Irlanda provee la solución para evitar la transmisión del coronavirus por contacto con superficies cerámicas y de vidrio

La irrupción del coronavirus en nuestras vidas ha provocado un cambio sin parangón en nuestros hábitos. Algunas de las medidas que hemos tenido que adoptar para frenar la curva serán temporales, pero tenemos que hacernos a la idea de que otras muchas permanecerán durante algún tiempo incluso una vez superado el pico de contagios. El contacto con todo tipo de superficies es uno de los aspectos más sensibles, ya que estas suponen un importante foco de transmisión. Eso explica la intensa actividad que se vive estos días en la sede de Kastus, compañía irlandesa que cuenta con el apoyo de Enterprise Ireland, la agencia de comercio e innovación del Gobierno irlandés, y que ha desarrollado una innovadora tecnología para la protección de las superficies de vidrio y cerámicas frente a las superbacterias y otros organismos con un 99,99% de eficacia, manteniéndolas descontaminadas de por vida.

El director ejecutivo de la compañía, John Browne, lo explicaba así a ‘The Irish Times’ estos días: “La situación ha cambiado de la noche a la mañana. Antes nos encontrábamos con largos plazos en la toma de decisiones por parte de los potenciales clientes. Ahora existe una clara urgencia en las consultas de esas empresas que desean nuestro producto de inmediato”.

Es algo comprensible dado que en los últimos años las pantallas táctiles se han convertido en ubicuas e imprescindibles en nuestro día a día. Las encontramos en las cajas de los supermercados, los controles de los aeropuertos, los cajeros de los bancos y hasta a la hora de pagar en un restaurante de comida rápida. Hasta ahora, dichas pantallas podían ser un caldo de cultivo para bacterias como clostridium difficile (C. Diff.), estafilococo resistente a la meticilina (MRSA) o el E. Coli. La pandemia del coronavirus ha cambiado las reglas del juego.

El revestimiento fabricado por Kastus se rocía sobre una superficie durante el proceso de fabricación y se sinteriza en ella mediante cocción a alta temperatura para formar una capa que repele las bacterias. En este nuevo escenario, Browne explica el aluvión de nuevas consultas recibidas por su compañía desde que el coronavirus fue declarado una pandemia.

En sus declaraciones a ‘The irish Times’, Browne predice que la pandemia cambiará para siempre la forma en que las personas interactúan con las superficies táctiles, como los cajeros automáticos y otros tipos de quioscos y paneles con pantallas compartidas.

“El comportamiento de las personas ya está cambiando y, como nuestra tecnología es aplicable en numerosos tipos de superficies, este cambio de comportamiento será una gran oportunidad para nosotros”.

La previsión ha sido clave para poder hacer frente a esta creciente demanda. Browne reconoce que la firma llevaba tiempo monitorizando la situación en China, lo que le permitió dar los pasos necesarios para mantener las existencias de stock.

Algunas grandes multinacionales como la estadounidense Zagg, especializada en cubiertas protectoras para dispositivos electrónicos, ya confiaban en Kastus para sus productos. Las circunstancias actuales han terminado de convencer a otras: “El coronavirus ha sido el catalizador que ha hecho que muchos fabricantes hayan terminado de darse cuenta de que necesitan proteger sus productos con los nuestros”, reconoce Browne.

El mercado español, en el punto de mira de Kastus
Las pantallas táctiles están cada vez más presentes en nuestras vidas y existe una clara tendencia a la señalización digital en lugares públicos como hoteles u hospitales, y España no es una excepción.

El caso de nuestro país tiene, además, una importante particularidad. España es uno de los principales productores mundiales de cerámica. Actualmente, es el quinto país por volumen de producción (un 3,9% del total a nivel mundial) y el mayor exportador dentro de la UE y el segundo a nivel internacional.

En 2018, el sector cerámico español alcanzó un récord con ventas por valor de 3.597 millones de euros. De esa cifra, 870 millones de euros correspondieron al mercado nacional y los 2.727 millones restantes a las exportaciones.

Todo ello hace de la industria cerámica española una de las más competitivas del mundo, caracterizada por su calidad y su compromiso constante con la innovación y el desarrollo de nuevos productos, rasgos que comparte con la compañía irlandesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .