos móviles.

Por otro lado, la confianza digital mide 198 indicadores en 42 de las economías del índice y se enfoca en cuatro pilares clave: comportamiento, actitudes, entorno y experiencia.
· Economías como Brasil, Colombia y México empiezan a ganar terreno en cuanto al comportamiento, demostrando un compromiso importante en las redes sociales y otras nuevas tecnologías.
· Economías como China, Indonesia y Vietnam tienen actitudes a favor del futuro digital, impulsadas por la rápida expansión de la adopción digital y el surgimiento de nuevas oportunidades.
· Las economías más maduras en cuanto a la digitalización y las políticas en este ámbito, como Suecia, los Países Bajos y Dinamarca, comparten medidas que fortalecen el entorno de confianza, como las políticas de privacidad, seguridad y responsabilidad. Los ciudadanos de estos países tienden a tener actitudes más optimistas sobre el futuro de la digitalización.
· Economías como Estados Unidos, Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur y Singapur brindan a los ciudadanos una experiencia óptima, gracias a su infraestructura avanzada, acceso amplio y altos niveles de interacción. Además, estos mercados también tienen un gran índice de participación, lo que ofrece a estas economías una clara ventaja en un futuro “más allá del acceso”.

Según Mark Barnett, presidente de Mastercard Europa: “Dado que todos tenemos una vida cada vez más digital, es importante entender cómo ha evolucionado la digitalización de los países y cómo la confianza en el ecosistema puede contribuir a su crecimiento e impulso. Las economías europeas se encuentran entre las más desarrolladas a nivel digital del mundo, pero, a medida que evoluciona la tecnología, nuestro enfoque también debe hacerlo. El entorno político, las instituciones, las condiciones de infraestructura y la confianza de los consumidores europeos deberán facilitar que las economías de la región prosperen como líderes digitales sostenibles e inclusivos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .