La factura electrónica ahorraría cientos de toneladas de papel en España

varios_logo_seresSERES, pionero y especialista en soluciones de intercambio electrónico seguro de documentos, propone el uso de la factura electrónica como una de las soluciones orientadas a reducir el calentamiento global, ya que permitiría limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y emplear la energía de manera mucho más eficiente.

En concreto, la compañía líder en factura electrónica en nuestro país, cree que cientos de toneladas de madera es el alto coste medioambiental que debemos pagar por emitir facturas en papel. Es conocido que el 90% de los residuos generados por las empresas vienen del alto uso del papel y el cartón. Si pensamos de forma individual una sola hoja claramente no significa nada, pero el uso de millones y millones en los procesos de facturación, causa un gran daño irreparable al planeta ya que contribuye al calentamiento global, a no reducir las emisiones de dióxido, a destruir el hábitat de numerosos animales, insectos y plantas. Además de necesitar generar más energía para la producción de papel.

La migración a un sistema de intercambio electrónico de documentos como la factura electrónica “es una de esas pequeñas cosas que se hacen grandes” según SERES. “Las emisiones de CO2 crecen año a año y afectan a la sostenibilidad del planeta -afirma Alberto Redondo, director de marketing de SERES para Iberia y Latam-, poner freno al problema es necesario”.

“Si cada millón de facturas en papel precisa de 10.000 kg de madera, al pasar al formato electrónico, ese millón de facturas evita la tala de 56 árboles. Esto es una contribución realmente importante a la salud del planeta”, añade Alberto Redondo.

El intercambio electrónico de documentos también implica otros beneficios como la reducción de tiempo que se traduce en 335 años laborables y un ahorro económico que se sitúa en más de un millón de euros.

En la actualidad solo es obligatorio el uso de factura electrónica en nuestro país en la relación B2G según la Ley 25/2013 y en las relaciones B2B de los subcontratistas de la AAPP, obligatoriedad recogida en la Ley 9/2017, a pesar de esta normativa gran parte del tejido empresarial español ha optado por implementar la factura electrónica en la relaciones B2B y B2C, además de la implantación obligatoria en las relaciones B2G. En 2017, 156.656.072 facturas electrónicas fueron generadas en las relaciones B2G, B2B y B2C generando un ahorro medioambiental medido en 8.557 pinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.