NESI Global Forum apuesta por una globalización más humana, el gran desafío de Davos

varios_logo_nesi-forum.jpgNESI Global Forum, el ‘Foro Global de la Nueva Economía e Innovación Social’ que celebrará su segunda edición del 24 al 26 de abril en Málaga, reclama a los representantes mundiales que se darán cita la próxima semana en el Foro de Davos una globalización más humana que ponga en el centro a las personas y genere el cambio hacia un modelo económico y social más sostenible.

‘Globalización 4.0: Configurando una arquitectura global en la era de la Cuarta Revolución Industrial’ será el eje sobre el que girará el próximo encuentro anual Davos 2019, organizado en esta ciudad suiza desde 1991 por el Foro Económico Mundial. “Desde el inicio de la crisis económica mundial de 2008, Davos sigue sin afrontar el debate sobre el cambio de modelo económico y, por lo tanto, sigue sin aportar soluciones reales a los desafíos actuales, como una economía enfocada a mejorar la vida de las personas”, afirma Diego Isabel, director de NESI Global Forum.

Con la premisa de cambiar la economía para cambiar el mundo, desde NESI Global Forum 2019 reivindica que los nuevos movimientos económicos se incorporen como parte de la solución a la Globalización 4.0 y la Cuarta Revolución Industrial. “En la actualidad ya existen movimientos que promueven este cambio de paradigma, como la Economía Circular, la Economía Social y Solidaria, la Economía del Bien Común, la Economía Colaborativa, Finanzas Éticas o la innovación social”, recuerda Isabel.

En un momento en el que la sociedad mundial dirige su mirada hacia Davos, NESI Global Forum ofrece 10 respuestas que la nueva economía y la innovación social pueden dar a los retos de la Globalización 4.0 y a los 10 principales riesgos recogidos en el Informe Global de Riesgos 2019 del Foro Económico Mundial, que este año se centra en cambio climático y medio ambiente, ciberseguridad, migraciones, crisis del agua y crisis económica.

– Nueva economía: La economía no se puede enfocar en el cortoplacismo, sino en el largo plazo, para contribuir al bien común, reducir las desigualdades y buscar el desarrollo y bienestar de las personas.
– Geopolítica: La democracia y el respeto de los derechos humanos tienen que prevalecer en todas las relaciones entre países, fomentando la igualdad y la integridad de las personas frente a los intereses meramente económicos.
– Capital humano: En plena digitalización y robotización del empleo, el mercado laboral tiene que proporcionar un trabajo decente, que respete los derechos humanos y fomente el desarrollo personal. Una nueva economía que garantice la pre-distribución y redistribución de los recursos existentes, considerando las necesidades de las generaciones futuras, así como la adaptación y formación a las nuevas necesidades.
– Industria 4.0 y digitalización: La Globalización 4.0 pasa por una apuesta definitiva por la humanización de la Cuarta Revolución Industrial, en la que las personas sean el centro de cualquier transformación.
– Cambio climático y medio ambiente: El futuro de la economía pasa por la adaptación de cualquier actividad al respeto medioambiental, la descarbonización de la economía para frenar el calentamiento global, como promueve el Acuerdo de París, el fomento de la economía circular y la regeneración de los ecosistemas.
– Desigualdad: Desde la crisis de 2008 la desigualdad se ha acentuado en todo el mundo, y el crecimiento económico no es suficiente para reducir la pobreza si no se tiene en cuenta la dimensión social y ambiental de la economía para la redistribución de la riqueza. Por eso, el desarrollo sostenible tiene que ser el eje sobre que el que construir la nueva economía.
– Lucha contra el hambre: Según la FAO el hambre sigue creciendo en el mundo y ya alcanza a 821 millones de personas. Además, 892 millones de personas no tienen acceso a agua. Para afrontar este problema, recogido en los ODS, son necesarias profundas modificaciones en los tratados internacionales de comercio, las políticas de subsidios agrícolas y la gestión del agua.
– Refugiados y migraciones: La cifra de refugiados en el mundo sigue creciendo. En 2017, según el informe anual ‘Tendencias Globales de ACNUR’, 68,7 millones de personas habían sido expulsadas de sus hogares, lo que supone un promedio de una cada dos segundos. El derecho al asilo es uno de los 30 artículos de la Declaración de los Derechos Humanos que todos los países y empresas tienen que cumplir.
– Innovación social: Los desafíos de la globalización necesitan soluciones innovadoras para afrontar los retos sociales y medioambientales. La economía colaborativa o la cultura del “háztelo tú mismo” están transformando el rol de los ciudadanos y los consumidores, que, por ejemplo, se han convertido en productores de energía solar y demandan mayor compromiso por parte de las empresas.
– Objetivos de Desarrollo Sostenible: Los 17 ODS, aprobados por la ONU en septiembre de 2015, tienen que ser asumidos por empresas, gobiernos y ONG e integrarse en cualquier actividad. Son la hoja de ruta del desarrollo sostenible hasta 2030 para luchar contra la pobreza y el hambre, fomentar la igualdad, extender la educación y cuidar el planeta, y requieren la suma de esfuerzos de todos los agentes de la sociedad civil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.