Los expertos de Avast aconsejan a los usuarios sobre los peligros en la privacidad de la nueva aplicación de moda, BeReal

BeReal es la nueva red social de moda. El número de descargas de esta app ha crecido masivamente en el mes de septiembre en comparación con primeros de año, según Sensor Tower. Pero, ¿de qué trata la aplicación? ¿es realmente segura? Los expertos de Avast, líder global en seguridad digital, orientan sobre el tratamiento de la privacidad del usuario en la aplicación.

El objetivo de BeReal es mostrar la realidad cotidiana de las personas: cada día, a una hora diferente, se pide a los usuarios de la aplicación que hagan una foto de lo que estén haciendo, sin utilizar filtros, sea cual sea situación en la que se encuentren en ese preciso momento. Cuando la aplicación les avisa, los usuarios tienen dos minutos para hacer una foto, que se realiza de forma simultánea por la cámara frontal y trasera, para luego compartirla con su red de amigos u otros usuarios de BeReal. La aplicación pretende ser una reacción a otras redes sociales populares, como Instagram y Pinterest, en las que los usuarios sólo publican momentos de su vida cuidadosamente seleccionados y, a menudo editados. Esta tendencia a posturear ha demostrado tener un impacto negativo en la salud mental de los usuarios. Por este motivo, BeReal no permite editar las fotos, dando a los usuarios la oportunidad de ver las cosas como son realmente, sin filtros.

BeReal, que se lanzó en 2020 pero ha empezado a ganar adeptos a mediados de 2022, permite a la gente compartir momentos no filtrados de su vida. Sin embargo, el peligro potencial viene cuando estos momentos incluyen información que sería preferible no compartir. Los propietarios de la app declaran que sus intenciones son buenas pero la app trae consigo algunos problemas potenciales de privacidad.

Jeff Williams, director Global de Seguridad de Avast, explica los riesgos de privacidad de BeReal y comparte consejos sobre cómo utilizar la app de forma más segura:

  1. La app tiene derecho a hacer lo que quiera con las fotos, durante 30 años: al leer las condiciones de servicio de BeReal, se especifica que la app tiene 30 años para reutilizar las fotos de los usuarios de cualquier forma. Eso significa campañas publicitarias, material promocional, vídeos, recopilaciones… literalmente, lo que quieran. Además de ser un periodo de tiempo inusualmente largo, la naturaleza de la aplicación, que premia el hecho de compartir situaciones embarazosas o comprometedoras, hace que haya un riesgo muy alto para los jóvenes que comparten sin pensar en las consecuencias futuras.
    «Imagina que tu momento más comprometedor y vergonzoso se vincula a una campaña publicitaria destinada a tus amigos o a un contenido que se convierte en viral y que acumula millones de visitas», afirma Williams. «Treinta años es, en gran medida, una eternidad en el tiempo de Internet y cubre potencialmente más del 60% de los años de carrera profesional de una persona. Parece una concesión de derechos especialmente larga con permisos de uso excepcionalmente amplios.»
  2. La app puede revelar datos que realmente no querrías revelar: es fácil compartir en BeReal datos de identificación, como la ubicación, información personal como el interior de tu habitación, o incluso información privada como documentos o archivos de trabajo. Obviamente, todas estas cosas pueden ser potencialmente reveladas en otras aplicaciones, pero el formato de presión de tiempo, la falta de edición y filtrado, y la opción oculta de «borrar» significa que los usuarios son más propensos a compartir cosas que no compartirían de otra manera.
    «La aplicación utiliza las cámaras situadas tanto delante como detrás como forma de capturar la actividad del momento, independientemente de lo que se trate o de quién esté en el fondo», afirma Williams. «Este modelo puede dar lugar a que se comparta información delicada, como el contenido de la pantalla de un ordenador o de una pizarra de empresa, o a que se invada la privacidad con fotos de personas que no han elegido aparecer en la foto y que ven violada su privacidad. La presión del tiempo también puede provocar que se comparta un momento personal que traiga consecuencias negativas en el futuro o en el que los metadatos expongan la ubicación exacta».
    Al fin y al cabo, ese es el objetivo de la aplicación: compartir momentos no filtrados de tu vida. El peligro potencial viene cuando esos momentos no filtrados incluyen información que preferirías no compartir.
  3. Falta de moderación de los contenidos: BeReal parece eludir toda responsabilidad por el contenido publicado en la aplicación al autodenominarse «empresa de alojamiento». Eso significa que sólo proporcionan una plataforma para que otros la utilicen. Los discursos de odio, los materiales de abuso sexual infantil (CSAM) y otros contenidos perturbadores podrían difundirse fácilmente en BeReal sin ninguna moderación.
    «La prensa ha señalado en repetidas ocasiones que Meta lleva a cabo un trabajo inapropiado de moderación de contenidos, y eso contando con cientos de personas para solucionar el problema», afirma Williams. «Creo que BeReal no va a hacer ni de lejos esa inversión. Por lo tanto, es probable que el resultado sea que todo lo malo que has escuchado sobre la falta de moderación de contenidos en Facebook, sea aún más real en BeReal.»
  4. La geolocalización no se desactiva automáticamente: mientras que aplicaciones como Instagram ya llevan la geolocalización desactivada por defecto, BeReal hace lo contrario. Al publicar una foto, se pide a los usuarios que activen o desactiven la geolocalización y que decidan si quieren compartirla con toda la comunidad de BeReal o solo con su círculo de amigos.
    «Recomendamos encarecidamente a los usuarios que desactiven la geolocalización, especialmente cuando compartan fotos en la sección de Discovery», dice Williams. » Esta sección muestra fotos a usuarios fuera de su grupo de amigos y es accesible por cualquier usuario de la aplicación. Una ubicación en tiempo real puede ser mal utilizada para acosar o hacer perfiles.
  5. La app permite cookies de terceros: al igual que Facebook, Instagram y otras aplicaciones de redes sociales, BeReal utiliza cookies de terceros. Eso significa que la actividad del usuario es rastreada por los anunciantes con el fin de ofrecer anuncios personalizados. Este tipo de rastreo de datos se ha normalizado para muchos en Internet, pero tiene el potencial de ser invasivo.
    En definitiva, BeReal tiene muchos de los mismos problemas de privacidad que han afectado a las redes sociales desde el principio, por lo que cada usuario debe decidir lo importante que es para él la privacidad online. Tal vez simplemente se pregunte a sí mismo: ¿Realmente quiero que una empresa más tenga acceso a tanta información sobre mí? Y ¿merece la pena formar parte del grupo exponiéndome a mí mismo y a los demás de una forma que podría ser peligrosa?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.