Arranca el proyecto Club de Inventores: chicas y chicos gitanos participantes del programa Promociona utilizarán la tecnología para mejorar su entorno

varios_united-way_fundacion-gitano.jpgDespertar la creatividad y capacidad de innovación de jóvenes gitanos y gitanas, empoderándoles para encontrar soluciones a distintas situaciones de su entorno desde una base tecnológica, es el objetivo del Proyecto “Club de Inventores”, que se desarrollará a lo largo del curso escolar.

El proyecto durará hasta finales de junio del año que viene, con sesiones, todos los miércoles, de una hora y media de duración, en La Nave, un espacio de innovación urbana situado en el distrito de Villaverde de Madrid, con un total de 15 participantes.

La ejecución del proyecto corre a cargo de Creática (www.creatica.ong) una entidad social sin ánimo de lucro que impulsa procesos de aprendizaje para que todos los niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad crezcan como pensadores creativos. Los participantes son chicas y chicos gitanos, participantes en el programa de orientación educativa Promociona, un programa que persigue el éxito académico y la titulación en educación Secundaria Obligatoria. Este programa pone el foco en el trabajo de competencias educativas a tres niveles, individuales, grupales y socio-comunitario, teniendo el primero de ellos el mayor peso en la intervención. Este Club de inventadores supone una oportunidad perfecta para las actuaciones en el nivel grupal. Por otro lado, la FSG apuesta férreamente por la innovación tecnológica en las acciones a desarrollar, una línea de trabajo necesaria hoy día que mejora sobremanera los resultados de la intervención.

El proyecto está promovido por Fundación United Way España y la Fundación Secretariado Gitano y cuenta con el apoyo de Fundación Mª Francisca de Roviralta. Además y para poder completar los gastos totales del proyecto, a través de la plataforma de crowdfunding TEAMING se puede apoyar esta iniciativa, con donaciones individuales de 1€ al mes.

Durante el proceso de trabajo se identifican las necesidades del entorno sobre las que los jóvenes quieren trabajar, se idean las posibles soluciones y se trabaja en el prototipado. De manera transversal se desarrollan habilidades como: soft skills (habilidades comunicativas, asertividad o empatía) trabajo en equipo, creatividad o resolución de conflictos.

Despertar la creatividad
La creatividad e innovación son los dos ejes principales de estas sesiones que pretenden involucrar a los jóvenes en el desarrollo de soluciones a diferentes realidades que puedan darse en el entorno donde viven. Mediante la robótica, la electrónica o la informática y gracias a estos proyectos, ellos y ellas se transforman en miembros activos de su comunidad al presentar soluciones a diferentes características del entorno.

Hacer realidad las ideas
Bajo el epígrafe “Idear”, en las primeras 8 sesiones -hasta diciembre-, el alumnado investigará y analizará las necesidades de sus barrios y tomarán conciencia de que la informática y la tecnología no son “cajas negras sin sentido”. Descubrirán todo lo que hay detrás de ellas, a través del uso de la robótica, programación, diseño 3D, electrónica e impresión 3D, que les darán una base tecnológica suficiente para poder desarrollar los prototipos de sus ideas durante el segundo trimestre.

El segundo trimestre está orientado a “Construir, probar y aprender”. En esta fase se desarrollan prototipos que ayudarán a resolver las necesidades que han detectado en sus barrios, como puede ser el uso de placas solares para iluminar zonas públicas, un avisador en los semáforos para personas con discapacidad auditiva o una App para mejorar su entorno de forma digital. Es la fase donde sabrán, gracias a la base tecnológica previa, si su proyecto es viable y se puede llevar a cabo. El siguiente paso es dar forma a sus ideas con el material proporcionado por Creática (ordenadores, impresoras 3D, placas de robótica, soldadores, taladradora…) en un taller de fabricación digital, Fab lab, pensado para la producción de objetos físicos utilizando máquinas controladas por ordenadores.

La última fase consiste en “Presentar el proyecto y ponerlo en marcha”. Se desarrollará en el tercer trimestre del curso escolar y en ella se subirán las Apps a las plataformas, se solicitarán los permisos necesarios al Ayuntamiento y se instalarán los equipos ideados en la calle. De esta manera, alumnos y alumnas aprenden a gestionar sus propios proyectos y a “venderlos” a las instituciones, además de sentirse realizados y motivados sabiendo que contribuyen de forma activa y positiva a mejorar su entorno.

En paralelo, se trabaja para la eliminación de la brecha de género, favoreciendo el acceso a la formación tecnológica tanto para hombres gitanos como para mujeres gitanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.