La factura electrónica europea será una realidad en 2018

varios_logo_seresPara el próximo año está prevista la adopción por parte de todos los países de la Unión Europea de un mismo formato de factura electrónica que debe facilitar las transacciones comerciales entre los diferentes países europeos. A partir del 27 de noviembre de 2018 será obligatorio en todos los países miembros el uso de la factura electrónica en la relación comercial entre las empresas y los organismos públicos, algo que en España es obligatorio desde el 15 de enero de 2015.

El horizonte de una norma europea para la factura electrónica está cada día más cerca, según SERES, pionero y especialista en el intercambio electrónico seguro de documentos, que forma parte de los grupos de trabajo y normalización europeos en el ámbito de la factura electrónica. En este sentido, se sigue progresando en la definición final de un estándar –CEN TC434- que unifique y simplifique la actividad de las empresas e instituciones a la hora de facturar y del intercambio de facturas entre diferentes países.

Recientemente se aprobó por los Organismos Nacionales de Normalización una EN –Norma Europea- para el modelo semántico de la factura electrónica y una Lista de Sintaxis apoyada por la UBL -organización de normalización XML- y UN/CEFACT, una de las principales organizaciones de estandarización. De esta manera, a partir de 2018 todos los organismos públicos estarán obligados a recibir y procesar facturas electrónicas en el nuevo formato. Quedan pendientes de aprobar los Enlaces de Sintaxis, Metodología de Extensiones y Directrices de transmisión.

Está prevista la publicación de un informe sobre las pruebas y la Comisión examinará si la EN cumple los requisitos de la Directiva 2014/55 / UE. Por su parte, el Comité de Factura Electrónica -TC 434- está impulsando nuevas iniciativas para la adopción inminente del nuevo sistema por todo el sector público de la UE.

Según SERES, la utilización de un formato común mejorará y simplificará la relación comercial en el ámbito de la UE, extendiendo los beneficios añadidos que ofrece la Factura Electrónica a las empresas, como la mejora de la gestión, la trazabilidad y la reducción de costes, creando un “mercado comercial común”.

En cuanto a la obligatoriedad de utilizar la factura electrónica en las relaciones B2G en todos los países de la UE, los países más rezagados son Alemania, Chipre, Eslovaquia, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, República Checa y Rumanía, si bien están trabajando para ponerse al día y cumplir con la norma a partir del 27 de noviembre del próximo año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s