Cómo la realidad mixta impulsa una nueva visión en Mercedes-Benz Global Training

microsoft_mercedes-benz.jpgHace dos años, Walter Bauch recibió por parte de su hijo un regalo y al mismo tiempo un desafío: su primer smartphone: “Papá, este teléfono es tu última oportunidad para empezar a utilizar redes sociales”. Bauch, que tenía entonces cerca de 50 años, estaba emocionado de compartir la noticia con su amigo y amante de la tecnología, Ralf.

A mediados de la década de los 90, Ralf Krieger compró uno de los primeros smartphones del mundo. Krieger, que pronto aprendió a utilizarlo más allá de sus límites, también exploró y empujó un invento en fase de prueba denominado World Wide Web.

Por esa misma época, Krieger se topó al azar con Bauch en Mercedes-Benz Global Training Center en Stuttgart, Alemania. Ambos habían ido a prepararse para adquirir nuevas funciones como formadores de la compañía. Entablaron una conversación y pronto empezaron a trabajar juntos.

“La extraña pareja”, la comedia de los años setenta, cuestionaba si dos polos opuestos podrían compartir un apartamento en Manhattan. En este escenario del mundo real: ¿Pueden dos opuestos digitales compartir un trabajo sin volverse locos el uno al otro?

Para no alargar el misterio, la respuesta a esa pregunta es un sí rotundo.

Veintitrés años después de su encuentro casual, Bauch y Krieger continúan su colaboración en Mercedes-Benz Global Training. Ellos enseñan a los empleados de servicio técnico lo último en sistemas de reparación de vehículos, mientras guían a los profesionales de ventas a través de las funciones de los modelos más nuevos.

Y en consonancia con el creciente interés digital de Bauch, ellos se apoyan en gran medida en las funciones de Microsoft HoloLens para llevar a cabo sesiones de formación. El centro donde trabajan está equipado con más de 100 unidades de estas gafas de realidad mixta.

Los participantes en la formación se colocan las HoloLens para visualizar en 3D los modelos digitales de los vehículos, así como sus partes internas, lo que les permite ver y comprender completamente las reparaciones más complicadas en las transmisiones, los conjuntos de frenos y otros componentes.

Pero estas sesiones ofrecen una lección aún mayor para sus alumnos, dicen Bauch y Krieger: Nunca es demasiado tarde para descubrir la tecnología moderna.

“Los alumnos vienen y escuchan mi historia”, dice Bauch, de 51 años. Piensan: “Aquí hay un tipo que nunca había usado un smartphone hasta hace dos años y ahora está utilizando HoloLens en su trabajo. La gente no se lo cree”.

“Este es el mensaje que enviamos a nuestros visitantes: La edad del usuario no es lo que importa. Este dispositivo es para personas de todas las edades. Nuestro asistente de mayor edad tenía 89 años. Vino con su hijo de 60 años y nunca olvidaré lo que nos dijo: ‘Ojalá hubiera tenido esta tecnología cuando era joven y guapo’.”

“Esto”, añade Krieger, “es exactamente por lo que Walter y yo somos una gran combinación. Yo empujo las cosas al límite. Quiero probar esto, probar lo otro. Walter es un poco más la persona que hace preguntas para dar con explicaciones profundas. Me frena un poco y eso nos permite repensar y crear mejores ideas”.

La pasión permanente de Krieger por la tecnología parece haber influido en su amigo, incluso por las tardes, cuando Bauch está lejos del trabajo.

Mercedes-Benz Global Training forma a los empleados de todo el mundo en administración, productos, marcas y ventas. La red cuenta con 800 instructores que trabajan en 150 localizaciones de 120 países. Los empleados también pueden acceder a una variedad de sesiones de formación a través de la Global Training App de la compañía.

En Stuttgart, unos 450 empleados aprenden diariamente nuevos conocimientos en el aula de un moderno centro de formación.

En la actualidad, después de liderar juntos las labores de formación durante más de 20 años, Bauch y Krieger comentan que HoloLens inyecta un nivel de transparencia sin precedentes en su proceso. Se trata esencialmente de “Mostrar y contar” 2.0, pero para adultos altamente cualificados.

Al introducir la realidad mixta, Bauch y Krieger dicen que también están motivando a los empleados a probar nuevas tecnologías para mejorar sus trabajos, desde los talleres de reparación hasta los puntos de venta.

“Uno de nuestros alumnos, un profesional de ventas, nos dijo que con HoloLens solo necesitaría un vehículo en su sala de exposición”, dice Krieger. “Él visualizó cómo con el uso de HoloLens, sus clientes podrían tocar el coche físicamente pero también ver, a través de una realidad mixta, cómo sería el mismo modelo si quisieran añadirle piezas diferentes”.

Mientras tanto, los empleados de servicio técnico que utilicen el dispositivo pueden ver un vehículo Mercedes-Benz real, realizar gestos con sus dedos en el motor e inmediatamente visualizar un modelo 3D de la transmisión que aparece junto al coche. Las piezas 3D del engranaje de la transmisión giran como si el coche se hubiera puesto en “marcha”.

Por lo general, los dos formadores utilizan entre cinco y 15 dispositivos HoloLens durante sus sesiones.

“Si hablas con un equipo de servicio técnico del comercio minorista, sólo quieren utilizar la tecnología si ven valor en ella”, dice Bauch. “Si no puedes proporcionarles eso, no conseguirás que usen una nueva tecnología.”

“La gente que utiliza HoloLens en nuestras clases está contenta y se divierte al usarlas, ya que hemos creado una forma visual, fácil e inspiradora de enseñar contenido complejo”, añade Krieger.

En su casa de Stuttgart, Bauch a veces usa HoloLens por las noches. Le gusta probar las funciones del dispositivo mientras realiza tareas domésticas sencillas como preparar una comida o ver la televisión.

Algunas noches, Bauch incluso se duerme en un cómo sillón de cuero negro frente al televisor con las HoloLens sobre su cabeza. “Mi esposa me despierta y me dice: ‘Oye, deberías quitarte esa cosa’”.

Su hijo le comentó recientemente: “¿Hace dos años, te enseñé la tecnología de los teléfonos inteligentes y ahora se te ocurren cosas así? Estás totalmente loco.”

Pero como le gusta decir a Bauch, él está “viviendo la tecnología”.

“Ralf y yo estamos fascinados por las posibilidades que ofrece la realidad mixta”, comenta Bauch, director de proyectos para aplicaciones HoloLens en Mercedes-Benz Global Training. “Ambos queremos ver dónde están los límites, especialmente en un ambiente de trabajo desafiante”.

En el trabajo, la idea principal que está detrás de las aplicaciones HoloLens es fusionar conceptos complejos y técnicos para que las personas que asisten a sus clases puedan simplificar de manera efectiva sus lecciones de manera visual y con contenidos fáciles de relacionar.

“Nuestros participantes y compañeros del centro de formación confían en nuestra experiencia y creen en lo que decimos”, dice Bauch. “Perderíamos nuestra reputación como instructores competentes si no fuera así.

“Cuando se trata de acercar las nuevas tecnologías a nuestros compañeros, se necesita gente que camine valientemente unos pasos por delante de los últimos desarrollos digitales”.

Esa evaluación trae una sonrisa a la cara de Krieger, que también busca tecnologías y tendencias emergentes para compartir con el equipo del centro de formación.

“Intento inspirarles con nuevas ideas”, dice Krieger, de 50 años, que vive cerca de Stuttgart. “Walter o uno de mis otros compañeros están recogiendo estos conocimientos y los están implementando en proyectos existentes o creando otros nuevos.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s