Combatiendo la desinformación sobre el COVID-19 a través de nuestras apps

fb_coronavirusDesde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el COVID-19 como una emergencia de salud pública mundial, hemos estado trabajando para conectar a la gente con información precisa y tomando medidas agresivas para evitar la difusión de información errónea y contenido dañino. Hoy compartimos una actualización sobre estos esfuerzos a través de nuestras diferentes plataformas.

Conectar a las personas con información fiable
En Facebook e Instagram: En enero, comenzamos a mostrar pop-ups didácticos en la parte superior de la sección de Noticias, que conectan a las personas con la información de la OMS, los CDC y las autoridades sanitarias regionales. Esto se ha hecho tanto en países con contagios de coronavirus notificados de persona a persona, y en todos los países cuando la gente busa información general relacionada con el COVID-19. También mostramos pop-ups similares en la parte superior del Feed de Instagram, en los países más afectados y cuando alguien pincha un hashtag relacionado con COVID-19.

La semana pasada lanzamos el Centro de Información sobre el COVID-19, que ahora figura en la parte superior de la sección de Noticias de Facebook en varios países e incluye actualizaciones en tiempo real de las autoridades sanitarias nacionales y organizaciones mundiales, como la OMS. El Centro de Información sobre el COVID-19 estará disponible pronto a nivel global.

A través de estos esfuerzos en Facebook e Instagram, hemos dirigido a más de 1.000 millones de personas a los recursos proporcionados por las autoridades sanitarias, incluida la OMS – más de 100 millones de los cuales hicieron clic para obtener más información.

También estamos proporcionando a la OMS todos los anuncios gratuitos que necesiten y ofreciendo millones en créditos de publicidad a otras autoridades sanitarias, para que puedan llegar a las personas con sus mensajes en el momento oportuno.

En WhatsApp: La gente puede registrarse se para recibir la Alerta Sanitaria de la OMS por WhatsApp, un informe diario con las últimas cifras de los casos de COVID-19. También incluye consejos sobre cómo prevenir la propagación de la enfermedad, así como respuestas a las preguntas más frecuentes que la gente puede enviar fácilmente a sus amigos y familiares. También estamos trabajando directamente con los ministerios de sanidad de Reino Unido, India, Indonesia, Singapur, Israel, Sudáfrica y otros países para proporcionar actualizaciones sanitarias similares, específicas para esas naciones. En la última semana, estas organizaciones han enviado más de 100 millones de mensajes a las personas que usan WhatsApp. Además, hemos donado 1 millón de dólares a la Red Internacional de Verificación de Contenidos (International Fact-Checking Network), para ampliar la presencia de las organizaciones de verificación de datos en WhatsApp, de forma que las personas puedan enviar los rumores que encuentren directamente a los verificadores. Puedes obtener más información en whatsapp.com/coronavirus.

En Messenger: Estamos conectando a las organizaciones gubernamentales de salud y las agencias de salud de las Naciones Unidas con nuestros socios desarrolladores que pueden ayudarles a utilizar Messenger de la manera más eficaz para compartir información oportuna con las personas y agilizar sus respuestas a las preguntas más frecuentes. Agencias como UNICEF, el Ministerio de Salud de Argentina y el Ministerio de Servicios de Salud Nacional, Regulaciones y Coordinación de Pakistán ya están usando Messenger para asegurarse de que la gente tenga la última información sobre COVID-19.

Limitar la propagación de los bulos y la desinformación de COVID-19
En Facebook e Instagram: Eliminamos la desinformación relacionada con COVID-19 que podría contribuir a un daño físico inminente. Hemos eliminado la desinformación perjudicial desde 2018, incluida información falsa sobre el sarampión en Samoa, donde podría haber fomentado un brote, así como rumores sobre la vacuna contra la poliomielitis en Pakistán, donde había riesgo de causar daños al personal sanitario. Desde enero, hemos aplicado esta política a la desinformación sobre COVID-19 para eliminar las publicaciones que hacen afirmaciones falsas sobre curas, tratamientos, la disponibilidad de servicios esenciales o la ubicación y gravedad del brote. Las afirmaciones que eliminamos se actualizan regularmente, basándonos en los consejos de la OMS y otras autoridades sanitarias. Por ejemplo, recientemente hemos empezado a eliminar afirmaciones que decían que el distanciamiento físico no ayuda a prevenir la propagación del coronavirus. También hemos prohibido los anuncios y listas de productos comerciales que garantizan una cura o evitan que la gente la contraiga el COVID-19.

En cuanto a las afirmaciones que no implican directamente en daños físicos, como las teorías de conspiración sobre el origen del virus, seguimos trabajando con nuestra red de más de 55 socios de verificación de contenidos que cubren más de 45 idiomas para desacreditar estas afirmaciones. Para apoyar la labor de la comunidad mundial de verificadores de contenidos en relación con COVID-19, nos asociamos con la Red Internacional de Verificación de Contenidos para poner en marcha un programa de subvención de 1 millón de dólares para ayudarles a aumentar su capacidad durante este periodo de tiempo.

Una vez que una publicación es calificada como falsa por un verificador de contenido, reducimos su distribución para que lo vean menos personas y le añadimos etiquetas de advertencia y notificaciones a las personas que lo siguen viendo, intentan compartirlo o ya lo han hecho. Esto ayuda a dar más contexto cuando estos bulos aparecen en cualquier otro sitio online, llegan por SMS o incluso fuera de internet en conversaciones con amigos y familiares. En Instagram, eliminamos las cuentas de COVID-19 de las recomendaciones y estamos trabajando para eliminar algunos contenidos relacionados con COVID-19 de Explore, a menos que sean publicados por una organización de salud creíble.

En WhatsApp y Messenger: Hemos construido etiquetas claras para avisar a la gente cuando reciben un mensaje reenviado, o un mensaje en cadena, de forma que sepan cuándo están recibiendo algo que no ha sido escrito por sus contactos inmediatos. También hemos establecido un límite en el número de veces que se pueden reenviar mensajes en WhatsApp para reducir la propagación de los mensajes virales y utilizamos aprendizaje automático avanzado (advance machine learning) para identificar y prohibir las cuentas involucradas en mensajería masiva. Del mismo modo, pronto comenzaremos a probar límites más estrictos en Messenger para controlar el número de chats a los que alguien puede reenviar un mensaje de una sola vez.

Se trata de una crisis en constante evolución, por lo que a medida que las autoridades sanitarias mundiales publiquen nuevas directrices y advertencias sobre COVID-19, seguiremos trabajando con ellos para garantizar que la gente tenga acceso a información precisa y autorizada en todas nuestras aplicaciones.

Por Nick Clegg, VP of Global Affairs and Communications

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .