Siete de cada diez españoles prefieren los pagos electrónicos frente al efectivo en sus compras diarias

varios_logo_mastercardEl efectivo sigue siendo la forma de pago más habitual de los españoles, pero no su preferida, según los datos del I Índice de Ciudades Cashless de Mastercard elaborado por Alpha research. El estudio ha recopilado las opiniones de 3.000 personas de diez ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla, Murcia, Vigo, Palma de Mallorca, Zaragoza y Málaga) sobre su grado de conocimiento de los medios de pago disponibles, sus preferencias al respecto y el uso que hacen de cada uno de ellos en sus transacciones diarias (comercio, hostelería, ocio, transporte o administraciones públicas). Concretamente, los consumidores prefieren utilizar la tarjeta de crédito o débito (40,5%) antes que pagar en efectivo (28,7%), la tarjeta contactless (25,8%), o el pago móvil (3%).

Esta contradicción entre preferencia y uso responde a dos factores. Por un lado, los encuestados asumen que el efectivo es la forma de pago más aceptada. A esto se suma la percepción de que en España persisten las trabas al pago mediante alternativas al efectivo como los métodos digitales o las tarjetas de crédito o débito.

El contactless, camino de superar al efectivo entre las formas preferidas de pago

El pago con tecnología contactless (tanto con tarjeta como con dispositivo móvil) destaca entre las opciones alternativas al efectivo como el sistema con mejores perspectivas de crecimiento a corto y medio plazo. El 76% de los usuarios prevé que incrementará mucho (30,5%) o bastante (46%) su uso como forma de pago en uno o dos años.

Además, los datos del I Índice de Ciudades Cashless de Mastercard proyectan que el pago con tarjeta contactless seguirá creciendo, ya que, aunque el 91% de los españoles afirma conocer dicho sistema, el volumen de los que disponen de una tarjeta de este tipo aún no alcanza el 70% (actualmente se sitúa en el 69,8%).

El resto de opciones aún no goza del nivel de popularidad de las tarjetas contactless, aunque también proyectan un incremento considerable en su uso en los próximos años. Así, los españoles prevén que aumentarán mucho o bastante sus pagos a través de aplicaciones móviles (así lo afirma el 51,5% de los encuestados), wearables (el 45,5%) o tarjetas virtuales (el 37%).

Pagamos de un modo u otro en función de lo que compramos y de dónde lo hacemos

En el ámbito del comercio y la restauración, los consumidores perciben que es más fácil pagar sin efectivo en supermercados (según el 99,2% de los encuestados), restaurantes (98,1%) y cines o teatros (91,2%), que a la hora pagar por bienes de bajo importe o en máquinas vending.

En la práctica, a la hora de pagar, los españoles optamos en mayor medida por formas de pago electrónicas cada vez que vamos a un restaurante (así lo afirma el 59,6% de los encuestados), cines o teatros (65,8%), o compramos en comercios minoristas (61,8%); pero nos decantamos por el dinero en metálico cuando consumimos en bares (75,4%) o máquinas de vending (92%).

En cuestión de los medios e infraestructuras de transporte, parkings (82,4%) y taxis (68,8%) son, según la percepción de los encuestados, los lugares en los que el pago electrónico se acepta en mayor grado, por delante de otros como parquímetros (56,1%), metro (46,9%) o autobuses (25,9%). Sin embargo, normalmente acaban recurriendo al efectivo en todos los casos: casi tres cuartas partes de los participantes en el estudio lo usan para pagar en el taxi, dándose un mayor equilibrio en el metro, donde el 45% opta por el pago electrónico.

Por último, conviene señalar que los usuarios también empiezan a percibir que es posible realizar pagos electrónicos en oficinas de ayuntamientos (41,5%) y estatales (39,4%).

Según Paloma Real, directora general de Mastercard España, estos resultados se deben a que “muchos establecimientos aún mantienen restricciones al pago sin efectivo para pequeñas cantidades debido a la errónea creencia de que los pagos electrónicos conllevan altas comisiones. Pero la realidad es que las comisiones fueron reguladas en 2004 y desde entonces han bajado casi un 70%. Sin embargo, la percepción de que existe una restricción también afecta a los usuarios, que a veces no se atreven a pagar una barra de pan o cualquier otro bien de bajo importe con tarjeta, lo que en muchos casos es posible y constituye una forma rápida, segura y cómoda de realizar las compras, y ofrecen una mayor velocidad comercial a estos establecimientos”.

Diferencias por ciudades: los barceloneses prefieren el contactless y los murcianos el efectivo

Los datos del Índice revelan algunas diferencias notables entre las ciudades españolas. Por ejemplo, los bilbaínos son los que prefieren usar las tarjetas de crédito o débito tradicionales en mayor medida (así lo afirma el 48%), y son los que menos optan por las tarjetas contactless (el 17%), siendo los barceloneses los que más confían en la tecnología contactless (la forma de pago preferida para el 35%). A esta cifra también hay que sumar la del pago con un dispositivo móvil, ya que los habitantes de la Ciudad Condal son los que más confían en este sistema (4,3%).

Por su parte, los murcianos son los que prefieren en mayor medida el pago en efectivo (así lo reconoce el 35%), y los barceloneses los que menos (solo el 20% lo escogen en primer lugar). Cuando se trata de pago online, los malagueños sobresalen frente al resto (el 4% de los habitantes de la ciudad andaluza antepone esta opción); y en ninguna ciudad se favorecen las transacciones a través de apps móviles como en Madrid (es el método escogido por el 2% de los habitantes de la capital).

Por último, cabe resaltar que los vigueses son los que dicen estar más familiarizados con todas las formas de pago (el 38% cree conocerlas todas), y los bilbaínos los que menos, ya que el 71% reconoce no estar al corriente de todas las opciones disponibles.

“Los datos que proyecta el I Índice de Ciudades Cashless de Mastercard confirman un cambio de hábitos de los españoles: pagamos más con tarjeta y otras soluciones digitales que permite la tecnología contactless, como el móvil o wearables, pero nos gustaría hacerlo más, si bien no siempre tenemos la posibilidad”, ha apuntado Paloma Real, directora general de Mastercard España, quien ha añadido: “En Mastercard estamos comprometidos con el constante desarrollo hacia una sociedad sin efectivo, más transparente, segura y eficaz, y para ello trabajamos cada día innovando en soluciones de pago que hacen la vida de los consumidores, empresas y administraciones públicas más sencilla”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.