La española Datapoint Europe desafía el brexit y abre filial en UK

varios_logo_datapoint-europaDatapoint Europe, multinacional española especialista en soluciones y servicios de Contact Center, acaba de inaugurar filial en el Reino Unido, pocas semanas después de confirmarse la intención de este país de salir de la Unión Europea. La firma se convierte así en una de las primeras en desafiar al denominado Brexit, e incluso sus directivos consideran que éste es el mejor momento para ampliar su radio de acción en Europa.

La nueva filial tendrá plenas competencias en este país y será la punta de lanza de la estrategia del grupo español, ya consolidado como uno de los principales proveedores de soluciones y servicios de Contact Center a nivel internacional.

Como asegura el CEO de la multinacional, Rafael Aranda, “después de cerrar un ejercicio fiscal positivo, en términos de crecimiento y beneficios, estamos en disposición de dar un nuevo impulso estratégico al negocio abriendo operaciones en el Reino Unido, el mayor mercado europeo para el Contact Centre. Estamos convencidos que esta apertura ayudará a consolidar nuestro crecimiento en los próximos años”.

El grupo español, con filiales en Alemania, Benelux, Francia e Italia, contaba con una mínima representación en el Reino Unido que ahora se verá potenciada con esta nueva filial. De este modo, Datapoint Europe podrá en el mercado británico la misma oferta de productos y servicios que tiene actualmente en Europa Continental.

Esta decisión contrasta con los augurios de expertos y analistas que consideran que el Brexit puede provocar una estampida de empresas multinacionales del Reino Unido, ante la previsible consolidación de nuevas barreras a la actividad comercial.

Sin embargo, desde Datapoint Europe consideran que, en realidad, se trata de una gran oportunidad para sus intereses, ya que la salida de Reino Unido de la Unión Europea no va a suponer que las empresas dejen de tener estrategias comerciales globales y, por tanto, la demanda de soluciones y servicios de Contact Center, integrados, globales y con los mismos estándares de calidad, seguirá presente. Las mayores dificultades que puedan encontrarse las compañías para comerciar entre ambas zonas será un problema que dará más valor a Datapoint Europe.

En este contexto, Rafael Aranda comenta que “más allá de las repercusiones económicas del Brexit, lo que parece claro es que las multinacionales con filiales en el Reino Unido y las empresas locales tendrán que optar por proveedores globales, que minimicen los problemas ocasionados por el Brexit, siendo capaces de ofrecer los mismos servicios independientemente de su ubicación”.

Lo cierto es que muchos expertos y analistas económicos ya han augurado una pérdida de negocios para la economía británica que podría suponer varios puntos menos en su Producto Interior Bruto, nuevas trabas al intercambio de bienes y servicios y un desánimo general entre los inversores que esperan una caída importante de la actividad comercial y económica.

La Primera Ministra del Reino Unido Theresa May ha confirmado que convocará el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, antes de que finalice el mes de marzo de 2017, y será entonces cuando comience a materializarse la salida del Reino Unido de la UE, proceso que durará, al menos, dos años.

La consultora IDC ya ha estimado que el Brexit tendrá un impacto negativo en el sector tecnológico del Reino Unido (el gasto en TI del país caerá entre un 2% y un 15%, según sus estimaciones), pero apenas se notará en el resto de la Unión Europea, por lo menos a corto plazo. En todo caso, la transición a la tercera plataforma o el hecho de que muchas empresas dispongan de acuerdos plurianuales son factores que hacen que, en un primer momento, no se espere una caída dramática del sector.

En cambio, la banca, la industria o el retail sí sufrirán importantes estragos, derivados de una caída en el consumo externo y el fin de la libre circulación de trabajadores que podría provocar un éxodo de talento en el sector tecnológico británico que no podría cubrir la demanda de profesionales cualificados, ya que el derecho de los ciudadanos de la UE a continuar trabajando sin necesidad de visados, o permisos de residencia en el Reino Unido, no está garantizado.

Incluso, Londres podría perder su condición de City (principal mercado europeo de intercambio financiero), a favor de otras capitales europeas, como París, Frankfurt, Ámsterdam, o Madrid, en un escenario muy convulso que podría deparar fluctuaciones en bolsa, subida de las primas de riesgo, nuevas políticas arancelarias o una evidente pérdida de energía en la gestión de la desconfianza sobre las inversiones.

En términos macroeconómicos, se prevé que el Brexit suponga un aumento arancelario impactando en el coste final de producto y en el flujo de mercancía y capitales, y poniendo de relieve la importancia del precio que pagamos por la gestión del dinero o por los servicios financieros.

Desde el punto de vista de Datapoint Europe, no obstante, existe una clara oportunidad para los proveedores globales de servicios de Contact Center y su estrategia pasa por consolidarse en el Reino Unido como un proveedor multinacional. No debe olvidarse que Datapoint Europe es uno de los socios fundadores de la Alianza Internacional de Comunicaciones (ICA) en la que se integra y que aborda grandes proyectos multinacionales en todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .