25 años del MP3: de la revolución de las descargas al futuro del streaming

Sólo varias extensiones de archivo son tan conocidas y revolucionarias como esta. A día de hoy la designación “MP3” es prácticamente sinónimo de música. Este estándar mundialmente famoso cumple 25 años en 2020 y originalmente vino de Alemania.

Revolución digital desde Baviera
La gente normalmente espera que los grandes avances técnicos vengan de Silicon Valley en Norte América. En 1995, sin embargo, fueron investigadores, ingenieros y científicos alemanes, en el Instituto Frauhofer de Circuitos Integrados (IIS) en la ciudad de Erlangen en Baviera, quienes dieron inicio a la era moderna de la música. Lo hicieron creando el estándar ISO/IEC 11172-3, comúnmente conocido como la extension de archivo “.mp3” (MPEG Audio Layer 3). La idea era simple: para hacer la música digital más accesible, los archivos de audio tenían que ser comprimidos de tal manera que usaran menos datos, sin apenas una pérdida audible de calidad.

¿Cuál fue el truco para lograrlo? En pocas palabras, el oído humano no procesa toda la información en sonidos grabados. De hecho, hay ciertos rangos de la frecuencia que el oído no recoge en absoluto. También tiene dificultad para percibir, por ejemplo, sonidos silenciosos que siguen directamente después de los fuertes. Los métodos de comprensión como MPEG aprovechan todo esto. Los archivos de audio se procesan de tal manera que falta cierta información acústica, sin embargo, el oído humano prácticamente no puede notar la diferencia.

Música siempre a mano
Incluso si los oídos entrenados todavía son capaces de escuchar la diferencia, el éxito triunfal del formato es indiscutible. El estándar ISO/IEC 11172-3 allanó el camino para las descargas de música. Al principio, la gente utilizaba principalmente servidores FTP para intercambiar archivos de audio de izquierda a derecha, con total desprecio por todos los derechos de autor. Y luego los servicios digitales de intercambio de archivos como Napster® aparecieron en escena.

Hubo un largo periodo de tiempo, sin embargo, en el que los ordenadores eran la única opción para reproducir esta música. Con la llegada de los primeros MP3 portátiles, la difusión del formato MP3 tomó más velocidad. A partir de 1998, cada vez más dispositivos de reproducción móviles llegaban al mercado. Esto significaba que podías llevar tus archivos MP3 contigo todo el tiempo, ya fuera en bicicleta, andando o montando en el autobús o tren. Cuando Apple® introdujo la primera generación del iPod® en 2001, el formato desarrollado en Erlangen se convirtió en la opción inevitable para guardar y escuchar música.

La era del streaming
Algunos años más tarde, los dispositivos utilizados únicamente para reproducir música desaparecieron de nuestra vida cotidiana. Desde hace tiempo, los teléfonos inteligentes han sido la elección obvia y han asumido el papel que los reproductores de MP3 alguna vez cumplieron. La era de la transmisión de música ha comenzado. Hoy en día, la mayoría de nosotros escuchamos nuestra música a través de servicios de streaming como Spotify®, ya sea de forma gratuita y financiada por publicidad o a través de una suscripción de pago. Los proveedores ahora ofrecen una amplia gama de servicios: algunos de ellos recortan sus archivos para garantizar velocidades de datos, mientras que otros, se especializan en métodos de codificación sin pérdidas y de alta resolución. E incluso aunque el propio formato MP3 haya recibido una revisión técnica y ya no se utilice activamente en estos servicios, sirvió para sentar bases y lograr el objetivo de hacer que la música digital sea más accesible.

Perfecta transmisión de música con Wi-Fi perfecto
Los usuarios de soluciones streaming actuales están menos preocupados por el espacio disponible en el disco duro y más preocupados por el volumen de datos y la calidad de la conexión. Esto se debe a que una conexión online estable es indispensable para disfrutar de la música hoy en día, y para ello, hay que tener una cobertura Wi-Fi perfecta en tu casa. Las soluciones de redes domésticas de devolo te ayudan con esto, gracias a las conexiones Wi-Fi mesh actuales, te permitirán disfrutar de la música desde el ático hasta el jardín sin interrupciones, porque devolo Magic WiFi proporciona a toda tu casa una red estable para toda la familia. ¡Y como el formato .mp3, diseñado en Alemania!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .