Estrategias eficaces para reducir la brecha de competencias digitales

A medida que las empresas dependen cada vez más de las nuevas tecnologías para impulsar la innovación y la productividad, crece también la demanda de empleados con competencias digitales. Dynabook, fabricante japonés con más de tres décadas de experiencia, ofrece algunas de las claves para reducir la brecha de competencias digitales en las empresas de cara a este nuevo año.

Muchas organizaciones tienen dificultades para encontrar empleados con los conocimientos técnicos necesarios, lo que provoca una escasez de competencias digitales en muchos sectores. De hecho, casi la mitad de la población española (43%) carece de competencias digitales básicas y un 8% jamás ha utilizado internet, según el Plan Nacional de Competencias Digitales de España. Esto se debe, en parte, a los trastornos que se producen si una empresa no es capaz de aprovechar las nuevas tecnologías de una manera que le permita ajustarse eficazmente a las cambiantes condiciones del mercado y a las necesidades de los clientes.

En términos básicos, si el ritmo de los avances tecnológicos es más rápido que el ritmo al que los trabajadores medios son capaces de adquirir las competencias necesarias para utilizar estos nuevos servicios, existe una importante barrera al crecimiento.

¿Cómo puede una empresa desarrollar las competencias digitales de su personal?

En el acelerado entorno empresarial actual, impulsado por la tecnología, contar con una plantilla con sólidas competencias digitales es esencial para alcanzar el éxito. Las empresas pueden mejorar las competencias digitales de sus empleados de varias maneras, pero los mejores resultados se obtienen combinando las iniciativas de RRHH con el apoyo técnico.

Invertir en mejores infraestructuras informáticas

Invertir en TI es un componente fundamental para la gestión de la transformación digital de las empresas. Ayuda a garantizar que los empleados dispongan de las herramientas y los recursos necesarios para desempeñar eficazmente sus funciones e innovar para mantenerse al día de la evolución de las tecnologías. Si las organizaciones mantienen las tecnologías heredadas, los empleados no podrán desarrollar competencias acordes con las herramientas digitales más actualizadas, lo que significa que la brecha de competencias digitales solo irá en aumento. Por eso es fundamental seguir invirtiendo en TI y adoptar la tecnología de nueva generación para cerrar la brecha.

Más allá de equipar a los empleados con estas herramientas, las empresas también deben ofrecer oportunidades de formación adecuadas para ayudar a su personal a comprender plenamente y hacer el mejor uso de estas nuevas tecnologías. Esto incluye cursos de formación online que permitan a los empleados tomar las riendas de sus carreras, crecer dentro de su empresa y, de nuevo, evitar una creciente brecha de competencias digitales. Pero, además, las inversiones en TI pueden ayudar a las empresas a seguir siendo competitivas en la economía digital, y a atraer y retener a los mejores talentos, ya que están intrínsecamente ligadas a la experiencia de los empleados.

Equipar a los empleados con los dispositivos de hardware y las funcionalidades de software adecuados puede marcar la diferencia en su nivel de satisfacción y, a su vez, en su capacidad y voluntad de mejorar sus cualificaciones. Esto podría incluir el suministro de portátiles ligeros para los trabajadores híbridos, así como accesorios como un teclado cómodo, un ratón y auriculares para videollamadas para garantizar que tengan una buena configuración y se sientan respaldados para aprender. Todo ello puede contribuir en gran medida a reducir la brecha de las competencias digitales, al compromiso general con el trabajo y a mejorar el rendimiento.

Ofrecer sesiones de formación más personalizadas

Otra forma en que las empresas pueden hacer frente a la escasez de competencias digitales es mediante programas de formación y desarrollo en TI. Al ofrecer a los empleados la oportunidad de aprender nuevas tecnologías emergentes y mejorar sus competencias actuales, las empresas pueden desarrollar una mano de obra más experta en el ámbito digital.

Según un estudio de McKinsey, el tiempo dedicado a utilizar competencias tecnológicas avanzadas aumentará hasta un 50% en la próxima década. Esta estadística subraya la importancia de que las empresas inviertan en programas de formación y desarrollo en TI para atraer a los talentos necesarios y desarrollar los ya existentes, a fin de competir en la economía digital.

Las empresas pueden adoptar dos enfoques principales para impartir formación informática a sus empleados:

  1. Ofrecer programas de formación internos, que pueden personalizarse para satisfacer las necesidades específicas de la organización. Puede ser una solución rentable, ya que aprovecha los recursos y la experiencia existentes para impartir la formación.
  2. Asociarse con proveedores de formación externos o pagar cursos específicos que pueden aportar una gran cantidad de conocimientos y experiencia en el sector, pero supondrán un coste más elevado.

En ambos casos, es importante adaptar las sesiones de formación con contenidos pertinentes para las capacidades individuales, con el fin de garantizar que responden a las necesidades tanto de la empresa como del empleado.

Introducir programas para graduados

Además de la formación en tecnologías de la información, las empresas podrían considerar la posibilidad de poner en marcha programas de contratación de graduados para ayudar a resolver la escasez de competencias digitales y animar a nuevos trabajadores a incorporarse al sector tecnológico. Dado que los empleados más jóvenes han estado expuestos en sus primeros años de vida al mundo digital, existe el argumento de que pueden adaptarse rápidamente y ser más competentes con las nuevas tecnologías.

Por otro lado, los programas para graduados ofrecen la oportunidad de introducir nuevas perspectivas en la plantilla que podrían mejorar determinados procesos o productos. Las empresas pueden incorporar nuevos talentos y nuevas perspectivas para ayudar a desarrollar la próxima generación de profesionales digitales e introducir talentos más diversos para impulsar la innovación en toda la empresa.

Optimizar el trabajo híbrido

Otra estrategia que las empresas pueden utilizar para gestionar la escasez de competencias digitales es adoptar formalmente o mejorar sus modelos de trabajo híbrido. Con el trabajo híbrido, los empleados tienen la flexibilidad de trabajar tanto en la oficina como a distancia, en función de sus necesidades y preferencias, lo que ampliará la reserva de talento disponible.

El estudio de Accenture sobre el futuro del trabajo reveló que el 85% de los encuestados que creen que pueden ser productivos desde «cualquier lugar» también tienen previsto permanecer fieles a su empresa actual y permanecer en ella a largo plazo, lo que demuestra un claro nivel de fidelidad para quienes tienen en cuenta las preferencias laborales de sus empleados. El trabajo híbrido puede apoyar realmente el desarrollo de las competencias digitales y demostrar a los empleados que sus empleadores invierten en el desarrollo personal.

Conclusión

En conclusión, las empresas pueden gestionar eficazmente la escasez de competencias digitales mediante una combinación de formación en TI, programas de contratación de graduados y trabajo híbrido, así como equipación con las últimas tecnologías para reforzar la formación. Invirtiendo en las competencias digitales de los empleados, las empresas pueden crear una plantilla más competente, eficaz y adaptable que contribuirá a impulsar el rendimiento general a largo plazo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.