Murray desvela su gran secreto un nuevo video de Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo

ps3_slycooper_ladroneseneltiempoCon la Semana Santa a la vuelta de la esquina, nos ponemos al día con el miembro más físico de la banda de Sly Cooper, Murray, un tipo que sabe cómo sacar el máximo partido a cualquier situación, ¡sobre todo si hay comida de por medio!

Este hipopótamo es un experto en lo que se refiere a estar en el lugar adecuado en el momento correcto, y ha tenido la amabilidad de dejarnos algunos de sus consejos más secretos para comerse el mundo (conste que va sin segundas).

Murray
Digamos que Sly y Bentley no dependen de la agudeza de Murray para salir airosos. Más bien, sus camaradas le dicen adónde apuntar y él lanza puñetazos para crear la ruta de escape. Le gusta que lo llamen Murrinéitor.

Se hace llamar “Murrinéitor”, es totalmente leal a sus amigos y nunca los dejaría en la estacada.

Los consejos de Murray: así se come el mundo un hipopótamo
1. Vestuario
Crea tendencia: sigue mi estilo y no te pongas pantalones. Si te ves en una situación en la que realmente los necesitas, como para ir al banco o a una entrevista de trabajo, supongo que puedes llevar unos suaves y ajustados de esos que se llevan ahora. Son geniales y hasta graciosos, ¿no?

2. Cuida lo que comes
Mira, que a mí me va más lo salado. No soporto ver todos esos dulces y caramelos de colorines. ¡Menudo dolor de cabeza me da! Dicen que no se debe comer más allá de las once, pero yo digo que un bocado de media noche de vez en cuando tampoco hace daño a nadie…

3. Trata a las chicas adecuadamente
Las chicas, como los demás animales, digo yo, pueden ser muy impredecibles. ¡Fíjate en Carmelita! Menuda locuela está hecha. El Murrinéitor sabe lo que hay que hacer. Mi consejo es que te olvides de charletas y ¡que la dejes boquiabierta con un pase de baile que quite el sentido! Seeeeh… (Mueve el cuerpo).

4. Evita situaciones incómodas en el transporte público
Siempre es tentador usar las ventanillas para ver qué tal vas, pero cuidado: la situación se vuelve incómoda si la persona que está al otro lado te pilla en tus pesquisas “aspectiles”. Yo evitaría utilizar el transporte público en hora punta: la gente como yo lo pasa fatal con todo el mundo aplastado y enfadado. Y esos silencios me dan un yuyu…

5. Cuida de ti
Por mi experiencia, no hay problema que no solucione un apestoso baño de barro, pero mucho ojo con los bichos. En la vida, es importante no dejar que nada se interponga en tu camino, no dejes que nadie te mangonee. Si te pasa alguna vez, ya sabes qué hacer… ¡Dóblalos cual mantequilla!

6. Elegante hasta el final
Esto que te digo es inherente al Murrinéitor… Ya te he contado lo de los pantalones, pero ¿el secreto de tener esta elegancia? Estas pequeñas (señala a las zapatillas). ¡Además, si te da el pronto, ponte un pañuelo porque nunca está de más!

7. La pela es la pela
A veces es complicado llevar una economía saneada, pero no hace falta que seas millonario para disfrutar de la vida. Lo que tienes que hacer es gestionar tu dinero con cabeza. Mira lo que hago yo: con el dinero que me ahorro de no comprar pantalones me puedo permitir algún que otro lujo… (Se relame).

8. ¡Sal de viaje!
¡Tienes que salir a explorar lugares con la banda! Aaah, y asegúrate de que te haces con el asiento en el pasillo. Lo normal es que la gente se decante por la ventanilla, pero se equivocan: el pasillo es la clave. Es mucho más cómodo para los hipopótamos y te da una vía rápida de escape, con lo que evitas tener que pasar por encima de la cebra de turno.

9. De miedo, nada
Si realmente quieres ser como el Murrinéitor, no debes asustarte ante nada. Es más: ¡el miedo debes infundirlo tú en los demás! ¡Si ves algo que te atemoriza, como un tobogán enorme de los de antaño, no te lo pienses! Eso sí, recuerda: no está de más que te tires con una alfombrilla o un paño suave o algo que te sirva para deslizarte. Aún recuerdo la vez que me quedé atascado en mitad de la rampa y tuve que pasar allí la noche mientras intentaban sacarme a empujones. Este consejo lo aprendí a las malas… (Se rasca el trasero).

10. Los amigos lo son todo
¿El consejo más importante para comerte el mundo? No abandones a tus amigos. Si unos malotes intentan aguarte la fiesta, será mejor que estés dispuesto a darles caña, porque la vida no es lo mismo si no tienes a tu lado colegas con los que reírte. Los buenos amigos siempre están ahí, con o sin pantalones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .