La tecnología es clave para ayudar a los distribuidores a ofrecer bienes de primera necesidad

varios_zebra-retailPara Zebra Technologies Corporation, compañía que cuenta con las mejores y más innovadoras soluciones y partners para ayudar a las empresas a ser más competitivas, los dispositivos móviles, las apps de realidad aumentada o los wearables juegan hoy un papel clave para ayudar a la cadena de suministro y a los distribuidores a ofrecer a los consumidores bienes de primera necesidad.

En una situación como la actual, nunca ha sido tan difícil para el sector minorista satisfacer las necesidades de la economía “on-demand”. El rápido y repentino aumento de la demanda de productos básicos, como el pan, los huevos e incluso el papel higiénico, ha generado retos en todo el mundo. Si bien la cadena de suministro está acostumbrada a afrontar picos de consumo durante periodos de vacaciones o rebajas, la situación no tiene precedentes. Con el aumento del volumen de la demanda y la falta de mano de obra disponible, la cadena de suministro debe ser más robusta y flexible que nunca para seguir entregando los bienes básicos a los clientes.

El personal del almacén, por ejemplo, es clave para disponer de esa flexibilidad, incluyendo la forma en la que podemos incorporar rápidamente a nuevos profesionales y las herramientas que utilizarán para ser productivos. Así, los dispositivos móviles AndroidTM pueden ayudar a acelerar su formación gracias a una interfaz de usuario familiar. Esto otorga a minoristas y empresas de logística una agilidad extra para adaptarse a las necesidades de los clientes en cuanto a bienes esenciales.

Cómo puede ayudar la tecnología
Los ordenadores móviles basados en Android ofrecen a los trabajadores la inteligencia necesaria para realizar las tareas con precisión, algo crucial en el entorno de almacenamiento actual. Estos dispositivos se utilizan normalmente las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año, por lo que deben tener baterías más grandes que las de los portátiles profesionales tradicionales para poder funcionar durante mucho más tiempo. Cada segundo de inactividad puede afectar al flujo de operaciones y reducir la tasa de recogida. Los dispositivos también deben ser capaces de facilitar una captura de datos muy rápida sin comprometer la precisión, por lo que las capacidades de escaneo de estos ordenadores son cruciales para la productividad y eficiencia.

Muchos ordenadores portátiles profesionales no pueden leer códigos de barras desde lejos y esto puede convertirse rápidamente en un problema para aquellos trabajadores de almacenes que tienen que hacerlo en distancias de incluso más de veinte metros. Al mismo tiempo, los conductores de carretillas elevadoras tal vez necesiten trabajar desde un pasillo o sus propios vehículos.

Además, no todos los dispositivos profesionales o “robustos” están diseñados para soportar una exposición constante o prolongada a las bajas temperaturas necesarias para mantener la cadena de frío. El uso del dispositivo correcto es clave, como los preparados para salas de congelación, con bandeja de salida de escáner térmica, batería preparada para bajas temperaturas y modelo Clase 1 División 2 (C1D2).

Sin embargo, estos no son los únicos tipos de entornos o aplicaciones de almacén. El uso de los dispositivos móviles va mucho más allá del escaneo, ya que cada vez son más los que apuestan por la Inteligencia Artificial (IA) y la Realidad Aumentada (RA). Aunque en la actualidad estas tecnologías están relegadas a pequeños casos de uso (la mayoría a través de ordenadores móviles y tabletas), cada vez más empresas están buscando la forma de integrar pantallas profesionales en wearables de cabeza. Mediante el uso de gafas inteligentes, los trabajadores pueden navegar por los almacenes, gestionar el stock y definir rápidamente las tareas con total libertad para seleccionar los productos y colocarlos físicamente en los carritos.

Una vez que los productos son recogidos, clasificados y empaquetados en el almacén, el siguiente reto es facilitar la entrega o recogida por parte del cliente. Cada vez vemos como la recogida va siendo un método más elegido por los compradores. Las tecnologías móviles que permiten la recogida en coche y la recogida móvil son fundamentales para garantizar que los clientes no sólo puedan obtener las cosas que necesitan, sino que puedan hacerlo de una manera que limite el contacto personal.

Al desplegar todo este tipo de soluciones se facilita la eficiencia de los trabajadores del almacén y se mejoran los flujos de trabajo operativos en estos momentos de desafíos sin precedentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .