5 consejos para pasar una noche de Halloween cibersegura

Se acerca Halloween, el día más terrorífico del año, fecha en la que los niños se disfrazan de sus héroes o villanos favoritos y van de puerta en puerta con el objetivo de recoger todos los caramelos que puedan de manos de sus vecinos. Sin embargo, mientras que algunos de los fantasmas, demonios y brujas de las calles permanecen en lo fantasioso y mágico de la noche, los que se pueden encontrar en el mundo digital son demasiado reales.

Con el fin de salvaguardar la seguridad en este día tan señalado, ESET, compañía experta en ciberseguridad, ha preparado 5 consejos que ayudarán a los padres a mantener a sus hijos a salvo la noche de Halloween, tanto dentro como fuera de las fronteras de Internet.

· La decoración de tu móvil puede acabar en una amenaza de malware: disfraces originales, casas decoradas, caramelos espeluznantes… Las familias españolas se preparan para una noche terrorífica, pero también entretenida. Los niños siempre desean ir más allá en su afán por divertirse y, por ello, llenan sus teléfonos móviles de aplicaciones con temática de Halloween que hacen ruidos extraños, juegos de miedo o incluso tonos de llamada espeluznantes.
Sin embargo, es probable que los niños no estén dispuestos a gastar su dinero en la compra de estas aplicaciones y prefieran buscar otras opciones gratuitas. Eso puede incluir la búsqueda de productos en tiendas de aplicaciones no oficiales, hacer clic en anuncios posiblemente maliciosos o descargar aplicaciones de desarrolladores dudosos. Cualquiera de estas opciones puede acabar desembocando en una amenaza de malware para el dispositivo.

En este punto, el aspecto fundamental es hablar con tus hijos sobre los hábitos de ciberseguridad adecuados, como ceñirse a las fuentes oficiales a la hora de descargar cualquier tipo de aplicación, ya sean tonos de llamada, juegos o temas.

· Cómo enseñar a tus hijos a evitar los espectros que acechan en el mundo digital: mientras que los niños prefieren fingir que los monstruos se limitan a la fantasía, los adultos son conscientes de que los monstruos pueden ser demasiado reales; especialmente en el ámbito digital. Ellos también se disfrazan, a veces caracterizándose como un amistoso desconocido, otras escondiéndose tras la máscara de un amigo.
Los monstruos que se esconden tras estas identidades inventadas se dedican al acto de grooming, en el que se aprovechan de la inocencia de sus víctimas y tratan de ganarse su confianza. Para ello utilizan diversas técnicas, como la manipulación psicológica y la persuasión, con el objetivo final de abusar de sus víctimas de diversas maneras.

Entonces, ¿cómo enseñar a tus hijos los peligros que se esconden en las sombras de Internet? El primer paso es mantener una conversación franca y abierta sobre el tema, hacerles sentir seguros y entender que pueden confiar en ti y acudir a ti con cualquier problema. El segundo consejo es uno que se ha escuchado muchas veces: «No hables con extraños». Principalmente, en Internet. Por último, aunque las actitudes hacia el control parental son diferentes, emplearlo para supervisar las actividades de tus hijos en Internet y lo que publican en las redes sociales puede llegar a ser un factor clave, sin obviar la explicación de la importancia de la privacidad.

· El robo de identidad de los más inocentes: como cada Halloween, los ciberdelincuentes intentarán engañar a los destinatarios con campañas de phishing de temática especial y así privarles de sus credenciales. Y aunque los adultos pueden llegar a distinguir los correos electrónicos falsos de los reales, los niños, que son más confiados, pueden ser engañados más fácilmente.
Los estafadores pueden personalizar la campaña de phishing para que sea cualquier cosa, como un correo electrónico de advertencia de acceso no autorizado a una cuenta de redes sociales o descuentos importantes con temática de Halloween. Tus hijos podrían recibir un mensaje que supuestamente enlaza con un par de zapatillas con grandes descuentos, pero al hacer clic en el enlace infectan sus dispositivos con malware o son redirigidos a un sitio web de phishing. En este sitio web se les pedirá que inicien sesión con sus credenciales de las redes sociales para comenzar el proceso de reclamación y, al final, probablemente también podrían llegar a los datos de su tarjeta de pago, en caso de disponer de una. Y así, sin más, sus identidades e información de pago serían robadas por los ciberdelincuentes.

Aunque la mayoría de los correos electrónicos de phishing son detectados por los filtros de spam, algunos consiguen colarse en las bandejas de entrada. Por eso es importante que enseñes a tus hijos a protegerse contra el phishing y a detectar las señales de que se trata de una estafa. Por ejemplo, revisando las posibles faltas de ortografía, la evocación de una sensación de urgencia, la solicitud de demasiada información personal o el hecho de que el correo electrónico provenga de un dominio dudoso. El uso de la doble autenticación también puede proporcionar una capa adicional de seguridad.

· Las páginas web de streaming como fuente de malware: la noche se ha puesto en marcha, tus hijos han terminado de pedir caramelos y están a punto de prepararse para una noche de cine lúgubre, terrorífica y espeluznante con sus amigos. Por lo general, esto implica una lluvia de ideas y la elección entre una lista que incluye desde clásicos del género de terror hasta remakes modernos.
Una vez que se deciden por algo, tal vez «It» de Stephen King, probablemente tratarán de encontrar algún sitio para reproducirla en línea y, preferiblemente, gratis. Sin embargo, los sitios web de streaming pueden acarrear una serie de problemas. En primer lugar, la mayoría de los sitios web de streaming gratuito están al borde de la legalidad. Y, en segundo lugar, estos sitios web suelen bombardear a los usuarios con anuncios emergentes o adware que, en la mayoría de los casos, tratan de generar ingresos, pero que a veces pueden estar infectados de malware. Algunos de ellos incluso utilizan tácticas de miedo para convencer a la gente de que sus dispositivos han sido comprometidos. Los niños, que pueden ser fácilmente engañados por estos anuncios, pueden entonces hacer clic en ellos y descargar el malware en sus dispositivos, comprometiéndolos de verdad.

La mayor parte del adware puede ser detectado por las extensiones de bloqueo de anuncios de confianza que puedes añadir a tu navegador. Pero la solución más efectiva es enseñar a tus hijos a evitar la visita a sitios web dudosos que utilizan tácticas similares. Puedes alquilar la mayoría de las películas en línea o utilizar los servicios oficiales de streaming.

· El control parental para evitar contenido inapropiado: los niños son un grupo curioso, les gusta explorar y descubrir cosas. Sin embargo, un viaje de exploración a través de Internet no siempre es un asunto totalmente seguro. Y sin algún tipo de supervisión, pueden ver cosas inapropiadas para su edad o meterse en problemas.
Por ejemplo, al buscar contenidos con temática de Halloween, desde leyendas urbanas de miedo hasta juegos e imágenes espeluznantes, pueden tropezar con contenidos sangrientos o no aptos para su edad, ya que están dirigidos a un público adulto. Esto puede ocurrir a pesar de sus mejores intenciones, ya que no todos los sitios web son estrictos con la moderación de sus contenidos o tienen restricciones de edad. Ahí es donde el control parental puede ser útil.

Los controles parentales dan a los niños una amplia libertad para navegar por Internet y utilizar sus dispositivos como les plazca, pero permiten a los padres poner límites saludables y supervisar sus actividades. Esto incluye la configuración de filtros para contenidos potencialmente maliciosos e inapropiados para la edad y la limitación de los motores de búsqueda a resultados seguros. También es prudente hablar con tus hijos sobre el control parental para que no les pille desprevenidos.

En resumen, la mejor manera de proteger a tus hijos durante esta temporada de Halloween es educarlos sobre los distintos riesgos y amenazas que pueden encontrar en Internet. Y, de paso, no bajes la guardia: aunque los adultos estén más acostumbrados a detectar y evitar las estafas, los ciberdelincuentes también te tienen en el punto de mira. No cierres los ojos y mantén la cordura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.