Utilizar Internet para disfrutar de películas en casa: consejos de devolo para el streaming de vídeo

Netflix®, Amazon Prime®, Disney+® y mucho más: todo el mundo habla de los servicios de streaming y cada vez están más presentes en nuestros salones. Muchas personas se han convertido ya en sus propios directores de programas para disfrutar de los mayores éxitos del cine y la televisión desde la comodidad de sus hogares. Pero la pregunta es: ¿Cuáles son los mejores servicios y para quién? ¿Y cuáles son las instalaciones necesarias para que el cine en casa sea un éxito incluso cuando se retransmiten varias películas al mismo tiempo?

Streaming online: television 2.0
Cada vez más personas utilizan los servicios de streaming como una alternativa a la televisión tradicional o a ir al cine. El contenido ofrecido por grandes servicios de streaming como Netflix® o Amazon Prime Video® es tan amplio que te podrían mantener entretenido sin interrupción durante semanas o meses. Estas plataformas incluso crean su propio contenido original. Grandes éxitos como el documental “Tiger King”, la serie “Preacher”, o la premiada “La maravillosa Sra. Maisel”, no están disponibles en los canales de televisión tradicionales, lo que incita, incluso más, a los espectadores a suscribirse a servicios de streaming. Sin embargo, los canales de televisión también han empezado a abrirse más a un futuro definido por el streaming. Los éxitos de la televisión ya están disponibles online gracias a páginas web o aplicaciones, ya sea en directo o a la carta. La principal ventaja del streaming online es que el espectador no tiene que seguir un horario predefinido.

Servicios de streaming de pago
Se puede disfrutar de la mayoría de los servicios de streaming mediante suscripciones de pago. Decidir qué servicios son los que más valen la pena es una cuestión de preferencia. A continuación, te proponemos un resumen de los servicios y programas que se ofrecen. Para elegir el servicio más adecuado, recomendamos opciones como justwatch.com. En esta página web puedes buscar películas y series para descubrir dónde se transmiten los contenidos que mejor se ajustan a tus gustos.

¿Estás buscando series? Entonces Netflix® o Amazon Prime® te pueden interesar. Estos dos “clásicos” servicios de streaming ofrecen un gran número de series, incluyendo contenido exclusivo original. Sky España es otra buena opción en este segmento. Se trata de un servicio separado del famoso canal de pago británico Sky, al que puedes suscribirte mensualmente y elegir entre el paquete de series o películas. En particular, es una inversión que merece la pena sobre todo para los fans de la televisión que quieren ver las producciones originales del canal de televisión estadounidense HBO® (por ejemplo, Westworld) poco después de su estreno.

¿Estás buscando películas? Los servicios que hemos mencionado también son buenas opciones para las películas. Sin embargo, si quieres verlas lo antes posible después de su estreno en el cine, deberías probar iTunes® o la tienda de Prime Video. Es importante saber que, en la mayoría de los casos, hay que pagar para ver las películas actuales: o bien compras el contenido de manera virtual, o bien lo alquilas para unos pocos días. Como aquí no hay tarifa plana, los usuarios pueden elegir películas específicas y aprovechar las ofertas de los distintos proveedores de manera flexible.

Otros servicios que hay que mencionar son DAZN® (que se centra en los deportes), y los más recientes Disney+® y Apple TV+®. Este último puede compararse con Amazon Prime Video®, y es una opción interesante principalmente por su gran cantidad de contenido original exclusivo. Por otra parte, aunque Disney+® propone todavía un contenido limitado, ofrece un gran catálogo de clásicos de Disney®, Pixar®, 20th Century Studios® y National Geographic®. Su contenido encaja perfectamente con familias con niños o con aficionados de grandes sagas de películas como Star Wars® o las exitosas producciones de Marvel®. La gran ventaja es que como Disney+® ofrece de manera exclusiva su propio contenido original, no existe prácticamente ninguna probabilidad de que algunas de las series o películas dejen de estar disponibles de repente.

Los usuarios deberían recordar siempre este riesgo cuando hacen uso de las plataformas de streaming online. En general, el contenido suele estar atado bajo licencia a los proveedores de streaming durante un determinado periodo de tiempo, a excepción del contenido original. Como resultado, algunas películas y series desaparecerán de los catálogos y serán reemplazados por nuevos contenidos. Los usuarios que están interesados en una serie en particular con varias temporadas deberían averiguar durante cuanto tiempo estará disponible antes de decantarse por un servicio de streaming.

Servicios gratuitos
¿Streaming online sin tener que pagar? ¿Existe esta opción? En principio sí, aunque no podrás disfrutar de los grandes éxitos. Por ejemplo, las bibliotecas de medios de las emisoras de servicio público están disponibles sin coste alguno. Ahí los usuarios podrán encontrar una gran selección de contenido que le guste a toda la familia. Muchos canales de televisión famosos transmiten sus programas de manera gratuita a través de sus propias páginas web o aplicaciones. En este contexto, Plex® está tomando un interesante camino propio. La compañía estadounidense ofrece a sus usuarios la posibilidad de almacenar en línea su propia biblioteca multimedia, para asegurarles, por ejemplo, que no tienen por qué irse de vacaciones sin su colección privada de películas. Ahora, Plex® ha empezado a ofrecer un servicio de streaming que contiene muchas películas clásicas disponibles de forma totalmente gratuita.

¿Cómo se financia este modelo? Gracias a la publicidad. Al igual que la televisión tradicional, las películas están interrumpidas por breves cortes comerciales. Se trata de una buena opción para todos aquellos que quieren probar el mundo del streaming sin tener que pagar una suscripción.

Por último, puedes aprovechar también los periodos de prueba ofrecidos por los servicios de pago. Estos periodos de prueba suelen durar solo unos pocos días, pero son una buena opción para tener una primera impresión del contenido y de la calidad.

El streaming online está en todas partes
Una de las mayores ventajas del streaming online es que hoy en día no hay prácticamente ningún obstáculo para iniciarse en él. Casi todos los dispositivos modernos están equipados para el streaming. Las Smart TVs dan acceso a los usuarios a las aplicaciones directamente a través de sus televisiones. Los set-top-box como el Apple TV® o soluciones video stick más simples como el Amazon Fire TV Sticks®, también hacen posible la transmisión en televisores más antiguos. Lo mismo se puede decir de las videoconsolas de última generación que, a excepción de la Nintendo Switch®, se pueden usar para el streaming. Y, por supuesto, para beneficiarse de estos servicios también están los ordenadores de sobremesa, los portátiles, las tablets y los smartphones. Se puede acceder al contenido por medio de aplicaciones, que están disponibles para todos los sistemas operativos habituales, o a través de un navegador web. Esto significa que hay multitud de opciones adecuadas para que pueda haber plataformas de streaming en cualquier casa. Sin embargo, hay otro requisito muy importante: la red doméstica.

Streaming de mejor calidad con una buena red doméstica
Sin una conexión a Internet rápida y estable, la noche que habías planificado para estar en casa viendo una película puede convertirse rápidamente en una frustrante noche de espera y búsqueda de conexión. Es posible que el vídeo se pare continuamente por el buffering, o que la calidad sea tan pobre que los píxeles de la imagen parezcan bloques de construcción. Estos problemas ocurren principalmente cuando varios vídeos se están cargando a la vez en una misma casa. Puede pasar incluso cuando la conexión a Internet debería ser lo suficiente potente como para aguantarlo (15 Mbps es el requisito básico para la carga de un video en calidad HD). La razón de estos contratiempos suele estar relacionada con una mala red doméstica.

En muchos hogares, Internet no llega a todas las habitaciones sin perder velocidad. Aquí es dónde los adaptadores Powerline vienen al rescate de tus noches de películas. Esta solución permite extender la red doméstica a toda la casa: solo hay que enchufar un adaptador en una toma de corriente y conectarlo al router. Esto le permite distribuir la señal de Internet a través de los cables eléctricos de la casa. A continuación, puedes usar un segundo adaptador para instalar un nuevo punto de acceso a Internet en cualquier toma de corriente que tú elijas: en el salón, en tu dormitorio o en tu home office. Con productos como los de la gama Magic de la compañía alemana devolo, ¡no hay nada que te impida disfrutar de tus películas y series!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .